Política Chile

PARO NACIONAL DE PROFESORES

La lucha de profesores en una semana decisiva: derrotemos la intransigencia del gobierno con el paro nacional unificado

Un mes de paro nacional indefinido del Colegio de Profesores. El gobierno ha redoblado su intransigencia y quiere derrotar a los docentes. Pero éstos tienen apoyo popular, aumenta la unidad y las medidas de coordinación. Hoy en las calles se movilizarán miles en un paro unitario educativo de hecho. La lucha entra en una semana decisiva. Hay que avanzar a un paro nacional inmediato convocado por todas las organizaciones sindicales, estudiantiles, sociales y de la izquierda, para que triunfen los profesores.

Pablo Torres

Comité de Redacción / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Miércoles 3 de julio

El gobierno se endurece pero los profesores sacan nuevas fuerzas

La semana pasada la enorme fuerza de las y los docentes, mostrando su disposición de lucha, ganando apoyo popular y donde se expresaron tendencias combativas a los cortes y la movilización unitaria entre sectores (como estudiantes y portuarios), el gobierno había sido obligado a sentar a negociar a la ministra Cubillos. Sin embargo, antes de sufrir un rechazo masivo a las “concesiones” del gobierno (que no respondían a ninguna de las reivindicaciones fundamentales) el domingo endureció la línea, y Piñera llamo al “paro ilegal” y señaló que no hay plata para las demandas. El lunes, Cubillos llamo a que vuelvan a clases y amenazó que habrá descuentos si no vuelven a clases, e incluso a quitar las subvenciones.

Y luego salieron con Chile Vamos a atacarlos, con una campaña en redes sociales de #NoAlParoPolítico y llamando a bajar la huelga con una línea para que los apoderados se tiren contra los profesores. Cubillos luego condicionando el dialogo a deponer el paro, o sea, rompiendo en los hechos la mesa de negociación. La tarde de ayer mientras no asistió a la comisión de educación del senado que tocaría el paro de profesores, sin embargo asistió junto a Piñera a ver el eclipse, mientras son ciegos, sordos y mudos a las demandas docentes.

Sin embargo este lunes los profesores rechazaron nuevamente las mínimas concesiones por parte del gobierno. Más de un 70% votó por continuar con la paralización indefinida. Este miércoles habrá de hecho un “paro educativo”, desde profesores hasta asistentes de párvulo, universitarios y trabajadores del Ministerio de Educación. Desde la Confech y secundarios se movilizarán, y desde la ANEF dieron su apoyo al paro. El jueves se ha convocado un nuevo cacerolazo, y ese mismo día las y los trabajadores de la salud pública entrarán en paro. La movilización de hoy unificada es una medida que hay que transformarla en un inicio del paro nacional con millones en las calles. Es el momento en que la CUT y los sindicatos, organizaciones sociales, estudiantiles y de mujeres, convoquen a un gran paro nacional para que seamos millones en las calles para que triunfen los profesores contra este gobierno intransigente.

Las y los profesores han irrumpido en la escena política nacional y está canalizando el rechazo al gobierno que se ha transformado en el apoyo popular a su lucha. Aunque todavía no logren derrotar al gobierno, y se mantiene un cierto equilibrio de fuerzas, está la posibilidad que puedan avanzar a unificar las fuerzas sociales que pongan al gobierno entre las cuerdas y asestar un golpe a sus reformas neoliberales y sus ataques.

El desgaste del gobierno, el descontento creciente frente a las instituciones del régimen y “tiempos mejores” que solo llegan para grandes empresarios, puede activarse si se logra unificar a los profesores con los millones que están hartos de las políticas de este gobierno.

Tendencias a la unidad, combatividad y coordinación

Hay varias tendencias claves que han logrado sostener un mes la lucha pese a la intransigencia del gobierno y al titubeo de las conducciones sindicales: 1) a la disposición de las bases a pelear por sus demandas; 2) a la unidad con otros sectores, con gran apoyo popular, que aunque sea pasivo, empieza a activar a numerosos sectores con solidaridad activa; 3) tendencias iniciales la combatividad y coordinación, como hemos visto con la unidad con portuarios o como vimos en Antofagasta, donde de forma unificada diversos sectores han cortado las rutas y se han movilizado en unidad, mediante la influencia de sectores combativos como la agrupación Nuestra Clase.

Las tendencias más avanzadas no han sido de ninguna manera alentadas por las conducciones como Aguilar (FA), que más bien han titubeado frente a la lucha aunque respetando “las bases” pues no quieren sufrir una “rebelión de las bases” que sufrió años atrás la vieja conducción sindical burocrática de Jaime Gajardo (PC) y que ahora hipócritamente busca reubicarse.

Más aún, las direcciones sindicales y estudiantiles ligadas al Frente Amplio y al Partido Comunista no han buscado unificar las luchas y fortalecer las tendencias a la coordinación y combatividad. Se oponen a que se desarrollen tendencias más radicalizadas y que se convoque al paro nacional activo para derrotar a este gobierno. Ahora, que convocan un paro y movilización educativa, no se puede diluir en una sola jornada de acción desligada de un plan de lucha para avanzar al paro nacional con millones en las calles. La CUT, en vez de mantener la tregua permanente con el gobierno y estar mirando la lucha desde la galería, debería convocar a asambleas en los lugares de trabajo para preparar el paro nacional.

La izquierda, como PC y el FA, con su peso electoral, parlamentario y en sindicatos, centrales, organizaciones estudiantiles, sociales y populares, no ha volcado ni su peso social ni su peso político para el triunfo de las y los profesores. Sigue sosteniendo su política de “unidad de oposición” mientras la ex Nueva Mayoría, encabezada por la DC, busca “acuerdos” con el gobierno para pasar sus reformas neoliberales a favor del gran empresariado.

Ha fracasado la política de “unidad de oposición” para derrotar las reformas y ataques de Piñera. Seguir el camino del desgaste parlamentario y luchas aisladas y dispersas solo le permite ganar fuerzas a un gobierno debilitado.

La lucha de las y los profesores el gobierno la ha transformado en una lucha política, pero hay que derrotarles.

Hoy más que nunca, el paro nacional unificado con millones en las calles

Como venimos insistiendo desde la agrupación de profesores y trabajadores de la educación Nuestra Clase y estudiantes de Vencer, y desde las páginas de La Izquierda Diario estamos en un momento decisivo de la lucha: o triunfan las y los profesores, en unidad en las calles con millones; o triunfará el gobierno intransigente.

Es necesario unificar las luchas, con asambleas comunes e instancia de coordinación de profesores, trabajadores en lucha, estudiantes y demás organizaciones para preparar un plan de lucha nacional y un gran paro nacional unificado.

Es el momento de pasar a la ofensiva contra este gobierno, y las y los profesores están encabezando esa pelea. Si somos millones con un paro nacional y movilización unitaria, tendremos fuerza para que triunfen los profesores y para luchar para terminar con la educación de mercado y autoritaria heredera de la dictadura, sacar a la policía de liceos y democratizarlos bajo co-gobierno de los estamentos educativos y la comunidad.

De esta lucha con un gran paro nacional pueden salir las fuerzas para derrotar las reformas y ataques de Piñera y avanzar poner fin a este Chile autoritario, represivo e intransigente que mantiene vigentes las herencias de la dictadura.






Temas relacionados

paro nacional de profesores   /   Marcela Cubillos   /   Colegio de Profesores   /   Chile Vamos   /   Debate Educacional   /   Política Chile   /   Huelga de profesores   /   Sebastián Piñera   /   Profesores   /   Colegio de Profesores de Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO