Política Chile

ARGENTINA

La marcha por la "propiedad privada y la patria" de la derecha argentina para defender sus privilegios

En varias ciudades de Argentina sectores de clases medias altas se concentraron para pedir por la “propiedad privada”, contra la reforma de la justicia, por más policías en los barrios e incluso contra el derecho al aborto.

Martes 18 de agosto | 07:51

Foto: Kresta Pepe

La convocatoria se hizo sentir en varias ciudades a lo largo de Argenitna. En 4x4, camionetas y autos, por lo general de último modelo llegaron los manifestantes a los distintos puntos de encuentro. Si bien había gente de distintas edades, no cabe duda de que el promedio era de gente mayor y de elevada posición social.

Las principales movilizaciones tuvieron lugar en varios barrios de la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza. Fue menor en Rosario. También hubo concentraciones menos destacadas en otras ciudades.

Consignas

Hubo consignas de todo tipo. Entre su diversidad se pudieron observar a lo largo de la tarde las que hacían referencia a la oposición a la reforma judicial que viene impulsando el Gobierno Nacional. Claro está que en este punto no se escuchó ninguna consigna que critique el proyecto de reforma por no cuestionar ninguno de los muchos privilegios de los integrantes del poder judicial.

Te puede interesar:[Fotogalería] Imágenes de la derecha anticuarentena

La oposición a la cuarentena encontró en la marcha todo tipo de expresiones. Estaban aquellos que, a lo Bolsonaro, pedían por el uso del dióxido de cloro. La muerte de un niño hace pocos días por ingerir este “remedio” parece no ser suficiente advertencia. También se escucharon voces que negaban la propia existencia de la pandemia. La cifra de 5.714 fallecidos por Covid-19 en Argentina no entra en el juego.

“En defensa de la propiedad privada” y las comparaciones entre el Gobierno de Alberto Fernandez y el chavismo se repitieron por cientos. Recordemos que este Gobierno había insinuado con intervenir la empresa Vicentín. Sin embargo, el retroceso en esas medidas al calor de la presión derechista, terminó envalentonando a estos sectores que hoy (como siempre) vuelven a hacer bandera de esta consigna.

La demanda de mano dura y contra la inseguridad también estuvo entre los manifestantes, proponiendo llenar de más policías las calles. Si algo no viene faltando en estos meses de cuarentena es una verdadera ola de violencia policial, especialmente contra los jóvenes de barrios populares, empezando por el caso de Facundo Castro y su desaparición forzada a manos de la policía bonaerense comandada por Sergio Berni. Estas demandas agitan el avispero para seguir envalentonando a estas mismas fuerzas.

Sin importar que desde el gobierno argentino deslizaron estas últimas semanas que el Proyecto de Ley por el Derecho al Aborto no se trataría este año, sectores celestes se hicieron presentes. Entre las distintas banderas se encontraban la Agrupación de Varones Patriarcales, un ejemplo de los "llamativos" nombres de grupos antiderechos, claramente vinculados a la iglesia católica.

Caras y caretas

La fecha venía siendo alentada hace varias semanas por importantes referentes de la oposición derechista, en su mayoría vinculados a Juntos por el Cambio (aunque algunos sectores de esta alianza se diferenciaron del llamado). El actor y referente de la UCR, Luis Brandoni, estuvo a la cabeza de “agitarla” por las redes sociales. Junto al ex funcionario macrista Hernán Lombardi dieron la nota al mostrarse junto a unos “flota-flota” en los alrededores del obelisco.

Patricia Bullrich, quién fue parte del sector del PRO (Macri) que apostó fuerte a la movilización, recibió al llegar al obelisco el saludo militar de un policía. Luego de lo cual leyó un mensaje con varias de las demandas que caracterizaron al conjunto de la movilización. Entre las mismas, manifestó también su preocupación por “un montón de gente que está sin trabajar”. Cinismo sin fin de quién fuera la principal responsable de reprimir a cualquier sector de trabajadores que reclamara por sus puestos de trabajo durante los años en que estuvo al frente del Ministerio de Seguridad. La preocupación entonces no era otra que la de “mano dura” y la defensa de los intereses patronales.

Una disputa abierta

En esta amalgama de expresiones, si algún sector salió beneficiado es el del gran empresariado. Como anticipábamos hace pocos días, la derecha iba a jugarse a “ganar las calles”. Parte de su juego fue mostrar la movilización de este lunes como una defensa de los intereses de amplios sectores de la población. Lejos de eso, son los mismos sectores empresarios que, sin importar el aumento de casos de coronavirus o el fuerte incremento de contagios y fallecidos en lugares de trabajo, se apuran por seguir con sus negocios.

Te puede interesar: La derecha quiere ganar las calles: sus planes para la crisis y los motivos para enfrentarlos

Ante un Gobierno que terminó cediendo miles de millones de dolares frente a los tenedores de bonos argentinos, que retrocedió con fuerza frente a la presión patronal en Vicentín (una empresa investigada incluso por fraude al estado); sumado a la preocupación constante por preservar las ganancias empresarias mediante el régimen de ATP, mientras millones apenas viven con un IFE de $ 10.000 pesos argentinos (aprox. $110.000 pesos chilenos) que lejos están de cualquier canasta alimentaria, no es de extrañar que la derecha se envalentone.

Pero en Argentina, así como en Chile, ante este escenario resulta claro que es necesario poner otras fuerzas en movimiento, la calle no puede ser sólo de la derecha. Parte de esto es lo que vienen discutiendo los importantes plenarios de trabajadores impulsados por la izquierda que se referencia en el Frente de Izquierda y los trabajadores. Como viene reflejando nuestro medio hermano, y parte de la red de diarios digitales, La Izquierda Diario Argentina, docentes, trabajadores de la salud, ferroviarios, trabajadores de comercio, de la alimentación o de las telecomunicaciones, entre muchos otros, así como un gran número de estudiantes se vienen organizando en todo el país. Se trata de organizarse y poner en discusión como enfrentar los ataques en curso sobre millones de trabajadores, pero también sobre como pelear por un programa de fondo para que, esta vez, les toque pagar las consecuencias a los grandes empresarios.

Son los miserables o nuestras vidas.

Te puede interesar: Con más de 3.000 trabajadores, arrancaron con fuerza los plenarios abiertos en diez gremios






Temas relacionados

Jair Bolsonaro   /   Argentina   /   Política Chile   /   Derecha

Comentarios

DEJAR COMENTARIO