HISTORIA

La verdadera historia del Día de la Madre: demandas feministas y uso comercial hoy

A lo largo de la historia hemos celebrado a nuestras madres los segundos domingos del mes de mayo. Pero, ¿qué hay detrás de las flores y los chocolates?

Beatriz Bravo

Delegada Sindicato Operadores Postales Correos Chile

Sábado 11 de mayo

El día de las madres se ha vuelto una tradición para una gran cantidad de países. En los lugares de trabajo y estudio se habla sobre el "rol de las madres" para luego, el resto del año, olvidar su importancia y las condiciones reales en las que millones de mujeres son madres. El rol reproductivo y el lugar histórico de sostén del hogar son las primeras cualidades que se reivindican a través de los medios de comunicación, como si estas dos tareas fueran lo "natural" para las mujeres. Pero tras todo este discurso maternal ¿cual es la verdadera historia del "día de las madres"?

"La proclama del día de la mujer": un grito de guerra contra las guerras al servicio de las burguesías

De los antecedentes que se conocen, la historia se remonta a EEUU en el siglo XIX con "La proclama del día de la mujer" en el año 1870 por Julia Ward Howe, quien era una liberal abolicionista, escritora, poeta y en ese entonces dueña de casa de las altas esferas de la sociedad, quien enviuda y pasar a ser la primera mujer elegida para la Academia de Artes y las Letras.

Su proclama se dirigía contra la expansión continental de EEUU, después de la conquista de su independencia del Reino Unido, en el cual las guerras y la invasión eran la clave para su desarrollo. Una de las más importantes fue la guerra declarada contra Mexico por los territorios de Texas y Nuevo México. Aquí compartimos un fragmento de su proclama:

"¡Levántense, mujeres de hoy! ¡Levántense todas las que tienen corazones, ya sea su bautismo de agua o de lágrimas! Digan con firmeza: ’’No permitiremos que grandes asuntos sean decididos por agencias irrelevantes. Nuestros maridos no regresarán a nosotras apestando a matanzas, en busca de caricias y aplausos.

(...) Nosotras, mujeres de un país, tendremos demasiada compasión hacia aquellas de otro país para permitir que nuestros hijos se entrenen para herir a los suyos. ’’

(...)En nombre de la maternidad y la humanidad, les pido solemnemente que sea designado un congreso general de mujeres, sin importar nacionalidad, y que se lleve a cabo en algún lugar que resulte conveniente, a la brevedad posible, para promover la alianza de diferentes nacionalidades, el arreglo amistoso de cuestiones internacionales y la gran causa universal de la paz.

Unos años más tarde, en 1905, Anna Jarvis enviaría una solicitud al gobierno de Woodrow Wilson para establecer una efemeride nacional por las mujeres madres que perdieron a sus hijos en una guerra que no era suya. Wilson más tarde fue impulsor de políticas intervencionistas en el Caribe y apoyó entusiastamente al Ku Klux Klan y las políticas segregadoras y racistas en EEUU.

Esto le quitó todo el carácter político anti guerrerista que Julia Ward pretendió darle en 1870, y hoy en día la fecha es para exaltar las cualidades de las amas de casa que nos impuso la cultura patriarcal de la mano con el negocio de los capitalistas; tarjetas, chocolates, electrodomésticos, entre otros. Antes de morir Julia se dedicó a luchar contra el día de la mujer, pues, el gobierno había tergiversado su significado.

Mexico: un día contra el movimiento sufragista

Cuando EE.UU decreta el día de la mujer, las feministas mexicanas ya habían celebrado el primer encuentro feminista en 1916, se habían manifestado en múltiples ocasiones por sus derechos, exigían condiciones de igualdad que sus compañeros y se incorporaban lentamente al mundo laboral. Demandaban el derecho al voto y a derechos reproductivos. En 1922 el gobierno Mexicano instauraba el día de las madres para homenajear a las "dadoras de vida", y se utilizó para contrarrestar la propaganda que algunas feministas, en especial, las yucatecas, habían emprendido para concientizar a las demás mujeres sobre métodos anticonceptivos, aborto y derechos civiles, como el voto, que les eran negados por su condición de género.

El Estado ha buscado detener la fuerza que representan las mujeres

Es así como a través de los años se le ha ido quitando el carácter de sujeta política a las madres de todo el mundo. Sin embargo, es una fecha importante para reivindicar la fuerza que han tenido a lo largo de la historia, una fuerza aplastante y creadora que fue vanguardia de revoluciones (como la revolución rusa). Así también la iniciativa llena de coraje de las Madres de Plaza de Mayo en Argentina, quienes se organizaron para encontrar a los millones de hijas e hijos desaparecidos en la dictadura de Videla.

Hasta el día de hoy esta fuerza arrolladora no deja de estremecer la tierra exigiendo una transformación del orden que históricamente se nos ha impuesto, por el derecho a la maternidad voluntaria y el aborto libre, legal, seguro y gratuito. Por igual trabajo, igual salario. Por la reducción de la jornada laboral. Así, la historia sigue con las mujeres, madres y jóvenes cada vez mas al centro de las transformaciones sociales, políticas y culturales que necesitamos.






Temas relacionados

Día de la Madre   /   Emancipación de la mujer   /   Madres de Plaza de Mayo   /   Historias de mujeres

Comentarios

DEJAR COMENTARIO