Política Chile

PSU

Las cinco falacias del gobierno de Piñera contra los estudiantes secundarios

A continuación, te presentamos, las cinco falsedades más utilizadas por el gobierno de la derecha y los medios de comunicación para justificar la represión a quienes rechazan la PSU.

Lunes 27 de enero | 16:56


1. Contra el oponente (Falacia ad Hominem):

Resaltar continuamente aspectos negativos de los dirigentes secundarios con el objetivo de invalidar sus posiciones.

Poniendo, en este caso, la forma sobre el fondo, ya que, es más útil fomentar el rechazo a la violencia generada durante el boicot, que realmente dar una respuesta concreta sobre lo que se cuestiona de la prueba.

Por ejemplo; en declaraciones Cubillos expresa que se siente frustrada porque los jóvenes llamen nuevamente a la violencia, de igual manera lo hace el diputado por el frente amplio Gabriel Boric quién declaró no compartir la estrategia de la ACES. Incluso la presidenta de la FECH dijo que “apoya manifestaciones, pero no cree que se deba "obstaculizar la PSU".

2. Falsa causalidad (Post hoc ergo propter hoc):

El régimen, el gobierno y los medios, afirman que si los estudiantes fueron a dar la prueba es porque tienen una postura política automáticamente a favor del gobierno, y, en consecuencia, contra las manifestaciones estudiantiles.
Esta generalización es utilizada para dar la falsa idea de que el cuestionamiento a la PSU es una demanda marginal dentro del movimiento estudiantil. Pero en realidad las razones por la que los estudiantes asistieron a dar la prueba obedecen a distintos factores difíciles de determinar.
Por ejemplo: el político de extrema derecha José Antonio Kast, posteo la imagen de una joven agregando un comentario contra la manifestación.
El post recibió la certera respuesta de la joven.

3. La prueba está bien, porque ellos lo dicen (Falacia ad Verecundiam):

La prueba de selección universitaria es una imposición. Ejercida por una minoría de “expertos” que trabajan en el Departamento de Evaluación, Medida y Registro Educacional, y sus decisiones afectan a las 33 universidades.
A pesar de que se han revelado problemas en distintas áreas de la prueba, es muy difícil que alguien pueda contradecir la autoridad tecnocrática y hermética del DEMRE. Lo que ha permitido que la prueba mantenga el mismo formato por 17 años seguidos.

4. Generalización o conclusión apresurada:

Se han dado a conocer entrevistas, aparentemente aleatorias a estudiantes que participaron de la manifestación contra la PSU el pasado 6 y 7 de enero. En dichas entrevistas se escuchan estudiantes que admiten no estar preparados para la prueba, por lo que deseaban que se suspendiera para tener más tiempo para prepararse.
Al mostrar esto quieren generalizar la idea de que el boicot es impulsado por estudiantes flojos, aunque no corresponda a un porcentaje significativo de estudiantes.

5. Una mentira repetida mil veces (Falacia ad Nauseam):
Cuando se trata de implantar una idea en la opinión pública, el régimen actúa de forma coordinada. Se dirigen al público repitiendo palabras claves que después serán comentadas hasta el cansancio en los medios oficiales y redes sociales. Hasta que en un punto la idea se transforme en una verdad difícil de cuestionar.

Piñera y Cubillos buscan mantener intacta la herencia de la dictadora en la educación.

Pero Chile despertó, es importante mantener la discusión sobre el acceso irrestricto a la educación universitaria y contra la educación de mercado en los lugares de estudio y de trabajo.

Es necesario un plan de lucha que haga retroceder a la derecha y con el que logremos cumplir todas nuestras demandas.






Temas relacionados

PSU   /   Política Chile   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO