POBREZA

Las comunas más vulnerables: A mayor pobreza, más contagio y mortalidad

Las comunas con mayor vulnerabilidad son las que han sido más azotadas en cantidad de contagios y número de fallecidos. Comunas como la Pintana, han presentado las mayores cifras de fallecidos que no se tenían hace más de dos décadas.

Lunes 15 de junio de 2020 | 08:02

  • La Tercera

1 / 1

El número de fallecidos y de personas contagiadas por coronavirus en Chile no ha dejado de aumentar, y ha quedado en evidencia por medio de las nefastas decisiones del gobierno y el ministerio de salud, donde tras múltiples cambios en la metodología de conteo, ha transformado todas las cifras en "cifras negras".

El gobierno ha estado jugando sus cartas a través del acuerdo con la “oposición” con bonificaciones a los sectores más vulnerables de tan solo $100.000, cifra que ni siquiera alcanza la línea de la pobreza. Son también los sectores más empobrecidos quienes no pueden realizar una cuarentena ya que no cuentan con medidas ni sanitarias, ni de subsistencia, porque mientras el gobierno decide poner a decenas de comunas en confinamiento, hay millones de trabajadores que si no trabajan no comen, o que se han visto afectados por la suspensión de salario y la consecuente disminución de este a través del seguro de cesantía, despidos, e incluso a tener que aceptar bajarse el sueldo para mantener el empleo.

Actualmente, el epicentro del coronavirus se ha concentrado en regiones como la Metropolitana, donde van alrededor de 135.000 personas contagiadas y concentra el 86% de los fallecidos por covid19 en todo Chile, la peor cara nuevamente, se lo llevan los sectores más pobres, donde, los mayores aumentos de contagio, son las de las comunas con mayores índices de vulnerabilidad.

En la Pintana por ejemplo, que se presenta como la comuna más vulnerable de toda la región Metropolitana (casen, 2017), el Departamento de Estadística e Información de Salud (DEIS) da cuenta la existencia de 175 personas fallecidas, es decir, 53% más que la cifra que se cuenta como la más alta en las últimas 2 décadas. En la comuna de San Ramón el panorama es parecido, en las últimas 2 décadas no se había pasado de 79 fallecimientos mensuales, a partir de la información entregada por el DEIS, entre el 1 y el 31 de mayo, se registraron 114 fallecidos, es decir un 44% más.

Según fuentes de la tercera, a través de FK Economics, dan cuenta de la correlación entre el aumento de fallecidos con la vulnerabilidad de cada comuna, dando cuenta que el aumento de los fallecimientos en el presente año, se generan en mayor medida en los sectores de menores ingresos y de altas tasas de pobreza, donde por otro lado se presentan las comunas con mayores ingresos, en los que el número de fallecidos ha tenido un menor aumento.

Fuente: Diario La Tercera

A todo lo anteriormente mencionado, se suma el factor de “hacinamiento, allegamiento interno, acceso a transporte público y la densidad territorial, que también afectarían el número de fallecimientos a través de un mayor o menor número de contagios” (la tercera)

La realidad en Chile es esta, la clase trabajadora y los sectores más empobrecidos están pagando nuevamente la crisis, sanitaria y económica, perdiendo sus vidas y las de sus más cercanos, sumado a la imposibilidad de sostener económicamente el hogar por suspensiones, desempleo, trabajo informal, pensiones miserables, etc.

Es que la inmensa desigualdad que hay en Chile, mientras el 1% más rico del país (178.000 personas) obtiene ingresos mensuales de $14.954.268, el 0,1% más rico del país (17.800 personas) obtienen ingresos mensuales de $82.917.226, el 0,01% más rico (1.780 personas), obtienen un ingreso mensual por persona de $459.446.908. Mientras que el 50% de los trabajadores chilenos gana menos de $400.000.

Te puede interesar: Acuerdo Covid-19: salvar a un debilitado Piñera, endeudar al pueblo y eximir a los empresarios de la crisis

Mientras, la “oposición” y el gobierno vuelven a saldar una nueva cocina parlamentaria, esta vez decidiendo endeudar a millones de familias trabajadoras –que serán quienes terminarán por pagar la deuda- terminan por firmar un acuerdo entre los partidos del régimen, el gobierno y los empresarios, mientras por otro lado, los efectos sanitarios y económicos se incrementan en los sectores más vulnerables, sumado al aumento de los despidos, los recortes de salario y las suspensiones no dejan de golpear a la clase trabajadora, y ahora el aumento de contagiados y fallecidos en las comunas más pobres, es que las políticas criminales del gobierno de Piñera para enfrentar la pandemia están cargadas en los hombros de las y los trabajadores, ante esto, es necesario que se pueda impulsar una alianza ente pobladores, trabajadores, cesantes, etc. En donde las principales exigencias sean por ¡Salud, Pan y Trabajo! Y una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.

Además de la lucha por un programa de emergencia que considere testeos masivos, la expropiación de viviendas ociosas y hoteles para el uso gratuito de albergues y residencias de calidad para el tratamiento del virus, exigencia de insumos, junto a la prohibición de despidos, cierre de empresas no esenciales y un ingreso de emergencia de $500.000






Temas relacionados

Pandemia   /   Coronavirus   /   Precarización laboral   /   Pobreza

Comentarios

DEJAR COMENTARIO