Internacional

ESTADOS UNIDOS

Las personas desocupadas en Estados Unidos ya suman 36 millones y medio

Según el Departamento de Trabajo otras 3 millones de personas solicitaron el subsidio de desempleo en la última semana, sumando a la cifra de personas desocupadas 36 millones y medio.

Gloria Grinberg

@GloriaGrinberg

Sábado 16 de mayo

Mientras gobernadores y el ejecutivo continúan debatiendo acerca de la reapertura que ya es efectiva en varios estados, en la última semana, 3 millones más de trabajadores solicitaron el subsidio de desempleo sumando a la cifra de personas desempleadas 36 millones y medio.

Muchos gobernadores afirman que la Casa Blanca está tratando de acelerar la reapertura de los estados sin un plan adecuado para reducir la propagación del coronavirus. Los demócratas de la Cámara de Representantes votarán el viernes a favor de un proyecto de ley de gasto de aproximadamente 3 billones de dólares que, según dicen, tendría como objetivo impulsar la creación de empleo y evitar más pérdidas de empleo, en parte al ayudar a los presupuestos estatales y enviar a los estadounidenses más cheques de estímulo.

Sin embargo, los bancos y las grandes empresas son las que se ven más beneficiadas con los paquetes de rescate, como ocurrió con el último rescate de 2,2 billones de dólares, votado por demócratas y republicanos del cual el 75 % fue destinado a salvar empresas y al sistema financiero.

Algunos de los estados que se apresuraron a reabrir su economía, también tienen un importante sector pidiendo ayuda por desempleo. Más de 241.000 personas presentaron una nueva solicitud de desempleo en Georgia, por ejemplo, y más de 221.000 lo hicieron en Florida, ambos marcaron aumentos con respecto a la semana anterior, según datos federales.

Los funcionarios de salud pública indicaron que es demasiado pronto para levantar las restricciones para detener la propagación de la pandemia. La gran cantidad de reaperturas, en general alentadas por Trump, llevó al presidente a declarar este jueves que habrá “una rápida recuperación económica”, y agregó: "Todo eso volverá. Eso va a volver rápido”.

Estados Unidos sigue siendo el país con más muertos por la pandemia, acercándose a los 86 mil casos fatales, el principal consejero médico de la Casa Blanca, Anthony Fauci, advirtió esta semana al Congreso sobre los riesgos de un desconfinamiento antes de tiempo.

El miércoles, el presidente de la Reserva Federal, Jerome H. Powell, ofreció una grave advertencia sobre la economía de Estados Unidos, indicando que es posible una mayor devastación en ausencia de más estímulos del Congreso.

"El apoyo fiscal adicional podría ser costoso pero vale la pena, si ayuda a evitar daños económicos a largo plazo y nos deja con una recuperación más fuerte", dijo Powell en un discurso presentado por el Instituto Peterson de Economía Internacional.

Según el Departamento de Trabajo la tasa de desempleo del país llegó en abril a un histórico 14,7 %. Varios analistas afirman que las pérdidas de empleos en ese período fueron aproximadamente el doble de las que se llevaron a cabo durante la crisis financiera entre 2007 y 2009.

Las cifras de la desocupación suben estrepitosamente si sumamos a los millones de trabajadores informales que quedan fuera del subsidio y planes del gobierno, sin acceso a estos beneficios, por lo que sus casos no son contabilizados.

Detrás de esta terrible situación y del acelerado avance de la pandemia están las condiciones de vida de los trabajadores en Estados Unidos. No existe la indemnización por despido, y la gran mayoría de los y las trabajadoras no tienen derecho a licencias por enfermedad ni seguro de salud que cubra una atención sanitaria adecuada. Con esta realidad, los que sufren las peores consecuencias son los sectores con menos recursos como los latinos y afroamericanos.

Sin embargo, desde hace varias semanas que trabajadores de la salud y de distintas empresas vienen realizando paros y movilizaciones exigiendo medidas elementales de seguridad y contra los despidos y suspensiones.

Trabajadores de Amazon, Mc Donald’s, Burger King, Dominos, Instacart, Walmart, Whole Foods, entre otros, sin contar la de los y las trabajadoras de salud en todo el país vienen realizando paros, protestas y otras medidas de lucha.

Desde que estalló la pandemia, los trabajadores se han unido en torno a las mismas exigencias: equipo de protección personal, beneficios de atención médica, licencia pagada y pago de riesgos.






Temas relacionados

Coronavirus   /   Donald Trump   /   Desempleo   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO