Géneros y Sexualidades

DIVERSIDAD SEXUAL

Ley de Identidad de Género: Gobierno de Piñera retrasa la entrada en vigencia de la ley

Por incumplimiento de plazos, la ley que debía entrar en vigencia este 10 de octubre se retrasará hasta fecha indefinida.

Sábado 29 de junio de 2019 | 12:27

El pasado viernes 27 de Agosto, la fundación Iguales denunció que el Ministerio de Desarrollo Social en coordinación con el Ministerio de Salud no ingresaron en la fecha requerida los reglamentos de la ley a Contraloría, plazo que vencía el pasado 10 de Junio. Esto significa que se retrasa la entrada en vigencia de la ley, fecha que estaba programada para el 10 de octubre.

La Ley de Identidad de Género (LIG) consiste en dar la facultad a toda persona cuya identidad de género no coincida con su sexo y nombre registral, de solicitar la rectificación de éstos, siempre y cuando cumpla la mayoría de edad. Si es menor de edad, los tutores legales pueden solicitarlo a un Juez.

Te puede interesar: Se promulga Ley de Identidad de Género

A pesar de que públicamente el presidente Sebastián Piñera declarara que esta ley iba a tener prioridad, los hechos demuestran lo contrario. No solo por no respetar los plazos establecidos, sino porque esta ley no es suficiente. El cambio de nombre y género en sí mismo no garantiza salud y bienestar a la población trans. La mayoría de les trans, en especial les más pobres, no puede optar a trabajos estables porque les discriminan, lo que les empuja a la prostitución, así como tampoco a tratamientos médicos necesarios o de calidad asociados a su identidad de género, no existe una educación sexo-afectiva que les incluya, ni tienen derecho a contraer matrimonio o adoptar hijos (así como para toda la diversidad sexual), entre otras cosas.

Simplemente, el Estado no se hace cargo de las personas que no se identifiquen o entren dentro de la visión binaria de género.

Sin embargo, la realidad da señales claras. Los crímenes de odio y ataques a personas LGTBIQ+ en lo que llevamos del año revelan dolorosamente la necesidad de que se aborde con seriedad y a nivel estatal este tema. Y con nivel estatal hablamos también de educación, trabajo y vivienda. El suicidio de Matías, de 16 años, en Concepción por bullying dentro de su Liceo a causa de ser trans, es el ejemplo claro de que es necesaria una educación sexual y afectiva desde el ingreso a la escuela, educación no sexista en la colegios, liceos y universidades. Esto demuestra el abandono e invisibilidad por parte del Estado y los gobiernos de turno hacia la comunidad LGTBQ+ completa.

Luego de la marcha del Orgullo Gay el pasado 22 de junio, que este año especialmente conmemoraba los 50 años de la Revuelta de Stonewall, en donde hubo alrededor de 100.000 personas sólo en Santiago, queda claro que el tema es de interés público.

En ese sentido, Pamela Contreras, dirigente nacional de la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas, afirmó que “los derechos de la diversidad y disidencia sexual no serán entregados por voluntad propia del gobierno ni de los partidos del régimen, serán conquistados con lucha y unión de distintos sectores, como estudiantes y profesores ahora movilizados. A pesar que en la última marcha hubo un notable esfuerzo de organizaciones como el Movilh y distintas empresas para convertir la manifestación en una fiesta capitalista, la verdad es que de a poco las personas LGTBQ+ nos organizamos para luchar por nuestras demandas, tanto en nuestros trabajos como lugares de estudio y agrupaciones políticas como Pan y Rosas.”






Temas relacionados

diversidades sexuales   /   Ley de Identidad de Género   /   Pan y Rosas   /   Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO