Deportes

DEPORTES

Lo material determina la conciencia, también al fútbol

"Durante varios pasajes de la historia podemos ver cómo el fútbol no se desliga de la política y sus contextos de lucha contra opresores, por lo tanto una tarea fundamental para los revolucionarios es recuperar toda disciplina deportiva como la instancia de recreación para los millones de explotados y oprimidos."

Louis Álamos

Columnista de deportes

Lunes 23 de febrero de 2015 | 16:37

Actualmente es común escuchar de muchos que el fútbol o mejor dicho las personalidades de este deporte son individuos ajenos a la realidad de la que se vive. Quizás este puede ser un argumento determinante en un período de capitalismo en el que más que jugadores vemos estrellas viviendo en un mundo de lujos, excentricidades y todo lo que conlleva el sueño americano de la vida con ganancias millonarias. Pero si nos involucramos un poco más a fondo del asunto podemos justificar que este estilo de las estrellas del fútbol mundial también está determinado por el contexto de la realidad misma.

Es cosa de mirar hacia atrás en los años 60’, período de pleno ascenso de lucha en varios países del mundo y cómo este trajo consigo personalidades futbolísticas que no podían no responder a lo que pasaba en sus diferentes países natales el caso más claro es el de Paolo Sollier a quien escribimos una nota completa en relación a cómo este jugador prefería salir de la cancha para luchar en pleno "otoño caliente" del movimiento obrero italiano. Así como este podemos nombrar a varias estrellas del fútbol que expresaban lo que sucedía fuera del campo de juego como el jugador argelino Rachid Mekhloufi quien siendo parte de la selección francesa decidió escaparse del mundial de Suecia de 1958 con un sector de la selección franca de nacionalidad argelina para sumarse a la lucha por la independencia de Argelia oprimida por la misma Francia, además lograron levantar una selección de fútbol propia del país colonizado. Y así suma y sigue con nombres como el de Sócrates el jugador brasileño opositor a la dictadura en su país, Carlos Caszely negándole el saludo al dictador Pinochet en Chile, Josean de la Hoz Uranga quien con sus compañeros de la Real Sociedad y el Athletic de Bilbao organizaron la entrada al campo de juego con la Ikuriiña bandera vasca como muestra de resistencia por la autonomía del país Vasco.

Es decir la historia nos muestra cómo el deporte y sus jugadores no pueden aislarse de lo que pasa en la sociedad en algunos momentos con perfiles hasta de militantes de organizaciones de izquierda, utilizando el fútbol como tribuna para declararle la guerra a opresores en los momentos más álgidos de lucha. Y en el presente sucede lo mismo pero a la inversa, los jugadores como Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar son hijos y productos de una época de restauración del sistema capitalista donde los grandes empresarios y los del fútbol imponen y muestran un modelo de vida calcado al sueño americano de los grandes millones de dólares, los automóviles de último modelo y una vida llena de lujo como el ideal de cualquier sujeto dentro de la sociedad. Incluso en Chile podemos ver esto con los ejemplos más claros como el de los jugadores Iván Zamorano y Arturo Vidal -jugador de la Juventus-que se han convertido en empresarios instalando ciudades deportivas en las comunas más ricas del país lejanos a los barrios más pobres donde estos mismo nacieron, una contradicción enorme.

El tema en profundidad es algo complejo, porque para aquellos que se plantean cambiar la sociedad de raíz, acabar con la explotación y opresión de la clase empresarial sobre la de los trabajadores es necesario reflexionar cómo también podemos transformar el deporte más popular con el que vibran millones para ponerlo al verdadero servicio de estos últimos, para que el fútbol se convierta en una disciplina que realmente pueda ser parte de la recreación de millones que viven en la actualidad bajo el yugo de la explotación capitalista.






Temas relacionados

Fútbol   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO