Juventud

EDUCACIÓN

Lo que el gobierno esconde detrás de la defensa del CAE

Se confirma el retiro del proyecto que busca modificar el CAE para presentar una nueva iniciativa. Si bien aún no se explicitan los plazos y el contenido, lo más seguro es que apunte al fortalecimiento del sector privado y del lucro en la educación.

Bárbara Brito

Ex vicepresidenta Federación de Estudiantes Universidad de Chile (FECH) 2017

Jueves 5 de abril

El defensor de la educación como un bien de consumo y actual Ministro de educación, Gerardo Varela, anunció el retiro del proyecto de Bachelet que pretendía modificar el CAE para ingresar un nuevo proyecto.

El proyecto de la Nueva Mayoría fue ingresado el 5 de marzo, días antes del término de su gobierno, y su contenido no era muy distinto al proyecto de modificación del CAE propuesto en el programa presidencial de Sebastián Piñera.

Si bien el Subsecretario de Educación planteó en CNN Chile que "en 90 debiésemos estar en condiciones de presentar un nuevo proyecto", por ahora se desconoce el contenido más fino, pero las voces de influencia ya recorren los pasillos de Chile Vamos, las más firme, la voz de Acción Educar.

Acción Educar está dirigida por pesos pesados del Pinochetismo y empresarios involucrados en los más bullados casos de corrupción (SQM) y el negocio educativo.

Miguel Bejide Catrileo, presidente de la fundación, apoyó al régimen militar, fue nombrado interventor de la Universidad del Mar empujando a su cierre y colaboró en la reestructuración de la deuda tras el escándalo “La Polar”.

Juan Eduardo Vargas, es el secretario de Acción Educar y actual jefe de la División de Educación Superior. Ha sido uno de los más férreos defensores del CAE argumentando que la eliminación de la banca en materia educacional, afecta especialmente a las universidades privadas. Si bien Vargas no trae un pasado como personero directo del régimen militar, es el eslabón clave para que esta fundación cobre una preeminencia fundamental en la creación del nuevo proyecto que modificará el CAE, por el cargo que ostenta al interior del Ministerio de Educación.

Finalmente, Orlando Víctor Antonio Poblete Iturrate, ex Ministro Secretario General de Pinochet y Juan Antonio Guzmán Molinari, presidente de Clínica Indisa (que recientemente se sumó a la objeción de conciencia quedando eximida de la realización de abortos en las tres causales legisladas), fundador de la Universidad Andrés Bello, ex Ministro de Educación de Pinochet y presidente de SQM el año 2015.

Para todos ellos se juega su bolsillo. No solamente están ligados al lucro en la educación, también son parte de directorios de bancos.

Su propuesta apunta a que las ayudas estudiantiles se mantengan y financien el arancel regulado tanto de universidades estatales, como de universidades privadas.

Acusan discriminación pues se estaría financiando un porcentaje menor del arancel en el caso de estudiantes de instituciones privadas, sin embargo, olvidan mencionar un aspecto fundamental: el 80% del financiamiento estatal está en manos de las universidades privadas. Con esto su propuesta se traduce en continuar estrechando los fondos del Estado destinados a la educación pública y, por tanto, seguir profundizando su precarización.

Su propuesta contempla, consecuente con este principio de fortalecimiento del mercado educativo y de la comprensión de la educación como un bien de consumo (y no como un derecho) dos nuevas becas de arancel entregadas a través de la lógica de focalización del gasto social implantada en dictadura.

El carácter de la propuesta se fortalece con los dichos del subsecretario de Educación, Raúl Figueroa, quien afirmó que van a “apuntar a un sistema único de créditos que esté disponible para los alumnos que no acceden a la gratuidad en caso de instituciones con este beneficio y también para los alumnos que accedan a instituciones que no han adherido a esa política de gratuidad” (Fuente: La Tercera) La mayoría de esas instituciones son de carácter privado. Y agregó para CNN Chile: "queremos avanzar en un sistema único que no haga diferencias entre los estudiantes".

El Ministro de Educación ya confirmo este contenido y además anunció que no condonaría la deuda a los morosos.

El contorno del proyecto ya está dibujado, por eso la tibieza del Frente Amplio, con 21 parlamentarios y en la dirección del movimiento estudiantil con declaraciones como la de Gonzalo Winter, quién afirmó que “no voy a lapidar nada antes de haberlo leído" o del presidente de la FECh, Alfonso Mohor, quien reconoció encontrarse en la incertidumbre, es concesiva y le da tiempo al gobierno para comenzar con iniciativas exitosas que puedan fortalecer el mercado en la educación a la vez que aleccionar al movimiento estudiantil.

Es necesario prepararse para enfrentar al gobierno de Piñera que hasta ahora sólo da luces de profundizar el mercado educativo dejando a la educación pública a la deriva. Así lo vemos con la UMCE (Ex Pedagógico) donde estudiantes y funcionarios denuncian que la institución está en crisis. La vicepresidenta de la asociación de funcionarios, Joseffe Cáceres, ya exigió la necesidad de un financiamiento integral a las Universidades del Estado.

Este 19 se convoca a un paro educativo, tenemos que convertirlo en un paro nacional efectivo de todos los sectores de la educación reponiendo la lucha por la defensa de la educación pública a través de la exigencia del financiamiento integral de las universidades del Estado y la lucha por la gratuidad total de la educación a través de aportes fiscales directos a las instituciones públicas, de propiedad Estatal. Por el fin al CAE y la expulsión de la banca privada de la educación sin pago. Por la condonación total de la deuda educativa. Esta es la única manera de que las y los estudiantes de universidades privadas y públicas, no continúen endeudados o sin poder acceder a la educación superior.






Temas relacionados

Debate Educacional   /   Educación   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO