Política Chile

NACIONAL

Los cortes de luz y el fracaso de las privatizaciones y la gestión privada

Los recientes cortes de luz tras la nevada en Santiago, confirman que se trata de una seguidilla y no de casos excepcionales, ocurriendo tras cualquier evento climático.

Nicolás Miranda

Comité de Redacción La Izquierda Diario

Lunes 17 de julio | 07:23

El último corte de luz

Tras la nevada en Santiago el viernes por la madrugada, el domingo continúan todavía 70.000 hogares, principalmente de Las Condes, La Reina, Puente Alto y San Bernardo sin luz, y algunos se extenderán hasta el lunes. Lo mismo sucede en la Región de O’Higgins, sumando 90.000 hogares. A los cortes se suma la lenta reposición. Las empresas responsables son Enel y CGE.

El Ministro de Energía Andrés Rebolledo anunció que modernizarán la ley de distribución eléctrica.

Sabemos que “las modernizaciones” fueron los argumentos tanto de la dictadura como del Gobierno DC de la Concertación de Eduardo Frei- Ruiz Tagle (que terminó con la participación estatal en Colbun), para privatizar.

¿Se trata de los inevitables efectos de los eventos climáticos?

El fracaso de la privatización y la gestión privada

Ya se denunció, por parte de las mismas autoridades, con el agua tras las lluvias, también con la electricidad tras los incendios, que la falta de inversiones de las empresas es uno de los motivos. Para aumentar sus ganancias, no invierten (y si lo hacen, lo traspasan a precios y los terminamos pagando los consumidores).

La lentitud en la reposición, se debe también al modelo de externalización: para abaratar sus costos, las empresas forman o contratan empresas subcontratistas, desentendiéndose de sus obligaciones para la provisión de los servicios básicos.

Ahora la propia alcalde de la UDI, un partido que es férreo defensor de la dictadura y las privatizaciones, tuvo que denunciar que las empresas eléctricas no quieren realizar las inversiones necesarias para realizar el cableado bajo tierra, por su alto costo. Privilegian sus ganancias a las necesidades de asegurar el suministro.

Como vemos, en cada caso, las empresas privadas anteponen sus ganancias (multimillonarias, y con un piso garantizado por ley en algunos casos) a las necesidades sociales.

Por eso no se trata de más o mayores regulaciones, el problema son las empresas privadas.

Las privatizaciones en dictadura, y en la Concertación

En dictadura, entre 1973 y 1990, se privatizaron 725 empresas. Entre ellas, la Empresa Nacional de Electricidad (Endesa), la Compañía de Acero del Pacífico (CAP), la Industria Azucarera Nacional (Iansa), la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), la Línea Aérea Nacional (Lan Chile), Laboratorios Chile y la Sociedad Química y Minera de Chile (Soquimich/ SQM).

Dieron origen a nuevos grupos económicos. Muchas, fueron a parar a manos de amigos y familiares de la dictadura, como el caso de SQM en manos del ex yerno de Pinochet, Julio Ponce Lerou.

Todas fueron con favores, como el caso forestal, con un decreto que subsidiaba a los grupos forestales, que son unos de los dueños de Chile.

Con la privatización de las empresas eléctricas, Chile pasó a tener las tarifas eléctricas más caras de Latinoamérica y una de las más caras del mundo, mientras las ganancias empresariales crecen exponencialmente, por encima del promedio mundial.






Temas relacionados

Política Chile   /   Energía   /   Cortes de luz

Comentarios

DEJAR COMENTARIO