Cultura

TRIBUNA ABIERTA

Los talleres literarios como un espacio de encuentro y reflexión en torno a la lectura

La lectura cotidiana en redes sociales devalúa el poder cognitivo de este ejercicio. Los talleres de Gredaazul son una invitación a procesar nuevos significados y entender el mundo en que vivimos, a través de la literatura.

Martes 2 de enero

En la sociedad que vivimos actualmente, la lectura de tablets y celulares es algo cada vez más frecuente y forma parte del cotidiano de muchas personas. Ello, porque constituye una actividad rápida, fácil y no demanda ningún rigor intelectual. Bien conocida, es la avidez compulsiva, en personas de diferentes edades por leer su muro de facebook o twitter, como una estrategia para matar el tedio, o bien, satisfacer una imperiosa necesidad de conexión que rompe con las barreras de un creciente individualismo.

Sin embargo, y eso es lo preocupante, la lectura de grandes autores clásicos como Homero, William Shakespeare, Charles Dickens, Alejandro Dumas, Fedor Dostoyevsky o Miguel de Cervantes, por citar a algunos, no reviste el mismo entusiasmo para estos lectores virtuales, formados en la inmediatez de la tecnología y el uso de sus códigos, que substituyen la riqueza y polisemia de nuestra lengua materna. Al parecer, hemos olvidado la importancia de la lectura, como un proceso cognitivo, indispensable para lograr nuestro pleno desarrollo humano e intelectual, cuyo propósito último, es transformarnos en personas más inteligentes y felices.

La lectura, en conclusión, nos permite procesar nuevos significados y entender el mundo en que vivimos. Consiste en un proceso integrador de nuevos conocimientos, favorecedor de aprendizajes, al desarrollar habilidades tales como: comprensión, síntesis, inferencia, interpretación y evaluación, entre otras. Además, su ejercicio sistemático, nos convierte en personas más sensibles y empáticas al contactarnos con tipos de mundos, personajes, atmósferas y sentimientos, concebidos mediante la palabra, en cuanto herramienta artística, destinada a estimular la imaginación y percepciones del lector en su mágico y misterioso encuentro con el libro.

Taller GREDAZUL y su rescate de la lectura

Todos, los martes a las 19:30 horas, en una de las salas de la Sociedad de Escritores de Chile, el Taller Literario GREDAZUL, dirigido por el poeta y narrador Juan José Cartagena Madariaga, se reúne en un encuentro necesario con la lectura de textos. A medida, que avanza el tiempo, cada aspirante a escritor(a), internaliza elementos estructurales, ya sea, se trate del género narrativo, lírico u otro. En una rueda, se exponen uno a uno los comentarios, que generalmente, abordan una lectura analítica y crítica, y en ciertos casos, interpretativa. Se finaliza, la sesión con una conclusión, que se acompaña casi siempre con un refrigerio según la temporada del año.

Sobre Juan José Cartagena Madariaga

Escritor por vocación. Ingresó al Taller Literario Gredazul, fundado por Carlos Mellado Molina, el año 2010, cuando éste funcionaba en el Instituto Goethe, de la calle Esmeralda. El año 2012, es elegido por sus compañeros, como director del colectivo y desde entonces, modera con dedicación, las sesiones del grupo. Ha participado en numerosos recitales y encuentros de escritores. El año 2014, es seleccionado en la Antología “METALENGUAJE”, Ediciones Ajíaco, que incluye a 23 escritores de habla hispana. En el año 2015 es incluido en la “Selección de poesía y narrativa GREDAZUL”, editorial popular Arttegrama. Al año siguiente, recibe el Primer premio “BORDES NOVELA 2016”, con la obra “Distante 1974”, patrocinado por el Consejo Nacional de la Cultura y de las Artes.

Poemas de J.J. Cartagena.

“Lo que el hombre necesita”

El amor debiera ser un espacio cerrado
sin fisuras
un territorio definitivo
un encuentro abierto sin despedidas
el resumen final de una caricia.
El amor ni siquiera debiera pronunciarse
sólo ser silencio que adorne el paisaje
un gesto sorprendido
que se complementa con otro gesto.
El amor ni siquiera debiéramos encontrarlo
debiera ser sólo presencia
la única posibilidad de fundarse
para que el hombre pudiera rescatarse a sí mismo.

“Opción virtual“

Como si fuésemos tuercas, metales y unas cuantas conexiones
mal conectadas
sin aciertos
nada puede dar en el blanco: ¿lo ves? / Tú lo ves
yo aquí en mi propio paisaje (mal construido)
de ciudad fría rodeada de edificios / sutilmente sitiada:
sin mensajes, y “ vuelvo a pensar en ti”
¿Qué hago?
¿mato el tiempo o el tiempo me mata?
Una caricia sin efecto
lejana
nos llega disparada sin sensación, vacía / escribo LIKE
huele a nada
–ves –está escrita
no temo a equivocarme / es la interpretación / no tiene sentido
...aún sigo conectado
mal conectado / sin coincidencias
borro palabras y un montón de paisajes invisibles
cuan equivocado, cuanto error / dosis mortal de locura
nada se mueve, pero este es el movimiento:
sin sudor
sin lágrimas, no hay un solo gesto / EMOTICÓN
sin fondo, sin frescura
aquí dentro todo es frío
nos congelamos (inexistencia) un trozo de ficción
desierto
sin ruidos de pájaros ni moscas / hormigas emigrando
mil pasos / tus pasos (son un montón de silencio)
quisiera escucharte reír, pero alguien habla con otro alguien
(alguien eres tú y yo)
la señal se pierde, se fuga, cae
hay mucha distancia, a pesar que no es tanta
sólo es lejanía
¿alguien entiende?
Entrar / salir / ENTER / desconectado
sin cobertura
des-co-nec-ta-do…
¿Dios entra en este juego?
Toc-toc - ¿hay Dios? Ay Dios -
imágenes:
foto uno, foto dos, foto tres…etc, etc
¿Estás con mascara?
Vas a la deriva
¿sigues triste?
Debes escribir cien veces felicidad
¿sigues triste?
Evidencia, ¿me entiendes? O mejor aún, te entiendes…
Ahora escucha: es un coro de nada
sin noche, sin día, sin sol, sin luna / ves: sin paisaje
hablemos (CHAT)
¿respiras?
Aquí nadie se mira, tenemos video ONLINE
el problema pudiera ser la conexión
Humanidad ---> Ser
todo no es bello ¿o todo no es lindo? Como una palabra mal escrita
sin emoción
insignificante, delicadamente desproporcionada
¿eficaz? / no, sin emoción
delirante, contradictorio
ni siquiera un telescopio para verte / sólo ventanas virtuales:
imagen uno / imagen dos / imagen tres etc, etc…infinitamente etcétera






Temas relacionados

Literatura chilena   /   Redes sociales   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO