SALUD

Luego de 26 días culmina la huelga de la Clínica Portada

Por medio de un comunicado público el sindicato de la Clínica Portada dio a conocer el terminó de su huelga, al cual fue decido por medio de una votación el pasado viernes.

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario. Médico

Domingo 8 de septiembre

El sindicato, que agrupa al conjunto de trabajadores de la clínica, mantuvo por 26 días su huelga y el recinto completamente cerrado, mostrando la fuerza que implica un sindicato unificado. Enfrentando la más dura intransigencia por parte de la gerencia, recordemos que esta Clínica es controlada por la Mutual Seguridad y ACHS, y tras estas entidades se encuentra a Cámara Chilena de la Construcción, los mismos que son dueños de la Caja de Compensación Los Andes y los centros médicos Redsalud. Son verdaderos empresarios de salud, que se hacen millonarios a costa de la vida de las y los trabajadores.

La gerencia buscaba como objetivo liquidar al sindicato, envalentonados también por un contexto nacional en el cual los empresarios y su gobierno vienen discutiendo impulsar reformas que avancen en mayor precarización laboral, bajo el discurso de la flexibilidad. Tal como se evidencio frente el debate sobre la reducción de la jornada laboral a 40 hrs semanales, en donde el conjunto del gobierno, por medio del presidente Piñera y el ministro Monckeberg, así como los gremios empresariales de la SOFOFA y CPC, desarrollaron una gran campaña para evitar que este proyecto avanzara incluso a pesar de su amplio respaldo en la población.

Las y los huelguistas recibieron el apoyo de distintas organizaciones sindicales y políticas de la ciudad, tal como el Frente de trabajadores mineros (FTM), sindicato de Mantos Blanco, sindicato de Lomas Bayas, Sindicato de Profesores y Profesionales de la Educación, Coordinadora NO+AFP, dirigentes sindicales de Easy, la agrupación de trabajadores de la salud Abran Paso y la agrupación de estudiantes Vencer.

Este apoyo tomo más fuerza luego que la gerencia descontara los días de huelgas, con el objetivo de golpear económica y moralmente al sindicato. Fueron estas organizaciones quienes desarrollaron distintas iniciativas para aportar. Destacando la propuesta de las agrupaciones Abran Paso y Vencer, quienes desarrollaron diversa actividades con el objetivo de ampliar el apoyo popular de la huelga y aportar económicamente a un fondo de huelga, exigiendo también a las grandes organismos de trabajadores y estudiantes como la CUT, FENATS, FENTESS Y FEUA que impulsaran activamente esta política.

Aun con estos puntos de apoyo la huelga no logro doblarle la mano a la gerencia, y frente al temor de que empezaran los descuelgues individuales a contar de los 30 días, deciden deponer la movilización. ¿Pero qué falto para triunfar? Seguramente es la pregunta que ronda las reflexiones que muchos quienes nos involucramos en este conflicto.

Por un lado el contexto de bajas luchas obreras contribuyó al aislamiento de esta huelga. Pero también el rol que jugaron las direcciones de las principales organizaciones de trabajadores, como al CUT y los gremios de la salud, que se restaron de cualquier instancia de solidaridad y apoyo a la huelga. Mismo rol que cumplieron las principales figuras del Frente Amplio en la región, como el concejal Camilo Kong (Convergencia Social) y la diputada Catalina Pérez (Revolución Democrática).

Junto con esto la estrategia de la burocracia que dirigio el conflicto, confiando en las mediaciones judiciales y la legalidad, por sobre la organización y movilización, contribuyo a darle más espacio a la gerencia para mantener su intransigencia.

Es por esto que desde la agrupación Abran Paso, buscamos impulsar una asamblea de coordinación donde se expresara la fuerza del sindicato y todos los sectores que apoyaban la lucha, con el objetivo de trazar un plan de lucha que permitiera dar un salto a la movilización, junto con impulsar en forma amplia el fondo de huelga.
Independiente del resultado, esta huelga evidencia la realidad de la salud de mercado. Donde existen grandes gremios empresariales que se hacen millonarios a costa de la salud de millones de trabajadores, ganancias que obtienen mediante la precarización del trabajo y también de la atención de los pacientes. Un negocio heredado desde la dictadura, y que los gobiernos tanto de la derecha como de la ex Concertación profundizaron. Son estos empresarios de la salud que también son parte del gobierno, tal como Mañalich que antes de ser ministro fue gerente de la Clínica Las Condes. Quienes se también aumentan sus ganancias a costas de profundizar la crisis de la salud pública, fugando millonarios fondos a la salud privada por medio de compras de servicios.

Que la experiencia de esta huelga, permita abrir el paso a cuestionar el conjunto de la salud de mercado, y luchar por sacar a los empresarios de salud y avanzar a un sistema de salud único, público, financiado integralmente por el estado y gestionado por sus trabajadores y usuarios. Para esto, los invitamos a construir una alternativa que luche por esta perspectiva, anti capitalista y anti burocrática, que es la perspectiva que nos planteamos desde Abran Paso.






Temas relacionados

Jaime Mañalich   /   Clínicas privadas   /   Privatización de la salud   /   Negociación colectiva   /   Ministerio de Salud   /   Trabajadores de la salud   /   Crisis de la salud pública   /   Burocracia sindical   /   Huelga

Comentarios

DEJAR COMENTARIO