MESA DE UNIDAD SOCIAL

Mario Aguilar participa otra vez en mesa con el gobierno

Como miembro de la Mesa de Unidad Social, que reúne varios sindicatos y organizaciones, asiste a reunión con el Ministro del Interior para entregar petitorio. Todo esto en movilizaciones de más de 40 días.

Sábado 30 de noviembre | 07:20

El pasado jueves, dirigentes sindicales que forman parte de la Mesa de Unidad Social se reunieron con el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, para entregar su petitorio, después de más de 40 días de manifestaciones a nivel nacional.

Los asistentes a la instancia fueron Bárbara Figueroa, presidenta de la CUT, Luis Mesina, dirigente del movimiento No + AFP y el presidente del Colegio de Profesores (CdP), Mario Aguilar. Éste último, llegó a la cita con un parche en el ojo en señal de protesta por los más de 230 mutilados por perdigones disparados por Carabineros en contexto de represión y con una polera con la consigna “Fin a la educación de mercado”.

Luego de esta reunión, Aguilar expresó que se pusieron sobre la mesa temas de la agenda social como el salario mínimo, salud, educación, pensiones y empleo, entre otros. Sin embargo, asevera que no están dispuestos a negociar.

“Hemos sido muy claros, en que no estamos disponibles para una negociación a espaldas de la gente, que no es ese nuestro ánimo, que son ellos los que tienen que dar respuesta ahora a los planteamientos que se han hecho”, declaró. Así mismo afirma que “Valoramos que haya un primer diálogo, pero en esos términos. No hay disponibilidad de nosotros para cosas escondidas, para cosas reservadas queremos absoluta y total transparencia”.

Te puede interesar: Mario Aguilar tropieza con la misma piedra: En vísperas de la Huelga General acepta reunión con Blumel

Además, agrega que el gobierno “tiene que responderle a la ciudadanía. Le pusimos cada uno de los casos donde hay insuficiencias. En el tema de DD.HH. creemos que es insuficiente que el gobierno se declare que está a favor de los DD.HH. pero que haya mutiladores, violadores, torturadores que siguen libres, mientras el profesor Roberto Campos, que reconoció que pateó un validador, está procesado por ley de seguridad interior del Estado”, indica Aguilar. “Entonces esa asimetría es absolutamente inaceptable que se siga pensando en el camino represivo”.

Más allá de estas declaraciones de Mario Aguilar, es necesario observar cómo ha actuado la dirigencia del CdP a lo largo de este año, con énfasis especial en el paro docente de junio. Y es que su discurso después de la reunión con el gobierno dista mucho de su actuar en las movilizaciones pasadas, donde ante la prensa le quitó sustento a la movilización por sus declaraciones de repliegue, logrando con esto bajar el paro escalonadamente, ante la incertidumbre y llamado a bajar las expectativas en el momento en donde la movilización era más álgida, dónde docentes, educadoras de párvulo y diferenciales estaban de pie en el frente de batalla.

Y si se pone el foco en el momento actual, el CdP ha llamado a paro en fechas puntuales pero no ha hecho nada para organizar la movilización del gremio docente: no garantiza asambleas de discusión por escuela ni comunal, no realiza asambleas nacionales (donde participan dirigentes regionales y zonales de todo el país) abiertas y democráticas, bajando un plan de acción a las bases sin oportunidad de discusión por parte de las mismas. Es decir, no es un organizador de las bases, no pone a disposición las decenas de locales para reunir no sólo a profesores, sino a todo aquel que se quiera organizar para conseguir las muchísimas demandas que el pueblo trabajador exige en las calles. Como lo hace el comité de Emergencia y resguardo en Antofagasta en donde profesores ponen a disposición sus espacios del Colegio de Profesores para organizar a todos los sectores.

Te puede interesar: Rebelión popular: ¿qué son los Comités de Emergencia y Resguardo?

¿Por qué dialogar con el gobierno cuándo se tiene claro que es el que dirige las violaciones sistemáticas a los Derechos Humanos? ¿Cuál es la lección que las direcciones sacan de las últimas movilizaciones que todavía insisten en reunirse con el gobierno por arriba, sin organizar al profesorado desde las bases?

En definitiva, la dirigencia de Mario Aguilar, militante del Partido Humanista (Frente Amplio) muestra cómo usa las movilizaciones para hacer presión para luego sentarse a negociar. Con el paro docente esta estrategia costó que las demandas más sentidas de las educadoras y educadores de diferencial y párvulo no fueran reconocidas. Ahora, al negociar con el gobierno le da legitimidad al mismo gobierno cuando la Ministra de Educación salió a culpar y perseguir a los profesores acusándolos de "adoctrinamiento". Es decir, su estrategia es de ocupar a las bases para ir a sentarse con un gobierno que no cede ni entrega ninguna de las demandas más sentidas, y que por el contrario, sólo ha respondido con más represión, indiferencia ante las violaciones a los derechos humanos que realiza carabineros.

Por todo esto, queda en evidencia que el actuar del dirigente del CdP es burocrático. Y además se desprende que sólo la organización de las y los docentes entre ellos y con distintos sectores y de forma superadora a las dirigencias oxidadas dará el impulso necesario para conquistar las demandas que se gritan en las calles desde hace más de un mes.

Millones en las calles tenemos claridad de que sólo con la renuncia de Piñera y una Asamblea Constituyente Libre y Soberana podremos debatir todos los temas que nos aquejan y también avanzar en su resolución. Pero para ello es necesario que sectores de trabajadores se organicen y realicen un paro nacional escalonado, como lo mostró el pasado martes 12 de Noviembre en donde la huelga general puso en jacke al gobierno.

También te puede interesar: Profesores y familias realizan "almuerzo rebelde" en Bonilla






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   Mario Aguilar   /   Colegio de Profesores

Comentarios

DEJAR COMENTARIO