Sociedad

NACIONAL

Mayor de carabineros conocido como el “paco nazi” queda en libertad

Al mayor Arzola, y a 14 carabineros de la 21° comisaría de Estación Central, se le investigan una decena de casos de tortura, e incluso la culpabilidad del asesinato de José Huenante.

Martes 3 de septiembre | 09:24

Arzola, más conocido como “el paco nazi”, pese a su culpabilidad en hechos de torturas, hoy es apoyado por la justicia y dejado en libertad. Por otra parte, los 14 carabineros siguen estando activos, pese a ser imputados y sindicados como autores de delitos de lesa humanidad por la propia institución policial.

Según el diario La Tercera , hace 10 meses, Arzola fue liberado por la Corte de Apelaciones estableciendo que no era un peligro para la sociedad. Los ministros Juan Muñoz y Jorge Zepeda, revocaron la prisión preventiva del “paco nazi”, asegurando que el comerciante ambulante víctima de agresión era “una lacra” y el policía sólo había actuado con celo.

Arzola estaba a cargo del grupo Eco 21, llamado a controlar el comercio ambulante en el cuadrante de Estación Central, junto con más policías. Los golpes, los maltratos, perros para atacar, sala de “ procedimiento” , detenciones ilegales, falsas culpas, amenazas de muerte, entre otras, fue la tónica para detener a estudiantes, mapuches, inmigrantes y comerciantes ambulantes.

Los hechos y la versión de las víctimas

El 2017 fue formalizado por presuntas torturas, apremios ilegítimos y detenciones ilegales en contra de cuatro personas, vendedores ambulantes y migrantes.

Según el Desconcierto, en el año 2018 una de las víctimas declaró “Arriba del bus me tiran a un asiento mientras Arzola me dijo: te arrancaste de mí (…) y de mí nadie se arranca’, me golpea con el palo de servicio en la guata, después (…) me da otro golpe con el palo en el tórax (…) y me dijo yo soy el nazi para que te acordí (sic) de mí toda tu vida y sacó la pistola”.

Otro testimonio, de N.L.P.C, taxista, cuenta que Arzola lo miró y sacó su pistola. Se encontraba junto a más carabineros como El suboficial Luis Núñez, donde expresó “Tengo 25 años y soy teniente, vos, guatón culiao, soi un pobre taxista”. Le apuntó directamente en la cabeza e hizo pasar la bala por la recámara del arma. “¡Si quiero te mato y no me va a pasar nada, nunca vai a poder contra un oficial de Carabineros!”, le gritó. Luego hizo un sonido similar al de un balazo: “¡Pum!”. N.L.P.C. cerró los ojos y se defecó en los pantalones mientras la policía se reía de la víctima.

Casos como los anteriores hay más de 10, en su crudeza y violencia, hasta el punto de que un detective declaró ante el tribunal que el mayor de Carabineros era conductor de una de las patrullas que estuvieron en el asesinato de José Huenante, en un procedimiento policial en Puerto Montt.

El abogado Daniel Cárdenas, sostuvo que solo en la Región Metropolitana se han registrado 100 casos casos de tortura. Por decir los registrados.

Dauno Tótoro, ex candidato a diputado por el distrito 10 y dirigente nacional del PTR declara: “Queda claro cómo existe una justicia que asegura mantener en la total impunidad los crímenes de prepotencia por carabineros. No sólo es un problema de justicia militar, sino un problema judicial más de conjunto, que se ha encargado como personajes como Arzola puedan actuar impunemente y desarrollar alevosía en contra de la juventud, de migrantes y del pueblo mapuche. Actos que no solamente tenemos que repudiar y enfrentar, sino también denunciando la total unilateralidad de la justicia en Chile”.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO