Juventud

ESTUDIANTIL

Memorias de una tradición: lucha de los estudiantes del Peda contra la dictadura

Los estudiantes del ex Pedagógico tenemos una larga tradición de lucha combativa. Ayer contra la dictadura; hoy, por sacar al mercado de la educación, terminar con el autoritarismo y la represión, recuperar la democracia de base estudiantil. Aquí traemos a nuestra memoria activa, algunos jalones de esta historia que queremos recuperar para las luchas del presente.

Miércoles 25 de noviembre de 2015 | 15:44

En los ’70 y ‘80

Con el criminal golpe cívico-militar, se intervienen las Universidades y se prohíben las Federaciones de estudiantes. Se expulsan 18.000 miembros de las Universidades, aproximadamente 30 o 35% de los profesores, 10 o 15% de los funcionarios, 15 o 20% de los estudiantes.

Poco a poco, también, fue surgiendo, bajo la brutal represión, la resistencia, de los militantes de izquierda, de los sindicatos, de los organismos de DDHH, y de los estudiantes.

En el Peda, se formó la Comisión Coordinadora del Pedagógico por el año 1978. Era parte de un movimiento más amplio, surgido con valentía en la clandestinidad.
Con revistas clandestinas, con acciones fugaces, enfrentando la intervención militar: con oficiales de las FFAA como rectores y profesores colaboradores de la dictadura (algunos "apernados" hasta hoy), encarando la elaboración de listas negras, buscaban reconstruir el movimiento estudiantil. Con distintas formas, como los talleres culturales, los comités de participación, los grupos de resistencia.

Con ingenio, inventaban espacios para reunirse y eludir el seguimiento, el toque de queda, las amenazas, como fue la Agrupación Cultural Universitaria (ACU) que actuó entre 1975 y 1981, haciendo que impartían clases de teatro, haciendo peñas, preparaban en mimeógrafos (rudimentarias máquinas de fotocopia) sus volantes, para así difundir sus ideas. Elegían directivas ilegales y coordinadoras para la acción común.

En 1981, se sentaron las bases del actual sistema de mercado en la educación. La Ley General de Universidades, que incluyó la fragmentación de las Universidades públicas, favoreciendo la emergencia de las Universidades-empresa. Buscaban dividir al movimiento estudiantil.

Fue un proceso de desarticulación planificado. El decreto con fuerza de ley (DFL) número 1, obligó a la separación de la Universidad de Chile en 1981, y eliminó la gratuidad en la educación superior.

El objetivo no era solo económico. Una editorial de El Mercurio de 1980 explicitaba otro de los objetivos: "si la educación es pagada, los jóvenes se dedicarán más a los estudios. La gratuidad de la educación superior fomenta el activismo".

Ante este ataque profundo y estructural, en noviembre de 1980, nuestros compañeros del Peda de aquellos años, realizaron un heroico paro general estudiantil que duró tres semanas, y que incluyó la toma de nuestra casa de estudios, y una huelga de hambre de los dirigentes.

El DFL número 7 del mismo año, transformó la Facultad de Educación de la Universidad de Chile en el Instituto Profesional “Academia Superior de Ciencias Pedagógicas”. En 1985, su sede de Valparaíso fue transformada en la Universidad de Playa Ancha de Ciencias de la Educación (UPLA). En 1986, la sede de Santiago fue convertida en la actual Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educación (UMCE). Así, mataron institucionalmente el Peda.

Declaraciones, tomas, barricadas callejeras, eran un sello de los estudiantes organizados de la actual UMCE.

La respuesta fue la esperada: persecuciones, amenazas, detenciones, el exilio forzado para muchos.

Poco después, todo esto empalmaría, y sería parte de los procesos que culminaron en las primeras protestas de trabajadores y estudiantes contra el régimen, en 1983. Un año después, en 1984, se re-articuló la FECH.

Según el Informe Rettig, el Peda tuvo 42 caídos en dictadura.

Algo de los ’90 y los 2000

Los ’90, con la Concertación, trajeron una nueva desarticulación y desmovilización. Aún así, con el paso de los años, se reconstituirían las luchas, en memoria de los caídos, como en los días del Joven Combatiente o los 11 de septiembre, por múltiples demandas locales y del conjunto del nuevo sistema educacional y sus efectos como los cuestionamientos por el desfinanciamiento y los bajos créditos estudiantiles, la venta de terrenos, la liquidación de los beneficios sociales, la precarización de nuestros profesores, todo por el desfinanciamiento estatal. Nuevamente se sufriría represión, aunque en otra escala. Daniel Menco de la Universidad de Tarapacá caería bajo las balas de Carabineros en mayo de 1999.

El ’92 fue el inicio de las movilizaciones estudiantiles tras el fin de la dictadura. Comenzaron en el Peda, movilizados porque muchos estudiantes quedaban fuera de la Universidad por los bajos créditos.

En esos años se conformó nuevamente “el Cordón Macul”, tomando su nombre del histórico cordón industrial en la Unidad Popular. Con luchas en las calles, con barricadas, haciendo frente a la represión de Carabineros, se unirían las tres universidades del sector: el Campus Gómez Millas de la Universidad de Chile, la UTEM y el Peda. El apodo descalificador de “Piedragógico” lo reivindicamos con orgullo, es parte de nuestra historia de lucha por nuestras justas demandas.
Una estudiante del Peda, Claudia López, murió en manos de Carabineros en una barricada en la población La Pincoya, la noche del 11 de septiembre de 1998.

Luchas combativas, intentos de re-organización de las Federaciones y la CONFECH tras ser desarticuladas por las Juventudes de la Concertación, surgimiento de colectivos y nuevas organizaciones, irrupción de las movilizaciones de los secundarios, con el “mochilazo” y la ANES del 2006. Luchas contra las nuevas leyes educativas de la Concertación, como la Ley Marco y contra los graves déficits financieros, desde mediados de la década de los ’90, donde la demanda de arancel diferenciado primaba. Un proceso largo que fue elevándose de las luchas por la educación pública, defensivas, a la lucha ofensiva contra la educación de mercado y, avanzando, por la gratuidad, hasta desembocar en el gran embate del 2011, que cuestionó las herencias de la dictadura, y que sigue hoy abierta.

Pasos en la unidad de estudiantes y trabajadores, como lo hicimos activamente este año, con el paro general y las tomas en apoyo al paro de los profesores contra la Carrera Profesional Docente.

Luchas que aún no hemos ganado, aún debemos conquistar las demandas que nos hemos planteado. Luchas, que en esta tradición combativa encuentran puntos de apoyo, y enseñanzas que debemos extraer para los combates que se avecinan.






Temas relacionados

Ex-pedagógico   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO