Política Chile

FUERA PIÑERA

Militarización de los servicios básicos: Piñera quiere prevenir la entrada en escena de los trabajadores

Mediante una conferencia de prensa, Sebastián Piñera anuncia un proyecto de ley para recurrir a las Fuerzas Armadas, sin necesidad de decretar Estado de Excepción. Pero, no se trata solo de mas represión y con ello infundir miedo en la población , su objetivo central es prevenir que los trabajadores de los sectores estratégicos de la economía entren como protagonistas en este proceso de revuelta.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Lunes 25 de noviembre

Con un diálogo de sordo, ciego y mudo a las demandas de la rebelión popular, Piñera anunció durante la tarde de este domingo una propuesta de Ley para sacar nuevamente a las Fuerzas Armadas y de Orden, señalando resguardar la "infraestructura crítica".

Piñera señaló además que este proyecto se debería votar en el parlamento, para poder llamar a los militares a la calle “sin necesidad de establecer Estado de excepción, colaborar en la protección de infraestructura crítica de nuestro país". Esto significa, en palabras de Piñera, defender las instalaciones de abastecimiento eléctrico, sistema de agua potable y otras infraestructuras, eventualmente como el metro, transporte público, telecomunicaciones, aeropuertos y puertos del país.

Con esto no solo busca causar miedo en todos quienes se movilizan, busca centralmente mantener bajo control a los sectores que podrían hacer temblar al gobierno: Si los trabajadores de los servicios como la electricidad y el agua, o del metro y del Transantiago paralizaran un par de semanas, es altamente probable que Piñera se vería obligado a renunciar. Esa es la enorme fuerza de los trabajadores en los sectores estratégicos de la economía, y que el gobierno busca mantener bajo control a punta de fusil.

Estado de excepción permanente bajo los votos de las vieja Concertación

El anuncio de Piñera expresa un nuevo “Estado de excepción” para que Chile Vamos junto a la ex Concertación voten esta maldita ley para reforzar cuestionada institucionalidad del régimen. Además - y por su fuera poco-, anunció la integración de más de 4 mil funcionarios de Carabineros y Policía de Investigaciones dentro de un plazo de 60 días.

Sectores de la vieja Concertación ya se han pronunciado a favor, como el PPD Felipe Harboe, quien señaló a El Mercurio que en un principio estaría de acuerdo, pero que "debería definirse qué se entendería por infraestructura crítica" (El Mercurio, 25-11-2019). Asimismo, lo expresó la Democracia Cristiana a través de Matías Walker, quien señaló al mismo medio su más incondicional apoyo a las fuerzas represivas: "Desde ya anuncio todo mi apoyo al proyecto de ley que permitirá a las FF.AA. resguardar infraestructura crítica, de manera de liberar a Carabineros de esa función", su par de Aysén, Miguel Ángel Calisto, también agregó: " Cuando las fuerzas de orden y seguridad se ven sobrepasadas por el vandalismo y la delincuencia, la autoridad política debe garantizar Estado de Derecho".

Lo cierto es que la "protección" a las infraestructuras estratégicas de la economía, es resguardar y colaborar para las ganancias de las familias más ricas y poderosas del país, como los Von Appen en el puerto, las cuestionadas concesiones de agua potable y luz ante la desproporcionada alza del servicio durante este año, junto con además la custodia de aeropuertos, donde trabajadores afiliados a la ANEF amenazaron con un paro de 24 horas la semana pasada y también en el transporte público; sector que movilizó el estallido social por la evasión masiva de estudiantes secundarios como también la respuesta y organización de las y los trabajadores del sector. Es decir, el llamado de Piñera a custodiar estos sectores es responder con represión al llamado a paro y movilización para los días lunes 25 y martes 26 desde la Mesa de Unidad Social.

¡No a la militarización!

Sacar a los militares a la calle también significa desafiar el cuestionamiento de las organizaciones y organismos de derechos humanos, quienes han denunciado los asesinatos, torturas,las mutilaciones, golpizas, violaciones sexuales y detenciones arbitrarias de parte de las Fuerzas Armadas y del Orden desde el estallido social de la rebelión popular.

Sólo siendo millones en las calles y movilizando las fuerzas de la clase trabajadora como los mineros, portuarios, trabajadores del metro, transporte y aeropuerto, forestales y salmoneros, obreros de la construcción y trabajadores del comercio, junto a profesores, trabajadores públicos y de la salud, podremos inclinar la balanza nuestro favor derrotando las maniobras represivas y las trampas de Piñera, hacia un plan de lucha que prepare una verdadera huelga general para derrotarlo en las calles, e imponer una salida favorable al pueblo trabajador.

Te puede interesar: Grave: un Piñera debilitado quiere militarizar servicios públicos esenciales ¡No a la militarización!






Temas relacionados

Estado de excepción   /   Política Chile   /   Estado de emergencia   /   Militarización

Comentarios

DEJAR COMENTARIO