Cultura

POESÍA

Mis vicios y otras cuerpas

La poeta rosarina Laura Brandazza comparte con nosotres algunos versos como éstos: Anoche descubrí que podés ser Wonder Woman/ no por maravilla/ si no por lo bien que quedaría/ un lazo envolviendo tu cuerpo./ 15 cigarrillos por día.

Sábado 10 de agosto

Diseño de imagen: LIDteratura. Collage armado con obras intervenidas del artista Armando Escalera Sánchez.

Bajo amenaza

Un irupé flota manso

en el río

circular su forma

roza apenas el líquido

y se desliza

aguas arriba.

Veo a una niña dormir bajo el tejado. Inocente,

el irupé

o cuna de serpientes

que no se ven venir.

Mamá nos enseñó

del miedo.

En los días en que la calma

marca un pulso apacible,

yo desconfío

— -

Las hijas del fuego

Todo es raro

y las ganas de masturbarme

me agarran de sorpresa

últimamente después de la ducha

y ahí me da algo de paja la paja.

Pero le hago caso al deseo

y me toco

pensándote

porque veo la cama grande y te pienso.

El comienzo cuesta

pero me acuerdo algunos actos

algún “puta”

y me explota una catarata de chocolate fundido en la boca.

Unas pibas vienen a sentarse juntas

yo les digo

“prefiero el pasillo”

una entiende que quiero estar sola

“te dejamos tranquila”

yo me quedo.

Me tapo las piernas y la panza con la campera

ato cabos

“van a pensar que soy una pajera”

y me río.

La peli no empieza

y empiezo a relajarme.

Dos viejas delante se besan

yo vuelvo la cabeza

¿fue un beso?

Acabo de darme cuenta

se me borraron todos tus audios del celu.

Sé que la peli un poco va de sexo

para mi sobre todo

va de volver al cine en plan solitario.

Una piba se masturba en pantalla gigante

la piba acaba

la peli termina

todes miramos.

En la parada de bondi

me prendo un pucho

lo disfruto

como cuando tenía 15 o 16 o 18

o tendría que decir

como cuando no me hacía tanto rollo

cuando no pensaba

en modo consumista, heterocapitalista.

Dicen que la peli un poco iba de sexo

como mi poema no se acomoda

digo que va de goce

que va de vueltas

que va de idas

que va de ganas de verte

que va de paja

que va de querer decir algo

o tendría que decir

de morir

intentando.

— -

Mary Wollstonecraft Shelley

Si conociera a Mary Shelley

rozaría cada una de sus cicatrices,

las lamería.

En tacto áspero

sus partes se harían una

en la suavidad de mi lengua

que también está quebrada

Lo mío, lo más íntimo

lo aterrador en clave de silencio

sería palabra y símbolo

en la agudeza de su voz.

Caeríamos derramadas en juego intenso

desafiando lo partido

lo que hicieron de nosotras

hasta una a la otra

volvernos a la propia vida.

— -

Alto viaje

Tu cuerpo/tu territorio, me lo prestas a mí un ratito/y me voy.

Turismo aventura en tu metro 74

desbocada en tus pliegues más suaves

un viaje de riesgo

entre deseos deconstruidos

donde toda mi idea de garche

mordió la banquina

desde aquel primer día

que montaste mi cuerpo

y solo te pusiste a gozar y flashear

con tu pelo suelto,

y cuando pensaba que el viaje no podía ser mejor

lo recogías,

el paseo se ponía intergaláctico

y yo como con lentes 3d

era la espectadora de tu deseo libre

que me rozaba y me rociaba

de gotas de color salado.

Me animé, me agarré de tu cadera

para andar un poco más cerca.

Esparcimos la sangre

a manotazos dibujada en tu panza y mi rostro.

Los agarres precisos

el inconfundible deseo de tomarnos

de abrir heridas.

Tu tacto llegó donde nunca

lo hizo posible

la mano con que rodeaste mi cuello

un simple movimiento

asfixiante, hermoso, necesario.

Con mis palmas duras arremetiendo tu cuerpo

me vacié de todo y me fui

más allá del espacio

con tus dedos dentro

y mi torso entregado al vacío

que bordeaba la cama.

— -

Extrañar lo banal

lo cotidiano

lo minúsculo hasta el absurdo.

Pagaría entrada en reventa

sólo para verte

armar un cigarrillo.

— -

Mis Vicios

Dejar todo lo que me hace acordar a vos

menos el cigarrillo.

Desde que no te veo fui sumando

y voy por 13 puchos diarios.

Empezó la primavera,

imagino que andarás de short

no llegué a preguntarte si usas pollera

pero todo me dice que no.

14 cigarrillos por día.

Anoche descubrí que podés ser Wonder Woman

no por maravilla

si no por lo bien que quedaría

un lazo envolviendo tu cuerpo.

15 cigarrillos por día.

Cambié las sábanas

tienen tatuados restos

un mapa a la isla Temiscira

donde tendida te proclamaste para mí:

radical feminista.

16 cigarrillos por día.

“Aceptá que terminó”

no son palabras mías

un resumen de cuatrocientos pesos de sesión.

17 cigarrillos por día.

Desde el auto te vi caminando

estacioné setenta metros delante

“me bajo”

“no da”

“re psico”

“ya fue”

mientras pensaba me pasaste por al lado.

18 cigarrillos por día.

Se mudó un Pitbull a mi edificio

cualquier cosa

es una justa excusa

para querer llamarte

y contarte

lo del Pitbull

o que hoy me vino.

19 cigarrillos por día.

Pensarte

un vicio.

Desvío la falta

ahueco el vacío

mis pulmones ceden volumen.

Con humo ocupo

el espacio

que se funde

inhabitable.

— -

Sobre la autora

Laura Brandazza nació en Rosario en 1986. Es trabajadora independiente y empleada, gestora cultural y escritora. Desde 2011 hasta 2014 llevó adelante junto a Maia Morosano el bar cultural Bienvenida Casandra. Organiza desde el año 2017 el ciclo literario A cuatro voces junto a Rocío Muñoz Vergara, Luis Alberto Steinmann y Federico Rodríguez. En 2018 fue seleccionada entre los ganadores del Concurso literario Fabricio Simeoni organizado por el centro cultural Barbarie y la editorial Reloj de Arena. El año próximo publicará su primer libro de poesía La intemperie con el sello editorial El salmón.

Para más información o para enviar tus textos, escribinos a lidteratura@gmail.com






Temas relacionados

LIDteratura   /   #CampoFuera   /   Poesía   /   Literatura   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO