AFP

Mujeres y aumento de pensiones: Exigen 8 años de cotización consecutiva para elevar pensión

La reforma anunciada por Piñera promete aumentar las pensiones a mujeres que respondan a una condición de tiempo difícil de cumplir pues son ellas las que poseen más lagunas previsionales. Nuevamente, se proponen reformas que directamente exigen mayor cotización a las y los trabajadores, mientras que deja intacto el negocio de las AFP.

Sábado 18 de enero

El pasado miércoles, el presidente Sebastián Piñera anunció reformas al actual sistema de pensiones. Dentro de todos los aspectos que esta abarcaba, lo central es el aumento al porcentaje de cotización de un 10% a un 16% en 12 años así como también un subsidio al sistema que entregará el estado por esta cotización adicional, que corre para las personas que cumplan una cierta cantidad de tiempo de cotización: 12 años para los hombres, quienes recibirían 2 UF ($56.600 mensuales) y 8 años para las mujeres, quienes recibirían 2,5 UF ($70.800 mensual). Esto beneficiaría, según las palabras del mandatario, a alrededor de unos 500.000 hombres y 350.000 mujeres.

Te puede interesar: Maquillajes al modelo para mantener AFP y pensiones de hambre: las claves de la reforma de pensiones de Piñera

Sin embargo, si observamos y contrastamos cifras, esta reforma no toca un pelo el negocio actual de las AFP ni la situación de pobreza de la gran mayoría de pensionados y pensionadas. Más aún, si observamos directamente el caso de las mujeres, esta realidad se hace más evidente, si consideramos que el total actual de jubilados (hombres y mujeres) bordea los 2 millones de personas, la cantidad total de “beneficiados” por la reforma no alcanza ni para la mitad. Además si consideramos el dato importante de que actualmente, el 94% de las pensionadas recibe una jubilación menor a los $154.304, agregando que, en cuanto a lagunas previsionales, el 48% de las mujeres cotiza menos de 10 años y recibe una pensión que no supera los $15.000, el supuesto “beneficio” se cae a pedazos.

Con esta reforma, las mujeres seguirán recibiendo una pensión que las mantiene por debajo de la línea de la pobreza, pues ni si quiera alcanza a ser un sueldo mínimo. Gran parte de las mujeres posee lagunas previsionales, ya sea por criar y cuidar hijos, por realizar el trabajo doméstico de su hogar, cuidado de familiares enfermos, etc., así como también son aquellas que reciben las jubilaciones más bajas.
El sistema de AFP’s no se toca y las mujeres siguen siendo las más afectadas. Las entidades privadas pueden seguir especulando en el mercado con el ahorro de millones de personas, adjudicándose las ganancias para ellos y las pérdidas para las y los trabajadores de que cotizan. El gobierno se pone con subsidios e inyecciones de dinero al sistema de AFP pero no afecta en lo más mínimo a las cuantiosas ganancias de las mismas, las cuales fueron de 551 millones de dólares en septiembre recién pasado. La propuesta del gobierno es un reciclaje de las hechas alguna vez por la ex concertación en el gobierno de Bachelet, con el fin de poner paños fríos a una movilización de prácticamente 3 meses que lleva como primera demanda el fin de las AFPs y pensiones dignas. Son manotazos de ahogado del gobierno de derecha para tener gobernabilidad, a los que la “oposición” parlamentaria responde con salvavidas como el del Acuerdo por la Paz y la nueva Constitución, o la aprobación de una serie de leyes represivas y criminalizadoras de la movilización y de la juventud.

8M, día internacional de la mujer trabajadora y el fin a las AFP.

Ahora más que nunca es necesario que el movimiento de mujeres impulse la organización con distintos sectores para levantar la huelga general para este próximo 8 de marzo. Las pensiones de hambre y miseria que reciben las y los jubilados, especialmente las mujeres, es uno de los tantos motivos por los cuales el impulso de la auto organización, con el objetivo de una Asamblea Constituyente libre y soberana es clave. La derecha ha hecho todos los esfuerzos para que el modelo neoliberal no se toque en lo más mínimo, y uno de ellos es la Convención Constitucional tramposa donde tienen 1/3 de poder de veto (cosa que consiguieron con el respaldo del Frente Amplio). Mientras gobierne Piñera y los cambios a la constitución se hagan en el marco de una Convención Constitucional con letra chica, las mujeres y el pueblo pobre y explotado en su conjunto seguirán sufriendo los golpes del modelo heredado por la dictadura.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   Sistema de Pensiones   /   NO + AFP

Comentarios

DEJAR COMENTARIO