Política Chile

#FUERAPIÑERA

¡No a la cocina! Millones en las calles ya decidieron: Asamblea Constituyente Libre y Soberana YA

Rechazamos la "cocina" que ha operado en el viejo parlamento desde la UDI al Frente Amplio. Basta de trampas. ¡Asamblea Constituyente Libre y Soberana YA! Fuera Piñera con la huelga general indefinida.

Viernes 15 de noviembre

Foto: Agencia Uno

Tras casi dos días de negociaciones en el Congreso, los partidos de Chile Vamos (UDI-RN-Evopoli), de la ex Concertación (DC-PPD-PS-PR), y también de forma insólita los principales partidos del Frente Amplio (RD, el diputado Boric de Convergencia Social, Partido Liberal y Comunes), han llegado a un acuerdo “cocinado” entre cuatro paredes para sacar al movimiento de masas de las calles, desviar la lucha contra Piñera y canalizar a través de las viejas instituciones el rechazo de masas a este régimen y las herencias de la dictadura, que se mantendrán intactas.

Esta cocina se da justo en momentos que se cumple un año del asesinato de Camilo Catrillanca, asesinado impunemente por la policía y este gobierno.

Este acuerdo lo cocinan por arriba para desviar las luchas para un “plebiscito” para el otro año, manteniendo a Piñera en el poder. Así es, sería un plebiscito recién en abril del 2020, donde apenas ahí se decidiría si hay o no "convención mixta constitucional" (con poder de veto del actual Congreso pues tendrá el 50% de los representantes) o una “Convención Constitucional” donde recién en 1 año más, octubre del próximo año, se elegirían representantes supuestamente "democráticos" cuando será el actual sistema electoral, diseñado al servicio de los grandes partidos empresariales y de la casta de políticos millonarios al servicio de esas fortunas. Ni siquiera se habla de Asamblea Constituyente sino de "convención constitucional" y la derecha y una minoría podrá imponer sus vetos sobre las mayorías con 1/3 en el caso que gane esa opción, pues con 2/3 se aprobarán sus normas y reglamentos. Muchas cosas quedan “abiertas” donde buscarán maniobrar para mantener este sistema.

¿Quién podría creer que esta negociación con los mismos que han profundizado la herencia de la dictadura- que crearon el CAE para endeudarnos al estudiar, que mantuvieron nuestros recursos naturales privatizados y saqueados, pensiones y sueldos de hambre, que han robado miles de millones en los conocidos casos de corrupción, que han violentado y militarizado las comunidades mapuche durante años, entre muchos otros abusos-, nos daría una solución favorable a los intereses del pueblo trabajador, de la juventud, de sectores populares? Son estos mismos políticos del régimen los que se oponen a toda costa a que los jóvenes mayores de 14 años puedan votar, los que imponen plebiscitos no vinculantes para que no podamos decidir nada, apoyándose en los mecanismos institucionales de esta cuestionada constitución. Buscarán una y mil maniobras para mantener el “modelo” y engañarnos.

Este acuerdo no solo mantiene en el gobierno al odiado Piñera y también al actual Congreso que está plagado de una casta de políticos millonarios al servicio de los capitalistas, sino que buscarán postergar nuestras reivindicaciones y aspiraciones para no resolver ninguno de los grandes problemas fundamentales del pueblo trabajador: ¡No son $30, son 30 años! ¡Salarios, pensiones, vivienda, salud y educación no pueden esperar!

Con este acuerdo de “cocina” se mantendrán las aberrantes herencias de la dictadura: se mantendrá la brutal represión y criminalización, así como la impunidad de todos los responsables intelectuales, políticos y materiales de los asesinatos, torturas, violaciones, mutilaciones de ojos, golpizas que han sufrido niñas y niños, abuelos y abuelas, trabajadores y jóvenes; nuestras abuelas y abuelos seguirán viviendo y muriendo con pensiones de hambre mientras las AFP seguirán saqueando nuestros fondos; mantendrán los salarios de miseria para el pueblo trabajador mientras las empresas tienen ganancias multimillonarias; mantendrán la salud privada al mismo tiempo que cientos de miles se mueren esperando en listas de espera y millones seguirán atendiéndose en condiciones de absoluta precariedad; dejan intacta la educación de mercado con los recursos del Estado subsidiando empresarios que lucran con este derecho, y continuará el masivo endeudamiento con los bancos, que lucran con nuestra angustia de no poder llegar a fin de mes; seguirá el costoso transporte para que sigamos movilizándonos como ganado; se mantendrá para el pueblo mapuche la militarización de sus comunidades y seguirán negando el derecho a la auto-determinación nacional del pueblo mapuche y originarios; y los recursos naturales y estratégicos como el cobre y el litio, los bosques, el agua y electricidad, seguirán en manos de transnacionales y las grandes familias, manteniendo el saqueo.

Debemos rechazar este acuerdo que postergará nuestras aspiraciones y seguirá manteniendo las odiadas herencias de la dictadura por la cual hemos tomado las calles.

Nuestra enorme fuerza expresada en movilizaciones históricas, paros generales, cortes y barricadas, y la represión brutal que hemos sufrido con la impunidad de todos los responsables y nuestros asesinados del pueblo, no son moneda de cambio para que todo se siga manteniendo igual. Eso es lo que hará este acuerdo, mantener todo igual mientras nos buscan sacar de las calles para recomponer su “legitimidad” y patear para unas votaciones el próximo año los mecanismos de una Nueva Constitución sin que se resuelvan nuestras aspiraciones.

Fuerza hay y la seguimos expresando diariamente en las calles. Hay que avanzar a una lucha superior para echar abajo todas las herencias de la dictadura y conquistar nuestras aspiraciones. No lo haremos con este plebiscito, sino echando a Piñera con la huelga general indefinida y que permita imponer desde las organizaciones de masas del pueblo trabajador, una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, sin las instituciones de este régimen que lo único que buscan es blindar a los grandes poderes empresariales que saquean el país y mantienen nuestras condiciones de miseria. Esta perspectiva debiera impulsar Mesa de Unidad Social, y no sus maniobras de presión a los partidos de este régimen anti-popular que buscan blindar el “modelo”.

Es momento de impulsar en todo el país Comités de Emergencia y Resguardo como el ejemplo de Antofagasta, comités de huelga en lugares de trabajo y estudio, asambleas y coordinadoras, para que desde las bases unifiquemos nuestros reclamos y nos permita conquistar todas nuestras demandas echando a Piñera y poniendo fin a todo este régimen.

¡No a la trampa de la “cocina” parlamentaria!!

¡Fuera Piñera con la huelga general indefinida!

¡Asamblea Constituyente Libre y Soberana YA!

¡Abajo las herencias de la dictadura!






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   #HuelgaGeneral   /   Política Chile   /   Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO