Política Chile

CORONAVIRUS

Nuevo balance del gobierno: 1909 contagiados, 6 fallecidos y una continua falta de datos claros sobre la pandemia en el país

El Ministro Jaime Mañalich volvió a dar un nuevo balance del aumento de contagios de coronavirus en Chile. En las últimas 24 horas han sido 299 los nuevos casos, 2 menos que en el conteo del día pasado. La falta de datos precisos, la incertidumbre laboral y la ausencia de una política de test masivos y gratuitos son debates centrales.

Sábado 28 de marzo | 12:28

Mañalich comenzó su conferencia de prensa dando los datos del mundo: 606.000 casos comprobados en todo el planeta y más de 28 mil fallecidos, en una jornada marcada por el peak de fallecidos en un día ocurrida en España, país donde murieron, las últimas 24 horas, 832 personas producto del virus.

Y luego, como si de competencia se tratase, Mañalich comparó las cifras de fallecidos de Chile con la de países de Latinoamerica.

En concreto en el país se ha llegado a los 6 fallecidos, principalmente adultos mayores, y un total de 1909 contagiados, sumando 299 nuevos casos en las últimas 24 horas. De esos, 146 corresponden a la Región Metropolitana, especialmente a las comunas que hoy tienen cuarentena total (Las Condes, Lo Barnechea, Vitacura, Providencia, Ñuñoa, Independencia y Santiago Centro). En el país existiría entonces una tasa de mortalidad del 0,3% del coronavirus (relación contagios-fallecimientos). Pero el gran problema son los datos poco claros.

Al mismo tiempo, hay 81 pacientes hospitalizados, 47 de ellos con respiradores artificiales y 4 pacientes en estado crítico.

Por otro lado, fuera de la Región Metropolitana destacan el alza de casos en la Región de La Araucanía con 14 hospitalizaciones y la ciudad de Osorno.
A su vez, se informó que hoy comienza la cuarentena total en las ciudades de Temuco y de Padre las Casas.

Finalmente, Mañalich informó que la relación entre personas infectadas y la población total es la que se utiliza para decidir o no “tomar medidas drásticas”, en concreto, si la relación es de 4 contagiados por cada 10.000 habitantes, el gobierno decide tomar medidas, como en el caso de San Pedro de la Paz, donde la relación es de 16 cada 10.000 habitantes.

Datos poco claro, falta de test gratuitos, demora de entrega, incertidumbre laboral

Si hay algo que se mantiene, son los datos poco claros. Ante la pregunta de un periodista, respecto a cuántos exámenes se están realizando, Jaime Mañalich se remitió a aclarar que la política es testear por indicación médica en el caso del test PCR, es decir, se testea a quienes presentan complicaciones respiratorias. Pero fue incapaz de aclarar cuántos se hacían al día.

Por otro lado, un hecho que bordea lo escalofriante es el caso del quinto fallecido a nivel nacional, un hombre de 64 años que murió el viernes pasado en Cerrillos, pero recién el día de ayer fue considerado como un nuevo fallecimiento por contagio de coronavirus.

Este hecho muestra que la subsecretaria de redes asistenciales, Paula Daza, directamente ocultó información en su rueda de prensa del día de ayer, ya que no informó la localidad del fallecido ni tampoco que este había muerto una semana atrás.

Por otro lado, es expresión de la lentitud de los procedimientos que están aplicando las autoridades y el gobierno, tal como se ha denunciado en diferentes medios y diversas voces, donde incluso los test en regiones demoraban ¡una semana en entregar los resultados.

El gobierno dice que ahora está aplicando test masivos, alrededor de 3 mil al día, pero no hay claridad al respecto. Lo que sí es cierto es que entre el 19 de enero y el 20 marzo se hicieron alrededor de 800 al día, lo que era totalmente criminal.

No quieren entregar datos claros porque eso les permite seguir empujando a los trabajadores a seguir yendo a sus lugares de trabajo a producir productos y generar servicios no esenciales para enfrentar la crisis, con el único fin de llenar los bolsillos de los empresarios.

Decenas, sino cientos, han sido las denuncias de trabajadores de diversos rubros que son empujados a trabajar sin condiciones básicas de higiene y seguridad sanitaria, ni en sus lugares de trabajo ni en el transporte público.

Y a esto se le suma el dictamen de la Dirección del Trabajo, que permitiría a los empresarios suspender el pago de salario a los trabajadores que se vean imposibilitados de acceder a sus empresas o industrias producto de “motivos de fuerza mayor”, que en este caso son justamente las medidas del propio gobierno como el toque de queda o las cuarentenas.

Frente a este escenario se necesita que la CUT, que mantiene una tregua vergonzosa con el gobierno, convoque a un paro nacional ya para tirar abajo ese decreto maldito.

A su vez, que avancemos a la exigencia de test masivos a todos los trabajadores que sea de sectores esenciales y tengan que trabajar, a quienes tengan riesgo de contagio por contacto, síntomas de cualquier tipo o sean población de riesgo. Estos test deben ser totalmente gratuitos y realizados en lugares especialmente habilitados.

Finalmente, debemos conquistar la suspensión del funcionamiento de los sectores no esenciales de la economía y la aplicación automática de licencias masivas a los trabajadores de aquellos lugares, a quienes sean población de riesgo o tengan posibilidad de contagio por contacto.






Temas relacionados

#TestsMasivosYa   /   Cuarentena   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Jaime Mañalich   /   Política Chile   /   Zona Cuarentena

Comentarios

DEJAR COMENTARIO