Sociedad

EDUCACIÓN

Oposición presenta insuficiente “Ley Machuca”: ¿A cuántos beneficiará realmente?

Diputados de oposición de la Comisión de Educación presentaron un proyecto de ley que pretende “mejorar” el actual Sistema de Admisión de Enseñanza Escolar, y frenar a su vez la iniciativa del gobierno “Admisión Justa”. Pero la pregunta que vale la pena hacerse es ¿a cuántos beneficiará realmente la Ley Machuca”?

Domingo 20 de enero

El proyecto de inclusión “simbólica”

La iniciativa propuesta por la oposición busca asegurar que un 30% de los cupos en colegios particulares subvencionados y particulares pagados vaya para familias de escasos recursos. En palabras de la diputada del partido comunista, Camila Vallejo, la ley “es un compromiso país de generar una real inclusión”.

Pero ¿qué significa una “real inclusión”? Vale la pena preguntarse, de cara a una realidad educativa que muestra que el 76% de los puntajes nacionales PSU vienen de un colegio particular pagado, y de un un listado de los 100 colegios con el mejor puntaje promedio en la PSU, apenas entraron 4 colegios municipales y 2 particulares subvecionados. Si tomamos esta realidad en cuenta habrían 94 colegios, de los más destacados, que deberían por ley ingresar en sus matrículas a estudiantes vulnerables. ¿Pero qué sucede con el 30,5% (más de 79.000 estudiantes) que no alcanzó el mínimo de 450 puntos para postular a la educación superior? ¿Logran completar el 30 % de los colegios particulares o subvencionados?

Dificilmente, esto porque el tema de la inclusion y el derecho a la educación no pasa sólo por elegir el colegio en el que quiero que vaya mi hijo, sino por garantizar que al colegio que acceda le entregue una educación justa, no segregadora, de lo contrario, estudiante con una mala educación desde pequeños no van a poder acceder al 30% de los colegios pagados porque simplemente no van a tener la base educativa para competir por esos cupos. Este proyecto entonces no hará a la educación es espacio diverso, si no que será otro maquillaje al actual modelo segregador que año a año destruye la educación pública y los mejores resultados estandarizados se concentran en la educación pagada.

El círculo de debilitamiento de la educación pública

Esta ley, apodada “Machuca” por el protagonista de la película de Andrés Wood sobre el ingreso en los años ’70 de estudiantes pobres a establecimientos de ricos, está lejos de cambiar estructuralmente el sistema segregadir de admisión y sus bases. La educación actual está dividida en una para pobres: liceos y ecuelas municipales, y en ciertos casos subvencionados, y una para ricos: de colegios privados, muchos de iglesias cristianas. El Estado financia a establecimientos educacionales privados vía subvención y que representa a un 58% de los establecimientos. Tan sólo existe un 37% de educación municipal y que en su mayoría funcionan en precarias condiciones (tan sólo existen 800 establecimientos municipales con buenos resultados, hablamos de los “emblemáticos” y los “liceos bicentenario”, de un total de 9.000).

El círculo se completa con el criterio de disperción de matrículaa: los resultados SIMCE y PSU, que exige lo que la educación pública no puede otorgar: por las condiciones de enseñanza, infraestructura, profesionales y participación de los apoderados. Todas variables deprimidas en la educación pública.

No más subvención a privados y basta de pruebas estandarizadas

No se trata de oponerse a que cierto porcentaje infimo de estudiantes de comunas y familias trabajadoras o pobres se incluyan a ciertos establecimientos. El problema es que resulta una medida completamente esteril para erradicar la discriminación escolar y la educación segregada según clase social. El problema fundamental es poner fin a la admisión escolar basada en el mérito, pues como muestran las cifras, depende de la condición socio económica del estudiante.

Es necesrio cuestionar la educación de clases. Por eso mismo desde la Izquierda Diario y la agrupación juvenil y estudiantil “Vencer” proponemos poner término a la subvención escolar a los privados y un financiamiento integral a los establecimientos públicos. Cuya admisión sea de libre acceso e irrestricto, para que cada comunidad escolar de profesores, estudiantes y apoderados definan qué educación necesitan. Es decir, establecer un Sistema Nacional Unificado de Educación que permita desarrollar a cada escuela con recursos y que por tanto no exista competencia ni precarización.

La Nueva Mayoría y la Derecha fueron responsables de crear y profundizar la educación de mercado: estandarizada y segregadora. Por tanto no se puede ir tras alianzas con el PS, el PPD y la DC como hacen los diputados del PC y el Frente Amplio. Por el contrario, la fuerza para detener el proyecto de “Admisión injusta” de Sebastián Piñera es el movimiento estudiantil y el movimiento de profesores, cuyas direcciones, hasta ahora han realizado declaraciones en los medios, pero, no han convocado a ninguna acción de movilización.

https://www.laizquierdadiario.cl/Admision-Justa-Nada-mas-que-mayor-segregacion






Temas relacionados

Chile Vamos   /   Debate Educacional   /   Derecha chilena   /   Opinión   /   Sociedad   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO