Mundo Obrero Chile

11 de septiembre

"Organicémonos contra la precarización laboral y la represión sin confianza en quienes profundizan la herencia de la dictadura"

Hoy 11 de septiembre, amanecimos con una inserción de El Mercurio que señala que “Chile se salvó de ser hoy como Venezuela", postura que defiende la derecha junto con sectores de los grandes empresarios, ignorando la responsabilidad del imperialismo y de EEUU principalmente en la crisis económica y social del país caribeño, haciendo una burla de los miles de trabajadores, mujeres y jóvenes que lucharon contra la dictadura, siendo asesinadas, torturadas y desaparecidas. Esto se suma a la visita de José Antonio Kast en Antofagasta, referente de la extrema derecha y líder de Acción Republicana, que en sus palabras defiende "la obra del gobierno militar". Distintos dirigentes del Partido de Trabajadores revolucionarios se refieren al respecto.

Miércoles 11 de septiembre de 2019 | 18:33

Patricia Romo, dirigenta del Colegio de Profesores Comunal Antofagasta y parte de la agrupación de trabajadores de la educación Nuestra Clase señaló "La derecha junto con los grandes empresarios, con sus medios de prensa, defienden con uñas y dientes su legado: un Chile autoritario, neoliberal, gobernado por un puñado de familias, saqueado por el imperialismo que está destruyendo a pasos agigantados el medio ambiente y precarizando las condiciones de vida, y donde cada uno de nuestros derechos básicos, como la salud, educación y vivienda, se encuentran privatizados y convertidos en un negocio para los bolsillos de los Luksic, los BHP e inclusive la misma familia Piñera. A éste sector minoritario, los capitalistas y sus políticos corruptos, y a sus medios de comunicación como El Mercurio nos enfrentamos, quienes buscan pisotear el ascenso revolucionario de los 70 en Chile al igualarlo con la actual crisis de Venezuela cuando son los empresarios y sus políticos los que se han opuesto con sangre y fuego a cualquier tipo de avance en las condiciones de vida de la mayoría de la población”.

Por su parte, Nathaly Flores, dirigenta nacional de Easy y de la agrupación de trabajadores del comercio y servicio "Sin Sección", hizo énfasis en "Que no ha sido sólo la derecha quien ha perpetuado este legado de la dictadura a lo largos de los años, los gobiernos de la ex concertación se encargaron de administrarlo y profundizarlo. Así lo vemos con la subcontratación cuyas bases se impusieron en la dictadura junto a una mayor precarización laboral condensado en el Código del Trabajo de José Piñera, con el objetivo de debilitar los sindicatos, dividir a la clase trabajadora y sus métodos de lucha, como la huelga- y que fue profundizado por los gobiernos de la Ex Concertación y la derecha como se muestra con la reglamentación del subcontrato del año 2007 de Bachelet, manteniendo hoy a más de 1 millón de personas, principalmente mujeres, diversidad sexual e inmigrantes, bajo esta modalidad precaria de contrato, donde en la minería pasaron de un 4,8% de subcontratados el año 85 a ser en la actualidad un 70% en uno de los rubros que más ganancias producen los trabajadores. La DC con la cual el Frente Amplio y el PC negociaron la rebaja de la jornada con gradualidad, es quien quiere integrar al proyecto la flexibilidad laboral y la polifuncionalidad, contra la que se enfrentaron los trabajadores de la huelga de walmart, con la que vienen imponiendo despidos, No podemos buscar de aliados a quienes nos mantienen con sueldos precarios y condiciones inestables- los mismos que quieren que paguemos el costo de la rebaja de la jornada con nuestros bolsillos y sin tocar sus ganancias millonarias. Ya es suficiente, son muchos años que somos las y los trabajadores y nuestras familias las que resienten en todos los aspectos de la vida la precarización a que nos somete los capitalistas”.

“Tanto ayer como hoy utilizan sus instituciones represivas, lo vemos por un lado, en la amenaza de Piñera de ocupar el TC frente a una posible legislación del proyecto de las 40 horas, en la represión en el Instituto Nacional, en el ex Pedagógico e incluso irrumpiendo en el cementerio general en plena conmemoración del 11 de septiembre en Santiago, y por otro, en sus políticas autoritarias como aula segura, el toque de queda, la ley anticapucha, y en la aprobación de la contraloría de legislar la salida de Historia y Ed. Física de la malla curricular. Buscan silenciar a la juventud por medio de la represión, el autoritarismo y borrando nuestra historia, tal como lo hicieron en dictadura en las universidades por medio del disciplinamiento y el control de todo tipo de resistencia y actividad de oposición. Introdujeron el terror arrasando con toda práctica democrática, previniendo a sangre y fuego su resurgimiento, borrando del escenario educativo a los movimientos estudiantiles, y hoy con Piñera a la cabeza buscan seguir haciéndolo, y es porque saben que podemos ser un gran aliado junto a la clase trabajadora para enfrentar al gobierno y sus reformas. Quienes nos organizamos en Vencer y desde el PTR queremos ser esa alternativa política de la juventud, mujeres y trabajadores que levante sus banderas contra la represión y la precarización de Piñera, que se proponga derribar cada una de las herencias de la dictadura, por el derecho a educarnos sin violencia ni represión policial y retomando la lucha por una educación gratuita, no sexista y democratica". argumentó Karla Peralta, estudiante de medicina y dirigenta de la agrupación estudiantil Vencer.

Finalmente Nicolás Bustamante, ferroviario y dirigente del Partido de Trabajadores Revolucionarios concluye que “En este escenario político el sentir de la mayoría de la población está con la demanda de rebaja de la jornada laboral, sin embargo, hegemoniza la política de conciliación y confianza con los empresarios y los partidos tradicionales como la DC, lo que luego se expresa en la aprobación de un 77% de la población de dar mayor flexibilidad y un 65% de manera gradual durante los próximos cinco años, lo que no es más que caer bajo el engaño de que la flexibilidad es favorable a las y los trabajadores. Desde el Partido de trabajadores Revolucionarios somos tajantes en señalar que no se podrá conquistar ninguna reducción de la jornada laboral sin rebaja de sueldos, mientras no logremos conquistar que nuestras vidas valen más que sus ganancias, siendo crucial para ello la unidad de las y los trabajadores con otros sectores, como lo son los estudiantes y las mujeres enfrentando al gobierno y todas sus reformas.
Nuestro desafío hoy es poner en pie un partido de la izquierda anticapitalista, de las y los trabajadores, internacionalista, antiimperialista, que se proponga echar abajo este Chile heredado de la dictadura militar, que sea una alternativa para esa gran mayoría que hoy padece las penurias de un sistema para los ricos. Es por esto que tomamos sacamos las lecciones de los años setenta, sobre todo de los Cordones Industriales, como parte de la experiencia histórica más avanzada de autoorganización de la clase trabajadora latinoamericana, que a través de las tomas de fábrica y el control de la producción, en coordinación con las poblaciones mostraron un camino para enfrentar el Golpe y al imperialismo. Es por ello que sacamos las lecciones de los setentas porque creemos que la única forma de imponer nuestras demandas como lo es hoy la reducción de la jornada laboral y acabar contra toda precarización de la vida es confiando en nuestras propias fuerzas y organización, pero también porque la única forma de resolver íntegramente las problemáticas que aquejan al pueblo trabajador, las mujeres y la juventud es conquistando un Gobierno de la clase trabajadora.






Temas relacionados

11 septiembre   /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Golpe de Estado

Comentarios

DEJAR COMENTARIO