MINISERIE

PepsiCo desde abajo: relatos en el movimiento obrero, nuestro programa y estrategia

Con el lanzamiento del primer capítulo, llegan de todo el país centenas de comentarios de trabajadoras, trabajadores y estudiantes. Cada tres semanas habrá una nueva entrega.

Lunes 9 de julio

[Trailer] PepsiCo, desde abajo - YouTube

Hacia fines de junio, en el mes aniversario del inicio de la lucha contra el cierre de la planta de la multinacional -ubicada en Florida, Gran Buenos Aires-, La Izquierda Diario presentó el primer capítulo de la miniserie documental “PepsiCo, desde abajo”.

Como hemos contado, el documental se propone recorrer desde los inicios, a finales de los años 90’, la organización desde abajo de los trabajadores, sus primeros años, los de la resistencia, de los avances en los derechos conquistados (como las categorías de las mujeres obreras), el trabajo en el gremio de la alimentación, hasta la lucha contra el cierre ilegal de la planta que contó con un brutal desalojo visto en vivo y directo por medio país. Un eje central que atraviesa esta historia es el papel del trotskismo, en particular de los militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), y las lecciones que esto nos deja. A su vez, esta historia está marcada a fuego por el rol de las mujeres obreras.

Presentamos a los lectores algunos de los comentarios recibidos.

Jujuy
Estudiante secundaria, 14 años: “Me llamó mucho la atención como se muestra que trabajaban en condiciones horribles y principalmente la esclavitud que tenían con su trabajo, lo poco que cobraban. Te muestra la verdadera cara del 2001 y lo cerca que estamos en la actualidad. Esta lucha viene hace mucho y no hay que esperar más, hay que seguir luchando para que deje de pasar esto. Creo que hay muchas personas que no toman consciencia de lo que verdaderamente ocurre en las fábricas como PepsiCo u otras”.

Córdoba
De una trabajadora telefónica: “Es zarpado cómo se muestra la organización y la lucha de las mujeres que ¡iban por todo, unas leonas! Me gusta que empiece una serie que muestra la lucha de las mujeres obreras. Hiper recomendable”.

San Nicolás, Santa Fe
Trabajador: “Me pareció muy buena. Muy buen material de archivo, bien editado. Las ideas principales que, me parece, quiere transmitir son la necesidad de la unidad de las filas de los trabajadores y lo importante que eso es a la hora de un conflicto. No ver al contratado como otro, sino como uno más que va a buscar el pan”.

Zona Norte GBA
Estudiante UNLU Luján: “Para mí estuvo muy bueno el primer capítulo, sobre todo porque tomó el trabajo de lxs obrerxs desde el principio. Para los que nos acercamos a la militancia bajo el calor de esa lucha nos permite entender lo que conlleva una organización dentro de una fábrica, que no es de un día para otro y que eso es lo que permitió la gran pelea que dieron los trabajadores, más allá de que no hayan obtenido la reincorporación. Yo creo que en eso fue lo que a muchos nos permitió entender que en la organización estaba la fuerza. Como recién arranca, no sé bien cuál va a ser el hilo de continuación, pero supongo que le darán importancia a la lucha de las trabajadoras como Kathy, que yo personalmente la tomo mucho como ejemplo para discutir sobre feminismo, ya que es un ejemplo ‘pequeño’ para lo que es el movimiento en sí pero si hacemos foco en la pelea de las trabajadoras hacia la discusión con sus compañeros y todos juntos contra la patronal el feminismo, por el cual peleamos, ya se vería de forma más gráfica”.

Zona Oeste GBA
Trabajador de La Matanza: “Muy bueno porque tiene mucho de los 90s y del programa del PTS este primer capítulo: qué programa tener en situaciones así, digo, lo de los 90, porque es lo que se viene y cómo se lleva a la práctica. Siento que con el documental de Zanon tiene en común el método del PTS, que interviene así. Es muy bueno el recurso de los dibujos”.

CABA
Trabajadora telefónica: “Muy bueno el primer capítulo que muestra bien claro la política que siempre tuvo el PTS de la unidad de las filas obreras entre efectivos y contratados. Me hizo acordar un poco a nuestro propio proceso en telefónicos cuando empecé a ser activista y como pasantes estábamos con un pie afuera y la única línea de pelear por nosotros la tuvieron los compañeros que militaban en el partido, mientras que el sindicato lo tuvo que tomar porque se lo impusimos. Me parece muy emocionante escucharlo a hablar a Leo, la claridad y simpleza con la que decía las cosas, como PepsiCo contrataba mujeres de las más oprimidas (madres solteras, único sostén de hogar) y lo usaban como condición para precarizarlas más y no tuvieran otra opción de organizarse frente a la explotación, frente a la posibilidad de perder su única fuente de trabajo, y aun así esas mujeres se organizaron. Y para mostrar el rol que tienen las mujeres dentro del movimiento obrero”.

La necesidad de la organización

Casi 8 de cada 10 habitantes de la Argentina pertenece a la clase trabajadora o a la clase media pobre. Sin embargo, para hacer valer este peso social en la lucha contra los capitalistas hay una condición indispensable: la organización independiente en un partido revolucionario.

Gran parte de los comentarios recibidos nos deja que la pelea por luchar contra la división de las filas obreras a la que apostó el PTS en PepsiCo, que había dejado el neoliberalismo, fue un puntapié necesario y acertado. Y que esta lucha fue la pelea por las obreras contratadas. Las mujeres obreras, el sector de la clase trabajadora junto con la juventud que hoy sigue siendo el más vulnerable, y a la vez tienen la fuerza de estar en la primera fila en las luchas por sus derechos.

Lo cierto es que sólo a través de la organización es que la clase trabajadora puede desplegar la fuerza que tiene por ser la inmensa mayoría. Para vencer, es indispensable un gran partido de trabajadores, que sea independiente de toda variante patronal, que tenga un claro programa anticapitalista, socialista y revolucionario y que no se deje ni amedrentar por la represión ni seducir por los “cantos de sirena” de ofertas que llevan a los trabajadores detrás de los patrones y sus partidos políticos. Una organización política que sea capaz de ganar para este programa a las grandes mayorías del pueblo trabajador.

Los invitamos a continuar acompañándonos en cada capítulo, para conocer esta historia, sacando nuevas lecciones para el presente.

>>HAZ CLICK AQUÍ PARA MIRAR EL PRIMER CAPITULO<<






Temas relacionados

alimentación    /   solidaridad con Pepsico   /   Agrupación Bordó   /   PepsiCo

Comentarios

DEJAR COMENTARIO