Política Chile

ACUERDO NACIONAL

Plan para la clase media: El endeudamiento hipotecado en las futuras generaciones

Una pesada mochila hacia las próximas generaciones es el contenido del plan anunciado este domingo por Sebastián Piñera.

Teresa Melipal

Santiago de Chile

Lunes 6 de julio | 08:43

Este domingo, Sebastian Piñera anunció un nuevo paquete de ayuda económica enfocado a la "clase media" el cual busca movilizar recursos por 1.500 millones de dólares entre garantías y aportes directos en marco al acuerdo covid-19. Un plan que endeuda a un gran sector de la población y que hipoteca el futuro de las futuras generaciones.

Este plan se estructura en cuatro ejes: créditos blandos suministrados por Tesorería, postergación del pago de dividendos de créditos hipotecarios de viviendas de hasta UF 10.000 por 6 meses, ampliación del subsidio de arriendo de hasta $150.000 pesos por arriendos de hasta $450.000 pesos por 4 meses y la ampliación del crédito para la educación superior (CAE) estimado para 130 mil estudiantes. De ellas las dos primeras requieren proyectos de ley que se enviarán al Congreso, que buscará cubrir hasta el 70% de los ingresos mediante futuras deudas en cuatro años de pago.

Te puede interesar: Destrucción del empleo: la política del Gobierno empresarial que está aumentando la precarización y miseria

En tanto, sectores de la vieja Concertación, como la DC Ximena Rincón, señalaron que el plan anunciado por Piñera profundiza el endeudamiento de un amplio sector de la población en vez del autopréstamo de un 10% del retiro de fondos de pensiones. Una hipocresía total, cuando fueron los gobiernos de la Concertación los que continuaron las privatizaciones de los servicios sociales y obras públicas, y además, allanaron el endeudamiento de la clase trabajadora promoviendo créditos como el Crédito con Aval del Estado (CAE).

¡Que la crisis no la carguen los trabajadores ni las futuras generaciones!

Son los grandes bancos y financistas quienes verdaderamente se beneficiarán del plan anunciado por Piñera, mientras que las próximas generaciones de la clase trabajadora serán las que pagarán los costos de esta crisis. Según afirmó el economista Sergio Urzúa en Emol.cl, la generación sub 30 será la que pagará los verdaderos costos de la crisis ya que no bastará con el título universitario tras un mercado laboral deteriorado e inestable.

Con el "plan para la clase media", Piñera pretende contener las demandas por salud, pan y trabajo que se expresaron en las protestas de este 2 y 3 de julio en distintas ciudades del país, haciendo contratiempos para beneficiar a las grandes empresas y bancos.

Ante esta crisis sanitaria que muestra la cruda desigualdad de clases sociales necesitamos con urgencia un programa de emergencia que resguarde las condiciones de la clase trabajadora, exigiendo fin a los despidos y un un impuesto extraordinario de las grandes fortunas, para garantizar sueldos mínimos de 500 mil pesos para todas y todos los trabajadores informales, independientes y desempleados que se quedaron sin ingresos por la pandemia o que perciben ingresos inferiores a la canasta familiar. La condonación de toda deuda educativa también es urgente, como las deudas CAE, CORFO y fondo solidario, y el congelamiento del pago de aranceles sin acumulación de deuda e interés.
Te puede interesar: ¡Salud, pan y trabajo! Que la crisis no la pague la clase trabajadora y el pueblo, sino que los grandes empresarios






Temas relacionados

Covid-19   /   Pandemia   /   #FueraPiñera   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO