Internacional

INTERNACIONAL

¿Por qué la lucha de la juventud en Francia debe ser conocida en Chile?

Los grandes medios no muestran esta lucha en nuestro país. Un mes de movilizaciones. Asambleas, ocupaciones y una huelga general son un ejemplo que hay que mostrar.

Pablo Torres

Comité de Redacción / Partido de Trabajadores Revolucionarios

Lunes 11 de abril de 2016 | 18:02

Derrotar en las calles la reforma laboral

El gobierno del Partido Socialista de Francois Hollande está atacando los derechos de los trabajadores y la juventud. Continuando los planes de “austeridad” para que la crisis la pague el pueblo trabajador, está impulsando una contra-reforma laboral que ni aún los gobiernos de derecha se atrevieron a aplicar, que ataca los derechos individuales de los trabajadores, a los sindicatos, negociación colectiva y huelga, así como precariza el trabajo de la juventud.

El ataque no ha quedado sin respuesta. Desde fines de febrero, centenares de organizaciones juveniles, estudiantiles y de trabajadores se han unido (“tous ensemble” o “todos juntos” es la consigna) para exigir el retiro de la ley, y mantenerse en las calles movilizados es la única forma de lograrlo.

Desde el 09 de marzo a la fecha, seis jornadas de movilizaciones masivas con un enorme apoyo popular han puesto al gobierno “socialista” a la deriva. Enfrentando la fuerte represión policial (y el “Estado de excepción”), la juventud está encabezando la protesta y llamando al movimiento obrero a la unidad. Fue tal la presión, que las principales centrales sindicales se vieron obligadas a convocar a la primera Huelga General en la presidencia de Hollande.

Aunque las burocracias sindicales y las direcciones reformistas quieran presionar por “mejorar” la ley y negociar con el ejecutivo y el parlamento (comparándose a la política de las direcciones de la CUT y CONFECH que llaman a confiar en las instituciones del régimen), son cada vez más los sectores que ven en la continuidad de su lucha y la auto-organización desde las bases, la única forma de acabar con la ley, superando la división que busca el gobierno e imponen las burocracias.

Masividad, unidad y coordinación

Así, la creciente protesta social de la juventud y los trabajadores, tuvo su apogeo el 31 de Marzo con la Huelga General en la que participaron más de un millón de personas. Este sábado 09 de marzo una nueva jornada de protesta convocó a más de cien mil personas en todo el país.

Esta “primavera francesa” se expresa también en la convocatoria a la ocupación de la plaza La República imitando el llamado de los “indignados” españoles del 15M. Así pretende el movimiento “Noche en Pie”.

Uno de los ejemplos centrales, además de la combatividad y masividad en las calles, son los ejemplos de unidad desde las bases entre los secundarios y universitarias, así como la coordinación obrero-estudiantil en Asambleas Generales de Coordinación, como gérmenes de organismos de auto-organización para superior la división que imponen las burocracias, y librar la batalla contra el gobierno sin ninguna confianza en las instituciones de la Quinta República. Así, en diversas universidades y escuelas han emergido las Asambleas Generales, como en Paris I y Paris VIII, llamando a coordinar las luchas y la unidad desde las bases.

Un ejemplo para recuperar el protagonismo estudiantil y obrero

La juventud viene protagonizando masivas movilizaciones en todo el mundo tras la crisis económica del 2009. Fue protagonista tanto en la “primavera árabe” (derrotada por la contra-revolución imperialista así como la farsa de las “transiciones democráticas, ambas abriendo paso al Estado Islámico y la guerra imperialista), con las “plazas” en Europa como los “indignados” españoles, así como las masivas movilizaciones en Chile el 2011 y las “jornadas de junio” de 2013 en Brasil.

En Europa con tasas de desocupación que doblan el promedio normal, así como en América Latina y en diversas partes del mundo, la crisis económica y los ataques de los capitalistas y sus gobiernos empujan a la juventud al sub-empleo, desocupación, precarización y miseria. Los estudiantes ven atacados sus derechos y amenazado su futuro.

En Francia, las protestas de la juventud y los trabajadores para derrotar la reforma laboral y la represión, son una bocanada de aire a Chile y el mundo.
El ejemplo vivo de sus luchas, combatividad, masividad, unidad e intentos de coordinación y auto-organización desde las bases, debe ser tomado por la juventud y los trabajadores.

En la actualidad en Chile, el parlamento quiere derrotarnos imponiendo leyes de represión, impunidad y criminalización. El gobierno nos pretende dividir y sacar de las calles con pequeñas concesiones dentro del modelo heredado de la dictadura (cambiar algo para que nada cambie).

Sólo mediante la unidad y coordinación desde las bases entre trabajadores y estudiantes, sin ninguna confianza en el gobierno y parlamento, podremos recuperar el protagonismo en las calles, derrotar las leyes de represión y el engaño de las reformas, y pasar verdaderamente a la ofensiva. El 21 de abril, la primera movilización estudiantil del año, debe ser un paso para ello.






Temas relacionados

Reforma Laboral Francia   /   Reforma laboral en Chile   /   CONFECH   /   Movimiento estudiantil   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO