Logo Ideas Socialistas

SEMANARIO

Por un gran movimiento democratico para la liberación de los presos políticos de la rebelión, en unidad con la clase trabajadora

Octavia Hernandez

Por un gran movimiento democratico para la liberación de los presos políticos de la rebelión, en unidad con la clase trabajadora

Octavia Hernandez

Durante estas últimas semanas post plebiscito, tomó relevancia en diferentes sectores de masas y de la juventud, la lucha por la liberación de las y los presos políticos de la rebelión popular en Chile. Según las últimas cifras a un año del 18 de Octubre de 2019, la fiscalía ha formalizado a 5 mil personas por acciones ocurridas en la rebelión, de las cuales 648 se encuentran actualmente en prisión preventiva y 725 ya están condenadas y condenados.

Posterior al plebiscito del 25 de Octubre, se expresó de mayor manera lo que las familias y amigos de presas y presos políticos, ya venían denunciando y exigiendo, esto es la liberación de sus hijos, padres, familiares y amigos que se encuentran encarcelados por movilizarse, al igual que millones que lo hicimos desde el 18 de Octubre del 2019. El sentimiento legítimo de solidaridad y la exigencia de la liberación de las y los presos, se ha tomado las semanas posteriores al 25 de Octubre, diferentes han sido las convocatorias de familiares y amigos de presos políticos (OFFAP), al igual que la coordinadora 18 de Octubre a mítines y “barrotazos” fuera de las cárceles e instalaciones del Sename, donde están estudiantes secundaries, que también han sido encarcelados en estas dependencias por movilizarse.

Recientemente sectores del Frente Amplio, el PRO de Marco Enríquez Ominami por medio del actual Senador Navarro y el Partido Comunista, plantearon la posibilidad de una ley de amnistía o indulto en Chile, para todas y todos los presos políticos. Desde ya, cualquier medida que se tome hacia la liberación de los presos y presas políticas es progresiva, la cual no debe tener ningún límite, es decir, debe adjudicarse ampliamente para la liberación de absolutamente todas y todos los presos políticos, en el marco de un Estado que criminaliza y encarcela por movilizarse, teniendo a cientos de luchadores en sus celdas.

Los proyectos que actualmente se encuentran en discusión, se refieren a la Amnistía, donde existen sectores de la propia oposición que se encuentran estudiando el proyecto, que se plantean en contra, porque este requerimiento puede permitir que violadores de los DD.HH y genocidas, como los que se encuentran en Punta Peuco, puedan “adquirirla” jurídicamente, mientras que el indulto jurídicamente requiere culpabilidad, “pero” políticamente puede otorgarse a quienes posean medidas cautelares, sin pena efectiva, esto planteado en palabras de integrantes de la oposición.

¿Quienes son los que tienen que aprobar esta ley sea de Amnistía o indulto?, son precisamente integrantes de una de las instituciones del régimen político que ha mantenido y profundizado toda la herencia de la dictadura como es el Senado, en donde se encuentran los mismos Partidos empresariales de los 30 años, con la derecha y la ex Concertación. Por otra parte, el Gobierno de Sebastián Piñera ya declaró provocativamente que en Chile “no existen presos políticos”, negándose de cuajo a este proyecto de ley, que sería presentado, al igual que la Democracia Cristiana que ya declaró que no apoyarán un proyecto de esas características en el Senado, esto en medio de los debates de quórum para la ley, que para la Amnistía se necesitan 26 votos del Senado y para la ley de Indulto general 22. Entonces se abre la pregunta: ¿Un proyecto de amnistía o indulto de las características necesarias para la liberación de todas y todos los presos políticos, se puede lograr por medio del Senado, repleto de perpetuadores de la herencia de la Dictadura?.

La clase obrera y su rol estratégico

Frente a esto es que se vuelve sumamente necesario el levantar y conquistar en Chile un movimiento demócratico que pelee en las calles por la liberación de los presos políticos de la rebelión, pero también contra las violaciones de los Derechos Humanos y la impunidad a los genocidas. Que en Chile no exista esta perspectiva como tal, tiene por un lado directa relación con la herencia de la dictadura, quien a punta de persecuciones, represión y desapariciones, desmanteló la organización obrera existente previa al golpe como fueron los organismos de autoorganización de los Cordones Industriales, además de la persecución política a dirigentes sindicales y organizaciones de trabajadores, al igual que a pobladores a lo largo del país. Hoy en el Chile que despertó y cuestiona los 30 años, en medio de la necesidad de la liberación de los presos políticos de la rebelión, debe pelear por un movimiento democrático, que debe ser amplio, es decir, de sectores de masas, donde la discusión de qué hacer frente a las materias de DD.HH y nuestros presos políticos no pasen por cuatro paredes, sino que sea con discusión y movilización en las calles, para fortalecer aún más la exigencia de la liberación.

Es en esta sintonía que se vuelve sumamente necesaria la perspectiva de la movilización, pero no sólo la movilización en general, sino que de la mano con la clase trabajadora, que puede poner el jaque, a este régimen político. Un ejemplo claro, que aún tenemos en la retina, es la huelga general del 12 de Noviembre. la cual fue convocada por las principales organizaciones sindicales y sociales, que dio pie a realizar una amplia movilización y coordinación en las calles y sectores estratégicos de la propia clase trabajadora, que fueron un “punto de inflexión” para el gobierno de Piñera y la propia burguesía, si desde el propio Ministerio del Interior reconocieron que ese día fue el de mayor enfrentamiento y acción directa de masas. Uno de los aspectos fundamentales de esta jornada y que es clave para pensar en perspectiva política y estratégica, fue el rol fundamental de la clase trabajadora, la cual intervino con sus propios métodos de movilización en la revuelta, que llevaron adelante sectores populares de la juventud y sus métodos históricos de movilización como la paralización de sectores importantísimos que son parte directa de la economía del país, por lo tanto cumplen un rol estratégico Tal fue el caso de los trabajadores portuarios que paralizaron 25 de los 27 puertos del país. según la Camport, (Cámara Marítima y Portuaria) gremio empresarial, los portuarios a lo largo del país, bordeaban los 11 mil trabajadores a mediados del 2019, es decir un poco más del 90% de los puertos fueron paralizados, por un poco más de 10 mil trabajadores a lo largo del país. En esta jornada también paralizaron trabajadores públicos, docentes, trabajadores de la salud y entre otros, que sumado a la masividad de las movilizaciones en las calles y los enfrentamientos con las fuerzas represivas forzaron la paralización del transporte y el comercio en las grandes ciudades del país.

Te puede interesar: https://carga.laizquierdadiario.com/Los-dias-decisivos-de-la-rebelion-de-octubre

El 12 de Noviembre, dejó demostrada la fuerza y potencialidad de la clase trabajadora para poner en jaque al régimen político, que en conjunto a la juventud y los sectores populares, y apoyo amplio de masas, puede cumplir un rol fundamental en el ámbito de la lucha de clases y la política para conseguir la liberación del conjunto de las y los presos políticos sin excepción. Hoy ya existen ejemplos desde la propia clase trabajadores, específicamente las y los trabajadores de la salud, tal es el caso de los Trabajadores del Hospital Barros luco, que ya hace unos día votaron una declaración internacional en solidaridad y por la liberación de los presos políticos donde manifiestan: “El reciente plebiscito mostró por aplastante mayoría la legitimidad de las demandas de la Revuelta de octubre y lo inaceptable de mantener el encarcelamiento de todos los que se movilizaron por estos ideales.Por ello solidarizamos con la causa de sus familias y amigos, y hacemos un llamado a todas la organizaciones sociales, políticas y/o territoriales, tanto en Chile como en el resto del mundo, a movilizarse activamente para exigir su libertad inmediata”, al igual que las y los funcionarios del Hospital Sótero del Río que también hace unos días manifestaron la necesidad de la liberación de las y los presxs políticos

Es necesario plantearse la necesidad de que estos ejemplos, se conviertan en tendencia en el conjunto de la clase trabajadora, para que esta por medio de su propia fuerza y métodos de movilización, irrumpa de conjunto para conquistar la liberación de nuestros compañeros y compañeras. Para que esto sea así lamentablemente no basta, solo con los actos de solidaridad, sino que es necesaria la paralización, como ya lo demostró el 12 de Noviembre del año 2019. Para esto es necesario que la CUT (Central unitaria de trabajadores) debe convocar a una paralización nacional unificada, las y los trabajadores de la Salud, demostraron su capacidad de unificar las demandas de diferentes sectores tanto la liberación de los presos políticos, como su lucha frente a la intransigencia del Gobierno, con respecto a su demanda propia de otorgarles el bono Covid. La fuerza que vienen desplegando desde la base, las y los funcionarios de la salud, son la base para que las principales organizaciones sindicales como la CUT, ANEF, el Colegio de Profesores, etc, convoquen a un paro nacional efectivo y unitario, en conjunto con organizaciones sociales, de Derechos Humanos, Movimiento de mujeres, asambleas territoriales, etc, para así avanzar a un plan de lucha ascendente, por la liberación de los presos políticos, contra los despidos, por la defensa de la salud pública contra el mercado de los privados y la pelea aún vigente por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, porque entendemos que sólo por medio de la fuerza de la clase trabajadora desplegada por medio de la Huelga General y sin Piñera, podremos echar abajo la herencia de la Dictadura y no por medio de este proceso actual, que se encuentra controlado por los mismos partidos de los 30 años.

Desde la Agrupación de la juventud anticapitalista Vencer, hemos venido haciéndonos parte de las acciones que levantan familiares y amigos de compañeras y compañeros presos políticos, junto a decenas de compañeros. Creemos necesario, además de aportar con nuestra fuerza y energía, por su liberación, contribuir al debate político y estratégico para lograr la liberación de las y los presos políticos de la rebelión de Octubre.

VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
CATEGORÍAS

[Represión en Chile]   /   [Indulto]   /   [Presos políticos]   /   [Frente Amplio]

Octavia Hernandez

Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía Ex-Pedagógico.
Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía
Ex-Pedagógico.
COMENTARIOS