Mundo Obrero Chile

NACIONAL

Presupuesto 2021: Se acentúa la crisis en cultura ¡Que la crisis no la paguen las y los trabajadores!

El presupuesto propuesto para Cultura, presentado por el Ministerio de Hacienda para este 2021, ya ha encendido varias alarmas con algunos centros culturales perdiendo hasta un 15% de financiamiento estatal para el año que viene, acrecentando una crisis que ya venía en aumento.

Fernando Jiménez

Trabajador patrimonial y columnista de La Izquierda Diario Cultura

Sábado 24 de octubre | 09:56

Ha sido un año difícil para la cultura. Con el cierre de lugares públicos para evitar la transmisión del COVID-19, las y los trabajadores de cultura están pasando por una compleja situación económica y laboral. Sin conciertos masivos, exposiciones artísticas, obras de teatro, etc. la mayor parte de técnicos y técnicas se encuentran en el desempleo. En este escenario, la baja del presupuesto para cultura de parte de Hacienda, que actualmente se discute en el Parlamento, ha puesto al mundo de la cultura en alerta. La totalidad de los centros culturales recibirán una asignación económica menor a la año pasado, es decir, el presupuesto de cultura no hará nada más que profundizar la crisis desatada durante los meses más duros de la pandemia. Mientras tanto, los aumentos presupuestarios se los llevan las fuerzas represivas de carabineros, cobrando jugosos bonos y renovando equipamiento y armas para atacar a la población en su legitimo derecho a la protesta.

Ante la baja de hasta un 15%, que en algunos centros significa percibir cerca de 440 millones de pesos menos, cabe preguntarse: ¿A quiénes afectará? Una reciente carta de reclamo firmada por las directivas de los principales centros de cultura del país señala: “en distinta forma y grado cada institución y su realidad disminuirá los programas y actividades, deberá reducir equipos de trabajo y aumentará la cesantía con el riesgo de caer en mayor precarización de artistas, técnicos y profesionales sin que podamos financiar, además, medidas sanitarias, económicas y programáticas que favorezcan a trabajadores, públicos, contrapartes comunitarias y artistas, entre muchos otros destinatarios de las políticas públicas de cultura"

En primer lugar, los primeros afectados serán las y los trabajadores de cultura. Tratándose del hilo más delgado, seguramente serán de los primeros “items” en las glosas de los distintos centros. En segundo lugar, los sitios de memoria, patrimonio mueble e inmueble, también pueden sufrir daños, no olvidemos que los centros encargados de preservar estos lugares, como el Museo de la Memoria, son parte de los afectados. Adicionalmente, todos quienes asistimos a estos lugares veremos los efectos negativos que tendrá el recorte: en Balmaceda Arte Joven estiman unos 15 mil usuarios jóvenes menos por motivo de la baja presupuestaria.

Esto no hace más que evidenciar la absurda lógica con que opera la derecha: por un lado rasgan vestiduras cuando los manifestantes pintan la estatua de Baquedano, y al mismo tiempo desfinancian a los principales centros de conservación y memoria como lo son el Museo de la Memoria y los Derechos Humanos o Villa Grimaldi, con un 13,09% de recorte. Francisco Esteves, director ejecutivo del Museo de la Memoria señaló: "Una rebaja del presupuesto para los lugares de memoria afecta estructuralmente el cumplimiento de las responsabilidades del Estado de Chile para con la comunidad internacional en materia de derechos humanos"

No puede ser que la cultura aún no sea un derecho básico garantizado. El que se privilegie el financiamiento al armamento militar de la policía por sobre esta necesidad básica no hace más que hablar de un sistema profundamente en crisis y que ubica a las trabajadoras y trabajadores en el último escalafón. Es urgente avanzar a que el acceso a la cultura sea garantizado e irrestricto. Demandas como ésta son imposibles de lograr bajo un órgano como la Convención Constituyente, que posiblemente ganará este Domingo. La única vía para conquistar una cultura donde realmente todes decidamos, es retomar el camino que abrió el 12 de Noviembre pasado, luchando por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.






Temas relacionados

Cultura    /   Mundo Obrero Chile   /   Política Chile   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO