Deportes

FÚTBOL

"Que se vaya Blanco y Negro" señalan hinchas de Colo Colo

Este domingo 28 se realizó la marcha nacional convocada por la hinchada Garra Blanca y el Club Social y Deportivo Colo-Colo en el marco de la exigencia por la recuperación total del club social hoy en manos de la empresa Blanco y Negro S.A.

Lunes 29 de mayo de 2017 | 13:53

Hinchas del albo, mujeres, jóvenes y niños se manifestaron exigiendo la recuperación del club social que hoy se encuentra bajo la administración de Blanco y Negro S.A. Si bien hace un mes aproximadamente el presidente del directorio de ByN S.A. Aníbal Mosa declaraba que“No le vamos a entregar este club a la derecha económica de nuestro país", actualmente ¿En manos de quién está el club?

Colo-Colo, fundado un abril del año 1925 como Club Social y Deportivo, partió definiéndose como una corporación no lucrativa cuyo objetivo era “el fomento, desarrollo y práctica del deporte y la cultura física entre sus asociados, como también el perfeccionamiento físico, cultural y moral de ellos, a través de eventos y competencias”.

Sin embargo, este equipo no estuvo exento de la avanzada de la economía capitalista a nivel mundial que implicó la privatización progresiva y cooptación de actividades populares por parte de empresas de familias enriquecidas y el empobrecimiento de instancias como clubes sociales que nacen en el ceno de la clase obrera. Este contexto global llevó al club a una serie de crisis económicas corriendo el riesgo de desaparecer, viéndose en el dilema de “desaparecer o privatizarse”, traspasando la administración Blanco y Negro S.A.

Blanco y Negro S.A. es una sociedad anónima abierta compuesta por más de 500 accionistas cuyos títulos son ofrecidos de forma libre en la Bolsa de Comercio de Santiago. Esta sociedad anónima tiene como propósito “organizar, producir, comercializar y participar en espectáculos y actividades profesionales de entretención y esparcimiento de carácter deportivo y recreacional, y en otras relacionadas o derivadas de éstas, así como en actividades educacionales”

Jorge Vargas, uno de los integrantes de la filial en Arica comenta a La Izquierda Diario respecto a la situación actual del club y el motivo de la manifestación:

“El pueblo colocolino, el hincha, el socio el participante que sigue a Colo-Colo está bastante harto con la actitud y con cómo funcionan las Sociedades anónimas abiertas, acá en chile lamentablemente Colo-colo y otros clubes chilenos han entrado en este circuito de sociedades anónimas abiertas donde el que tiene más plata, compra más acciones y se hace dueño del club, así de sencillo, sin tener ningún vinculo con el club y sin respetar lo que siente el pueblo colocolino, han habido casos de cierre de escuelas de futbol, cambios en los colores de la camiseta, discriminación contra los socios y contra la gente que pertenece al club en su esencia, que es la corporación del Club Social y Deportivo Colo-colo”

La lucha por la recuperación

Colo-Colo no ha sido el único equipo que enfrenta el dilema de ‘desaparecer o privatizarse’ presionado por grupos empresariales. La lista de clubes sociales desaparecidos o que descendieron de división por deudas o quiebra, es larga.

Un ejemplo es la desaparición del Parma de Italia, club que tras 101 años de historia quebró y deberá refundarse a partir de su participación en la Serie D con otro nombre. Mérida, Salamanca, Badajoz son algunos de clubes que perecieron ante la globalizante privatización, otros tantos, al borde de la desaparición pidieron préstamos a privados y descendieron.

Negocio empresarial

La avanzada capitalista que privatiza y lucra con todo lo que hay a su paso a través del sistema de concesionarias, afecta principalmente a los clubes que en su gran mayoría son los que nacen en el seno de la clase trabajadora y el pueblo pobre.

En el caso del albo, desde que la concesionaria toma la administración del club se ha mostrado cada vez más contraria a la labor social desarrollada por las filiales de socios y socias, cerrando escuelas deportivas gratuitas y abriendo talleres ‘pagados’, sacando a jugadores insignias, a lo que se suman denuncias de malos tratos a los hinchas albos, un cuestionado derecho de admisión que afecta a hinchadas e incluso a menores de edad y el alto precio de entradas, elementos que funcionan como ‘filtro de clase’, alejando a la clase obrera y haciendo de este y otros deportes, huevos de oro para familias empresarias.

Es por esta razón que el deporte y todo lo demás (educación, salud, vivienda, arte), debe ser recuperado para y por la clase trabajadora haciendo de esto un objetivo internacional, siendo no solo espacios de esparcimiento, sino focos de organización obrera y barrial.

Las demandas de la hinchada y el club social

Algunas de las demandas que levantaron son:

  • Por la recuperación TOTAL del club social y deportivo
  • Fin a los malos tratos en los sectores mas populares del estadio
  • Basta de alzas injustificadas en el valor de las entradas
  • Fin al derecho de admisión
  • Recuperar todas las actividades sociales, deportivas, administrativas y politiccas usurpadas por B&N S.A.
  • No al cambio de nombre del estadio Monumental.
  • Queremos de vuelta los derechos de propiedad del nombre de nuestra hinchada
  • Puntos de venta de entradas para la gente de región
  • Fin a la ley de sociedades anónimas deportivas.





Temas relacionados

Fútbol   /   Opinión   /   Deportes   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO