MEDIOAMBIENTE

Quilicura: una zona de sacrificio al norte de la capital

En el sector norte industrial de Quilicura, Pudahuel, renca y lampa, existen escuelas públicas a cuadras de donde se ubican fábricas ligadas al área de la minería, químicas y trasferencia de basura, además de ser unas de las comunas con más concentración de arsénico en el agua potable. Una zona de sacrificio en región metropolitana, los álgidos ritmos productivos, tienen como consecuencia altos niveles de contaminación en la población y el medio ambiente.

Sábado 20 de abril | 07:15

Vecinos de 13 villas de la comuna de Quilicura se están organizan para ponerle fin a las futuras plantas de tratamiento de aguas, que contemplan una de agua potable y otra de aguas servidas en una zona que colinda directamente con un colegio y con el comienzo de la zona urbana de la comuna, ya que están aburridos de las malas condiciones ambientales y focos de contaminación que dañan a la población quilicurana.

Desde izquierda diario chile, hablamos con William Muñoz, dirigente del sindicato de trabajadores Komatsu Reman y militante del Partido de Trabajadores Revolucionarios, Beatriz Bravo, delegada sindical de Correos de Chile y militante de la agrupación de mujeres y diversidad sexual Pan y Rosas y Dauno Tótoro, dirigente nacional del Partido de Trabajadores Revolucionarios, quienes nos dieron su postura frente a cómo combatir y levantar una fuerte organización en contra del problema medioambiental que afecta varias comunas y ciudades. Tanto Beatriz como William viven y trabajan en la comuna.

En palabras de Beatriz Bravo “día a día dejamos nuestras vidas en el trabajo, somos presa de ritmos productivos exagerados, enfermedades laborales que literalmente, rompen nuestros cuerpos, llegando a que colegas no puedan sostener a sus hijos en brazos, a esto, se suma que en la comuna consumimos agua con arsénico, en nuestras casas y trabajos y la contaminación a las cuales estamos expuestos, todo en pos de las ganancias de unos pocos que se enriquecen a costa de nuestro trabajo”.

William agrega "es por esto, que trabajadores junto a los vecinos de la comuna, debemos organizarnos para tomar las decisiones respecto a la distribución de industrias y el plano regulador, para que no pase lo que pasa hoy, pues son 5.000 toneladas de basura pasan por la comuna de Quilicura diariamente provenientes de 24 municipios, para llegar a la planta de trasferencia de basura KDM, la más grande de Sudamérica, una verdadera zona de sacrificio, frente a esto somos los trabajadores quienes podemos dar salidas concretas a estas problemáticas, somos nosotros los verdaderos interesados en no seguir tomando agua con arsénico, no seguir respirando aire toxico, los trabajadores junto a las comunidades podemos controlar la producción para una mayor armonía con la salud humana”

Dauno Tótoro remata "lo que dicen mis compañeros demuestra que la salida no pasará por los mismos que implementan y mantienen las condiciones de trabajo y vida deplorables, son ellos los responsables, junto al Estado empresarial, de la existencia de zonas de sacrificio. Por ello, como dice William, una verdadera respuesta pasa por las y los trabajadores en unidad con las y los vecinos. Un plan que tenga al centro la expropiación de las fábricas y su estatización, con la gestión de las y los mismos trabajadores, con un plan serio discutido e implementado junto a la comunidad, donde el Estado se haga cargo de su responsabilidad".






Temas relacionados

Quilicura   /   Zonas de sacrificio   /   Contaminación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO