Política Chile

TRIBUNA ABIERTA

[Rancagua] Estudiar en la pandemia: siete carreras de la UOH en paro

Finalizando esta cuarta semana de mayo distintas carreras de la universidad estatal de la región de O’Higgins (UOH) se encuentran en paro. Los petitorios de las carreras en paro abordan diversos temas, desde el pago de aranceles hasta las malas condiciones para poder estudiar, incluso de la suspensión del año.

Martes 26 de mayo de 2020 | 17:47

Finalizando esta última semana de mayo distintas carreras de la universidad estatal de la región de O’Higgins (UOH) se encuentran en paro, siendo estas las carreras de Psicología, Terapia Ocupacional, Derecho, Administración Pública, 2do año de Pedagogía en Lenguaje y Comunicación y 3er año de Ingeniería Comercial (en total 4 carreras de la Escuela de Ciencias Sociales, 1 carrera de la Escuela de Salud y 1 carrera de la Escuela de Educación) Y desde el lunes 25, se suma la carrera de Pedagogía en Educación Especial.

Los petitorios de las carreras en paro abordan temas como: la sobrecarga académica, la salud mental, las notas de eximición, la distribución de notebooks y chips de internet, la problemática de los aranceles, entre otros temas. Por parte de la universidad, la respuesta de la Dirección de Pregrado ha sido que las clases online no se suspenden, la materia se daría por pasada y solo las evaluaciones se postergarían.

Respecto a la sobrecarga académica, en la Escuela de Ciencias Sociales sucede que el estudiantado ha sido cargado en la lectura de muchos textos en los distintos cursos, donde lxs estudiantes que no cuentan con impresoras han tenido que leer directamente desde sus computadores, esto sumado a las ya varias horas que pasan frente a esos mismos computadores con las clases virtuales.

Como medida atenuadora, la universidad abrió sus puertas desde esta semana para que estudiantes puedan imprimir en sus 2 campus con un protocolo atingente a la crisis sanitaria que vivimos, medida que se logró ante la petición de sus estudiantes; vale decir que si esta medida no se implementó antes, no fue por la crisis sanitaria que vivimos; relacionado a esto, Administración Pública propone una beca de fotocopias para estudiantes fuera de Rancagua y San Fernando.

Por su parte y con respecto a las evaluaciones, la carrera de Administración Pública manifiesta en su petitorio que no se le realicen más de 3 en una misma semana y no más de 1 evaluación por día. Terapia Ocupacional también pide una rebaja del material complementario y que no le acumulen 3 o más certámenes (o más de 3 evaluaciones de cualquier tipo) en una misma semana. Tanto Administración Pública como Terapia Ocupacional piden una rebaja de la exigencia de evaluaciones del 60% al 50%.

Los estudiantes de la Escuela de Ciencias Sociales están barajando la posibilidad de escribir un petitorio unificado, el que tomaría mucho más fuerza y peso pues se levantaría en unidad de las de las carreras de Psicología, Derecho, Administración Pública e Ingeniería Comercial. Queda por definir la nota de eximición para todas las carreras.

Algunos otros problemas que se observan con respecto a las evaluaciones, es que algunxs profesores realizan exámenes sorpresas, e incluso hay profesores que exigen a sus estudiantes encender su cámara para espiarlos. Por lo demás, ya hemos visto la actitud prepotente y el actuar de la jefa de la escuela de Ciencias Sociales, Camila Oda, que ante las primeras paralizaciones de aquella escuela respondió en tono intimidante que las clases online no se iban a suspender, para que posteriormente, la Dirección de Pregrado saliera a apoyarla diciendo que los profesores no eran los que se iban a paro. Pero que distinto será cuando profesores y estudiantes discutan como comunidad educativa sus problemas y demandas. Que distinto sería si se discutiera hoy.

En cuanto a salud mental, el hecho de encontrarnos completamente o gran parte del tiempo dentro de los domicilios respectivos, ha proliferado el surgimiento de distintos panoramas en la comunidad educativa que van desde una fatiga, elevados signos de nivel de estrés, e inclusive provocado ideas suicidas. Para contrarrestar, el petitorio contempla la ayuda de la unidad de apoyo psicológico de la DAE (Dirección de Asuntos Estudiantiles de la UOH).

Esta universidad a principios de semestre hizo un catastro de lxs estudiantes con problemas de conectividad y distribuyó notebooks y chips con internet a lxs estudiantes que consideró que lo necesitaban, esto lo realizó siguiendo el ejemplo de la actuación de las demás rectorías de otras universidades del país, dejando a la vista que hay algunos que pueden seguir esperando, pues la universidad no se hará cargo de todos. Como si no fuera poco, pasadas las semanas distintos estudiantes han visto mermada su conectividad, ya sea por desconexiones de internet breves, desconexiones más prolongadas debido a vivir en zonas rurales, entre otras razones, sumado a la situación de compartir el computador con más personas en el hogar, no contar con módems para chips de internet, fallas o problemas con el micrófono y/o cámaras, etc. Desde la escuela de Ciencias Sociales se propone implementar una beca de conectividad que permita al estudiante contratar internet de la compañía que más le favorezca. Por otra parte la universidad por su parte decidió de manera unilateral confeccionar una beca de residencia para cambiar de estancia a los estudiantes.

El tema de aranceles es un tema conflictivo y que no tiene una única postura entre los mismos estudiantes. Hay quienes piensan que dado que no estamos usando la infraestructura de la universidad los aranceles deberían bajarse, pero hay otros que piensan que dado el abandono del Estado hacia las Universidades Estatales creen que una rebaja de aranceles para los estudiantes significa agravar este abandono. Mientras la Confech pone el centro en idear algo respecto a cómo disminuir los aranceles como medida de salvataje -junto a otras medidas como aumento de aportes basales de las universidades públicas, matrícula gratuita, agregar 2 años de gratuidad para 2020-2021, aumentar la beca BAES en 50%, reabrir registro social de hogares, fijación de aranceles, etc.- son varixs los estudiantes que proponen la lucha por una Educación gratuita universal (la Confech también lo tiene en sus consignas pero no lo ve como prioridad inmediata), levantando una educación realmente digna, donde podamos discutir por ejemplo, la suspensión del pago del arancel o del semestre (acompañado de mayores aportes basales para que las universidades públicas no quiebren ni rebajen los sueldos a sus trabajadorxs), pues no están las condiciones para poder estudiar, y en plena pandemia y crisis económica, no podemos seguir reproduciendo la lógica de mercado donde lo más importante es que el estudiante cumpla calificaciones y pague el arancel. La universidad por su parte solo ha considerado la posibilidad que el semestre de verano sea gratuito, cosa que beneficiaría solo a algunos -y que pese a no estar mal- no responde a las reales necesidades de todxs lxs estudiantes.

El estudiantado de la universidad, coordinado por la federación de estudiantes (FEUOH), está trabajando en un petitorio unificado, el que fue redactado el día miércoles 20 de mayo, en el que fue convocado un estudiante por carrera más la FEUOH (claramente no es el ideal de participación; y la realidad es que hubieron algunas carreras que no fueron representadas en la redacción del mismo, sobre todo en la Escuela de Educación que solo asistieron 2 de las 7 carreras).

Como se mencionaba se redactó un petitorio unificado que está siendo votado hasta el próximo martes 26 de mayo por los estudiantes para poder validarlo. El problema es que este petitorio unificado además será impulsado sin paralizaciones de por medio (al menos lo planteado hasta ahora), sin que esto quiera decir que la FEUOH quiera quitarle autonomía a las carreras que se quieran movilizar e impulsar su propio petitorio; pero ¿Será correcta la política impulsada por la FEUOH de que lxs estudiantes no tengan que movilizarse o paralizar para impulsar este petitorio? (al menos en un principio) Por supuesto que no, pues abandona los métodos tradicionales de la lucha estudiantil, y más bien lo que hace es dilatar el proceso, pues debe agotar todas las instancias de diálogo antes de comenzar a presionar, pero la experiencia estudiantil dicta que ante 2 o más frentes (de lucha) hay intereses que pueden ser extremadamente contradictorios y que es necesaria la paralización para ser escuchados, dado este primer movimiento desde la FEUOH de levantar un petitorio sin movilizaciones, nos lleva a preguntarnos… llegado un momento en que la paralización sea inevitable ¿lo hará? Y otra cosa, ¿por qué inclusive hay carreras en paro no participaron en la redacción de este petitorio unificado? Puede que la respuesta sea precisamente por los problemas antes mencionados, y no vean este petitorio proyecciones claras.

Respecto a todo lo dicho anteriormente, ¿Será necesario tener clases online en este contexto y tratar de normalizar lo más posible el panorama? Se hipotetiza que el coronavirus nos tendrá en cuarentena parcial hasta septiembre, o que incluso que este virus vino para quedarse. Dado eso ¿por qué no suspendemos el semestre? Lo que impide esto último son los contratos, que obligan a las universidades a que un/a estudiante que no se eche ramos egrese en un tiempo determinado, pero si hay intención de parte del consejo de rectores esto puede cambiar. Al parecer seremos los mismos estudiantes, y en alianza con funcionarixs académicxs y no académicxs lxs que tendremos que organizarnos para que todo esto cambie para mejor.






Temas relacionados

Educación   /   Rancagua   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO