Política México

ACTUALIDAD

Reflexiones sobre la nueva ley contra la desaparición forzada en México

En México existe una epidemia: “la desaparición forzada”. En menos de 10 años existe un registro “oficial” de más de 30 mil desaparecidos.

Sergio Abraham Méndez Moissen

México @SergioMoissens

Viernes 28 de abril de 2017

La crisis de la violencia en México se hizo un escándalo mundial y un problema estructural que no podía ocultarse más. De ahí que la ONU, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organizaciones de familiares de desaparecidos en el país y organismos internacionales insistieron en la necesidad de impulsar una nueva ley sobre la desaparición forzada. Hoy jueves 27 de abril se aprobó el dictamen en el senado para dicha iniciativa.

La ley incluye tres cuestiones centrales: Comisión Nacional de Búsqueda, el registro nacional de víctimas y la configuración del “sujeto no localizado”. Según La Jornada: “La pena para el delito de desaparición forzada es de 40 a 60 años. Puede llegar a 90 años por agravantes y disminuir a 20 si quien comete el delito da información para localizar con vida a la víctima. La nueva ley dota al Estado mexicano de instrumentos para hacer frente a ese delito. Se crea un Sistema Nacional de Búsqueda de Desaparecidos y el Registro Nacional de Personas Desaparecidas. Uno de los puntos más controvertidos de la ley fue el de los “tipos penales”. La inclusión de la categoría de “Persona no localizada”, impuesta por el gobierno federal, fue motivo de largas discusiones en los últimos meses y días, pero aún así quedó en el texto del dictamen aprobado.

La ley se aprobó por mayoría de 90 a 3 abstenciones y 3 en contra. En el debate el cinismo de los partidos era aberrante: el PRD declaró que esta ley hacía eco al movimiento de los años setenta contra la guerra sucia por Rosario Ibarra de Piedra. El PAN, criticó a los demás diciendo que “México era una fosa clandestina”. En este teatro del absurdo, los principales responsables de que en el país la desaparición forzada sea una regla, aprobaron una ley que generó malestar en las familias que tienen desaparecidos en el país.

Para Miguel Concha del Centro Vittoria, la clave de la nueva ley es la Brigada Nacional de Búsqueda: “Y es por eso que en el proceso de la creación de la ley se propuso una Comisión Nacional de Búsqueda que permitiera la participación activa de los familiares, con recursos suficientes. Para éstas la Comisión Nacional de Búsqueda es irrenunciable, aunque es claro que sin estos componentes esenciales, legales y administrativos no funcionará.”

Para la Campaña Nacional Contra la Desaparición Forzada en México “el término Persona no Localizada se utiliza también para nombrar el “nuevo registro” de Personas Desaparecidas, el cual llevará el nombre de Registro Nacional de Persona Desaparecidas y No Localizadas. Con lo cual se demuestra que el Estado mexicano, bajo el argumento de “buscar” a todas las personas desaparecidas, oculta intencionalmente la práctica de la Desaparición Forzada que de manera sistemática y generalizada realizan sus propios funcionarios.” [1]

Para Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México el dictamen “deja grandes pendientes: que si bien se creará una Comisión Nacional de Búsqueda, ésta no contará con policía propia y deberá solicitar colaboración al Ministerio Público para la realización de acciones de investigación, todo ello en disminución de su capacidad operativa.” El Movimiento por Nuestros Desaparecidos es el espacio de articulación más numeroso y organizado de familias de desaparecidos en México. Agrupa a 30 núcleos. [2]

Se aprobó una ley: que no busca a los desaparecidos, no registra a las víctimas y no reconoce al estado como el principal responsable de la desaparición forzada en México. La crisis de derechos humanos avanzará, la regla es que en México todo se pone peor. El régimen de mostró sus más autoritarios elementos, como fabricar las pruebas del caso Ayotzinapa, aprobó una ley que le permite limpiar su cara a nivel internacional pero no cambia nada.

Ni perdón, ni olvido

En estos 10 años vivir en México, porque parece mentira la verdad nuca se sabe, se convirtió en un acto heroico: fosas clandestinas, campos de exterminio, masacres, narcomensajes, descuartizados, ejecuciones, desplazamiento interno. Y aunque parecía que todo estaba mal, se ponía peor. Pasamos de Tlatlaya y Tanhuato a Ayotzinapa.

Más de 200 mil asesinados, 30 mil desaparecidos y 1 millón de desplazados es el saldo negativo de la militarización del país que ha dejado el gobierno de Felipe Calderón y que se ha recrudecido con Peña Nieto. Este proyecto se aplicó a la par de las reformas estructurales (educativa, energética, laboral) junto a represiones sistemáticas a los movimientos de izquierda en el país (Nochixtlán, Ayotzinapa).

Los desaparecidos en México son un poco menos que los desaparecidos en la época de Pinochet en Chile: 10 mil menos. Los 30 mil desaparecidos equivalen a los de la dictadura en Argentina durante los años setenta. Con los asesinados de la “Guerra en México” puede llenarse por dos veces el Estado Azteca. El desastre mexicano sólo puede compararse en los tiempos que corren con los cifras de Siria: 470 mil muertos en la guerra en el país árabe, mientras en el país de Zapata son 300 mil.

La desaparición forzada se convirtió en un elemento cotidiano de nuestra realidad nacional. Los responsables: el imperialismo, los gobiernos locales, estatales y federales. La asociación de régimen político, economía criminal, (narcotráfico), los grupos paramilitares y ejército fue más que evidente en la más atroz de todas las expresiones que tuvo este fenómeno en México: la desaparición de los 43 normalistas de Ayotiznapa. La noche del 26 y 27 de septiembre del 2014 se hizo patente la intervención del ejército, el Batallón 27, los grupos paramilitares, el narco y el Estado.

Te puede interesar: Diez años de “Guerra contra el narco” en México, seis apuntes.

Como señalamos en uno de los seis apuntes a los 10 años de la militarización del país: “La ’guerra contra el narco’ significó un avance de la injerencia diplomática, política y militar de México a los Estados Unidos y al mismo tiempo es un gran negocio. La continuidad y avance de la Iniciativa Mérida, la presencia del Comando Norte en la frontera del país del FBI y la Administración de Control de Drogas (DEA por sus siglas en inglés), la venta de armas a las empresas de Estados Unidos. Al mismo tiempo existe una clara asociación del régimen político con la burguesía ilegal del narcotráfico: en el trasiego, venta y transporte como sector de exportación a Estados Unidos. Es, también, una reconversión de la economía mexicana que aporta uno aproximado del 8% del PIB.”

Ante la ley contra la desaparición forzada en México, ni perdón ni olvido. No podemos esperar nada del Estado en materia de derechos humanos e impartición de justicia para las cientos de familias y víctimas de desaparición forzada, pues es el regimen mexicano y sus instituciones las que han perpetuado el actual mecanismo de impunidad . Es vital la construcción de un movimiento de familiares de los desaparecidos, junto a organizaciones de derechos humanos, organizaciones sindicales, comunitarias, indígenas, maestros, estudiantiles para realizar comisiones de investigación independientes, brigadas de búsqueda y luchar por el regreso de los militares a los cuarteles. Para enfrentar la militarización es decisivo construir un movimiento amplio, democrático, nacional, masivo y en las calles para “poner el freno de emergencia” e interrumpir las principales decisiones de ejecuciones, fosas, campos de exterminio y desaparición forzada.

Notas:
1. Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos “Hasta Encontrarlos”, Comité Cerezo México, Comité de Solidaridad y Derechos Humanos Monseñor Romero, Red Nacional en Defensa de los Derechos Humanos, Acción Urgente para Defensores de Derechos Humanos A.C, Comité de Derechos Humanos de la Huasteca y sierra Oriental (CODHHSO), Comité Independiente de Derechos Humanos de Puebla, Red de Defensa de los Derechos Humanos, Comité de Familiares y Amigos de Secuestrados, desaparecidos y asesinados en Guerrero, Taller de Desarrollo Comunitario A.C., Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS), Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), Brigada Multidisciplinaria, Ajusco Radio y la Federación Latinoamericana de Asociaciones de Familiares de Detenidos-Desaparecidos (FEDEFAM).

2. Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México AFADEM-FEDEFAM (Guerrero); Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos de Nuevo León, AMORES (Nuevo León); Asociación Unidos por los Desaparecidos de Baja California (Baja California); Buscando a los Desaparecidos y Desaparecidas de Xalapa (Veracruz); Colectivo por la Paz, Xalapa (Veracruz); Colectivo Colibrí (Estado de México); Colectivo el Solecito de Veracruz; Comité de Familiares de Personas Desaparecidas en México, “Alzando Voces” COFADDEM (Michoacán); Comité de Familiares y Amigos Secuestrados, Desaparecidos y Asesinados en Guerrero (Guerrero); Comité de Familias Migrantes Desaparecidos del Salvador COFAMIDE (El Salvador); Comité-Familias Unidas de Chiapas Buscando a Nuestros Migrantes “Junax Ko’otontik” (Chiapas); Desaparecidos de El Fuerte Sinaloa (Sinaloa); Desaparecidos Justicia, A.C. (Querétaro); Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos (Estado de México); Familiares de Desaparecidos y Desaparecidas de Xalapa (Veracruz); Familiares de Orizaba y Córdoba (Veracruz); Familiares en Búsqueda María Herrera, A.C (Distrito Federal); Familiares acompañados por el Centro de Derechos Humanos de las Mujeres (CEDHEM) (Chihuahua); Familiares organizados con Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (Chihuahua); Familias Unidas en la Búsqueda y Localización de Desaparecidos de Piedras Negras (Coahuila); Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco (Jalisco); Familiares Enlaces Xalapa (Veracruz); Frente de Víctimas del Estado de Morelos (Morelos); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Coahuila y en México (FUUNDEC-FUNDEM); Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDLN); Grupo V.I.D.A. Víctimas por sus Derechos en Acción (Coahuila); Justicia para Nuestras Hijas (Chihuahua); Los Otros Desaparecidos de Iguala (Guerrero); Colectivo Madres Unidas (Chihuahua); Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad; Personas Migrantes Desaparecidas de Guatemala; Plataforma de Víctimas de Desaparición en México (Distrito Federal); Por Amor a Ellxs (Jalisco); Red de Madres Buscando a sus Hijos, A.C.; Red Eslabones por los Derechos Humanos; Red Nacional de Enlaces; Regresando a Casa Morelos; Unión de Madres con Hijos Desaparecidos de Sinaloa.; Víctimas y Ofendidos del Estado de Morelos, A.C.; Voces Unidas por la Vida, Sinaloa.






Temas relacionados

Derechos Humanos   /   DEA   /   Política México   /   Tanhuato   /   Desaparición forzada   /   Guerra contra las drogas   /   Tlatlaya   /   Normalistas de Ayotzinapa   /   Ayotzinapa   /   Enrique Peña Nieto

Comentarios

DEJAR COMENTARIO