RETIRO DEL 10%

Segundo retiro del 10%: la amenaza del TC y las trampas del proceso constituyente

El miércoles pasado se aprobó en la Comisión de Constitución del Senado el proyecto para el segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP’s. A la vez, Piñera responde con la amenaza de enviar al Tribunal Constitucional la propuesta encabezada por Pamela Jiles que debe ser votada esta semana en el Senado para ser ley, acompañada de una propuesta propia del Gobierno que burlescamente el segundo retiro debería ser un “autopréstamo” para no tocar en definitiva las ganancias de los empresarios que han hecho negocios durante los 30 años con nuestras pensiones. Una muestra más de que en medio de este proceso constituyente, el Gobierno buscará resguardar los intereses de los grandes empresarios y que nada de lo fundamental de la herencia de la dictadura cambie para mantener vigente el Chile neoliberal.

Domingo 22 de noviembre

Ante la aprobación del segundo retiro del 10% de los fondos de pensiones en la Cámara de Diputados, el visto bueno en la Comisión de Constitución del Senado sin indicaciones al proyecto presentado por Pamela Jiles, más que el retiro de los fondos debe ser en no más de 15 días hábiles, Piñera y sus ministros salieron inmediatamente entre la amenaza del Tribunal Constitucional y una propuesta paralela para defender los intereses de los grupos de empresarios que hacen negocios con este sistema de ahorro obligatorio como lo son las AFP´s.

El Gobierno busca acudir al antidemocrático TC para vetar el proyecto que es respaldado por grandes sectores de la población y que fue votado por 130 diputados y diputadas, y avalado sin indicaciones por la Comisión de Constitución del Senado el miércoles pasado. A la vez, de manera burlesca no bastandole de cómo el pueblo trabajador debe tocar sus ahorros previsionales, plantea una propuesta paralela que poner aún más límites en cantidad de dinero para aquellos que tienen más fondos sin poder sobrepasar los 2,8 millones de pesos, mientras el proyecto aprobado en la Cámara de Diputados plantea un límite de de 4 millones de pesos, pero también desde el Ejecutivo plantean que los fondos que sean retirados deben ser devueltos por quienes los retiren, es decir, un “autopréstamo”, no para mantener los ahorros de las y los trabajadores sanos, sino para no tocar el negocio que los grandes empresarios hacen con nuestras pensiones en las Bolsas de Comercio.

Por otra parte, parlamentarios de la oposición como Quinteros del Partido Socialista, da por garantizado que el proyecto de Jiles será votado sí o sí esta semana en el Senado, mientras la Diputada Sepúlveda de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), llamó a retomar la discusión para el retiro del 10% de las rentas vitalicias, es decir para aquellos que se jubilaron y tienen sus fondos en compañías de seguros.

Hasta ahora, el proyecto de Piñera y compañía no ha logrado tener el respaldo de su coalición política, lo que se reflejó en las votaciones, y es que en el momento electoral que se abrió ad portas de la convención constituyente, a los políticos del régimen no les da igual irse en contra de las aspiraciones de las mayorías que en medio de la crisis sanitaria y económica son las que pagan los costos de estas. Además, que deben recordar que para el primer retiro del 10% en medio de la pandemia un sector salió a las calles para presionar al parlamento a votar el proyecto, los portuarios amenazaron a nivel nacional con paralizar los puertos del país si no se convertía en ley la propuesta y en las redes se hablaba de un segundo estallido social.

La amenaza de Piñera y las trampas del proceso constituyente

No es secreto para nadie, que el Gobierno de Sebastián Piñera es débil, el cual no ha podido cerrar la crisis profundamente abierta en la rebelión de octubre del 2019. Aún así, el Gobierno quien apuesta con todo al desvío de lo que fue octubre del año pasado, a través del proceso constituyente y el acuerdo por la “paz”-firmado desde la UDI al Frente Amplio, tomado en los hechos por el Partido Comunista que abandonó la calle y no salió más de la cuarentena dirigiendo la CUT- muestra sus reales intenciones en el camino a la “Nueva Constitución”.

Piñera es el principal representante de los empresarios, defendiendo con su proyecto paralelo y la amenaza antidemocrática los intereses de los capitalistas que han hecho negocio durante 30 años con la vida del pueblo pobre y trabajador. Pero, no sólo eso, también expresa la disposición del Gobierno, los empresarios y sus partidos ante la convención constituyente llena de trampas para mantener los pilares fundamentales de la herencia de la dictadura y el Chile neoliberal.

El pacto por la “paz” y Nueva Constitución, establece que los tratados internacionales no podrán ser tocados, los cuales son tratados que respaldan el saqueo de nuestro trabajo como por ejemplo el actual sistema de pensiones impulsado por José Piñera, hermano del actual presidente. Así tampoco se podrá tocar ni un centímetro de los yacimientos mineros y de nuestros recursos que hoy son saqueados por los grandes capitales extranjeros y nacionales.

Si con el segundo retiro del 10%, los políticos del régimen y representantes de los empresarios están dispuestos a vetar la iniciativa en el TC, no es nada más que una muestra de lo que defenderán en la convención constituyente. Además, como saben que el tema de las pensiones es una demanda sentida por las mayorías como otras demandas que millones gritaron en las calles, la disposición de Piñera y compañía, más los partidos del acuerdo por la “paz “, es defender lo elemental del régimen heredado de Pinochet, no es casual que la convención constituyente tenga como mecanismos los ⅔ que le dan poder de veto a la minoría que represente los intereses de los empresarios, o los vetos como restricciones para que las y los protagonistas de la rebelión de octubre no puedan participar de la convención debido al antidemocrático sistema electoral basado en la actual ley de partidos.

La postura del Gobierno, y que empresarios como Juan Sutil, presidente de la Confederación de Producción y Comercio, busquen marcar posiciones en el debate de la convención constituyente, es expresión de cómo los sectores de la burguesía se preparan para defender con uñas y dientes sus privilegios para mantener lo esencial del Chile neoliberal. Por lo mismo, es fundamental tener claro que la única forma de que nuestras aspiraciones, la de los millones que salimos a las calles se hagan realidad, es prepararnos a través del camino de la movilización y la lucha, no sólo para terminar con las AFP´s en la perspectiva de conquistar un sistema de reparto solidario que sea gestionado por los trabajadores y jubilados, sino también, para echar abajo cada uno de los pilares del Chile de los 30 años.






Temas relacionados

#FueraPiñera   /   AFP   /   Sistema de Pensiones   /   Pensiones   /   Tribunal Constitucional    /   NO + AFP   /   Proceso Constituyente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO