Política Chile

OPINIÓN

Sharp realiza cuenta pública ¿Qué temas quedaron fuera?

El alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp dio a conocer el balance anual en la cuenta pública 2019 de la “Alcaldía ciudadana” de Valparaíso. Un balance optimista que tuvo como centro la ampliación de la cobertura de las farmacias y óptica popular, entre otras medidas. Pero ¿Qué temas quedaron fuera?

Alejandra Valderrama

Valparaíso, Chile

Miércoles 1ro de mayo de 2019 | 08:04

La formula Sharp: pagar la deuda y disminuir el deficit

El municipio de Valparaíso se caracterizó los años anteriores por tener una deuda millonaria. El modelo de administración del derechista Jorge Castro basado en la privatización de servicios básicos, como la basura, entre otros hizo que esta deuda se disparara.

La “alcaldía ciudadana” del Frente Amlplio, con Jorge Sharp a la cabeza se propuso reducir este déficit. De esta manera, el año 2016, la deuda municipal ascendía a $21.256 millones de pesos, logró rebajarse a $19.662 millones en 2017 y hasta $14.432 millones en 2018. Así, Sharp destacó que en el último año el déficit cayó en $5.230 millones

La directora de la Secretaría de Planificación de la Municipalidad de Valparaíso Tania Madariaza además mencionó que “aumentamos los ingresos municipales en $6.892 millones; re negociamos la deuda aumentando su servicio en un 436% de lo presupuestado; hemos cerrado contratos lesivos para el patrimonio municipal y renegociado cada uno de ellos”. Esto permitió ampliar la cobertura de la farmacia y óptica popular según menciona.

Esta cuenta pública tuvo la novedad de desarrollarse en el marco de las hipócritas presiones de la derecha que acusaron a Sharp de “abandono de deberes” en un intento ofensivo de recomponer su influencia en la región.

¿Qué temas quedaron fuera?

Hay que partir de la pregunta ¿Han repercutido “los tiempos mejores” de Piñera en Valparaíso? En la cuenta publica no se menciono un problema cada vez más visible: la creciente cesantía que mantiene en la precariedad a cientos de familias porteñas.

Valparaíso exhibe una tasa de cesantía – subiendo – del orden del 9%, superior a la cifra nacional de 6,7% en el último trimestre de diciembre a febrero. Las proyecciones para este año trasuntan pesimismo en esta área.

Casi 5 mil personas quedaron cesantes en los últimos 12 meses siendo las mujeres las más afectadas El desempleo en la región de Valparaíso subió un 0,7% en la tasa de desocupación del trimestre noviembre 2018-enero 2019, llegando a las casi cinco mil personas que perdieron su trabajo en la zona en los últimos 12 meses. Cuestión que golpea a la comuna.

Esto según el boletín regional del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) publicado recientemente, que da cuenta de un incremento en la desocupación de las mujeres de un 1,5%, considerando que el empleo masculino aumentó un 0,2%.
Bajo un gobierno de derecha el empresariado puede actuar con mayor margen de maniobra, aplicando cierres de fabricas o como se expreso en Valparaíso, propiciando despidos como sucedió en el puerto a inicios de año.

En este marco no es casual el aumente del comercio “informal” y de vendedores ambulantes. En el caso de la comuna, el comercio “informal” se encuentra como fuente de ingreso de inmigrantes y desocupados, pero también de trabajadores y trabajadores que simplemente no les alcanza para llegar a fin de mes. La derecha a salido de manera muy activa para restringir el comercio ambulante lo que tiene como consecuencia, una política activa que criminaliza la pobreza. Son las repercusiones de “los tiempos mejores” de Sebastián Piñera en Valparaíso.

Con una cesantía creciente, los salarios y condiciones de trabajo pueden imponerse a la medida del empresariado. El mismo empresariado que junto al gobierno tiene importantes planes en la comuna que lejos de asegurar mejores condiciones para el pueblo trabajador, aumentan el peso de las trasnacionales imponiendo precarias condiciones de trabajo.

Valparaíso para las trasnacionales

Mientras la cesantía crece en Valparaíso el empresariado saca cuentas alegres con el aumento de la inversión. Preparan su plan estratégico en el APEC 2019 que se realizara en noviembre de este año en la comuna.

Un monto de US$ 445,5 millones alcanzaron las exportaciones de la Región de Valparaíso en el mes de febrero, lo que representó un incremento de 21,1% en la comparación anual. El sector económico que más aportó a ese crecimiento fue minería, con un alza del 52,4%, equivalente a US$ 276,9 millones, seguido por el sector Industria, con US$ 89,8 millones, aunque en este caso se reflejó una baja de 6,8%.

Por otro lado el empresariado viene golpeado la mesa junto con la derecha para la construcción del terminal 2 de Valparaíso, proyecto que junto al tren de carga Santiago- Valparaíso cambiara sin precedentes la fisonomía de la comuna. Buscan constituir un enclave productivo desde donde pasaran las principales exportaciones del país. Uniendo el parque industrial de la comuna de Renca en Santiago, con Viña del mar y Valparaíso, con una salida hacia San Antonio.

Un mega proyecto capitalista, que dentro de sus promesas de “trabajo” se esconde el peso de importantes trasnacionales que estarían adjudicándose estos proyectos. Bajo un modelo portuario privatizado y encabezado por monopolios como el de la familia Von Appen. Pero además el impacto medio ambiental es cuestionado e incluso, estudios revelan que sería irreversible para la ciudad.
Muchos cuestionan este proyecto por considerar que estaría firmándose una nueva “Zona de sacrificio”, esta vez en Valparaíso.

Temas que no pueden quedar fuera

Los planes estratégicos del empresariado en la comuna implican un nuevo golpe para el pueblo trabajador. La derecha bien lo sabe y hace sentir sus “tiempos mejores” con cesantía y proyectos que benefician a las trasnacionales.

Frente a este escenario Jorge Sharp ha centrado su estrategia en una “gestión municipal” más austera ampliando la cobertura social, pero deja intacto el régimen de privatizaciones presentes en la comuna. Que es la base para que el empresariado y la derecha saquen provecho a costa del pueblo trabajador.

La venia que le dio al tren de carga Valparaíso- Santiago, ligado a la construcción del T2, tiene relación con esto.

En un escenario de aumento de la cesantía y mejores condiciones para que el empresariado imponga sus condiciones. La política represiva frente al comercio ambulante le es funcional al empresariado. Respuestas del tipo “que carabineros haga cumplir la ley” como lo ha dicho Jorge Sharp, termina haciendo eco de la política reaccionaria de la derecha que criminalización la pobreza.

La región tiene enormes riquezas, pero se la dejan un puñado de familias. Para trabajo, salud, vivienda y educación es necesaria la expropiación del puerto de Valparaíso bajo gestión de trabajadores y sectores populares. Para que el desarrollo portuario no sea en beneficio de las ganancias de unos pocos, mientras contaminan y destruyen nuestras poblaciones. Estos temas no pueden quedar fuera.






Temas relacionados

Convergencia   /   Jorge Sharp   /   Neorreformismo   /   Política Chile   /   Valparaíso   /   Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO