Política Chile

POLÍTICA

Siguen las rencillas políticas por los casos de corrupción

Tras el desafuero de Jaime Orpis, la derecha intenta sacar ventaja a través del caso Caval. Por su parte, las declaraciones de Compagnon siguen tratando de ajustar cuentas con Peñailillo, mientras que la Nueva Mayoría se ve obligada a respaldar a Ana Lya Uriarte. A su vez, Pepe Auth calificó a Caval como una empresa de tráfico de influencias.

Iván Palma

Santiago de Chile

Miércoles 20 de enero de 2016

A casi un año de haber explotado el caso Caval y de presenciar las primeras formalizaciones por el caso Penta, los escándalos de corrupción siguen impulsando fuertes rencillas políticas entre los partidos del régimen. Los partidos siguen profundamente desprestigiados, mientras que el gobierno sigue a la defensiva dando explicaciones.

“Es hora de que actuemos seriamente, con responsabilidad. Yo creo que aquí quienes están permanentemente en este tiroteo, en esta guerrilla de ver cómo enlodan a todo el mundo le están haciendo un flaco favor a la democracia y a la propia función de la política”, afirmó Marcelo Díaz, vocero de gobierno.

El ministro habla de una guerrilla, dirigiendo sus dardos a la derecha que ha buscado reflotar el caso Caval con el objetivo de contrarrestar los coletazos que significaron el desafuero de Jaime Orpis, ex senador de la UDI y la condena a Jovino Novoa.

Se apoyan en las últimas declaraciones de Natalia Compagnon, nuera de Michelle Bachelet. Compagnon ratificó que la jefa de gabinete de la presidenta emitió boletas a Caval por asesorías en el ámbito ambiental. Si bien este dato ya era conocido, su reflote por parte de la prensa generó un nuevo gallito entre la oposición y el oficialismo.
El gobierno, junto a todos los partidos de la Nueva Mayoría tuvieron que salir a blindar a la jefa de gabinete de Michelle Bachelet, la misma que protagonizó el incidente con el ministro Burgos a raíz del viaje de Bachelet a la Araucanía.

Según la presidenta del PS, Isabel Allende, se trata de una operación intencional para mantener abiertas las disputas al interior de la Nueva Mayoría. “No nos confundamos, aquí hay una operación para intentar mezclar una situación del 2012 con el 2014. Es extraño que vuelva a salir ahora como la gran noticia", señaló la senadora.

Por otra parte, llamó la atención que las declaraciones de Compagnon, quien será formalizada por soborno y delitos tributarios, confirmaron la versión de Sebastián Dávalos sobre el ex ministro Peñailillo. El matrimonio ha buscado saldar cuentas con Rodrigo Peñailillo en sus declaraciones ante la Fiscalía.

Finalmente, el empresario Gonzalo Vial aseguró que fue engañado por Compagnon y su socio de Caval. “Me dijo que existía un complot en mi contra", esto, con el presunto objetivo de que el empresario contratara sus servicios. Al respecto, el diputado PPD Pepe Auth afirmó sin tapujos que Caval era una empresa de “tráfico de influencias”.

En tiempos de crisis política, los partidos del régimen aumentan sus rencillas, se sacan cuentas, sacan nuevos datos del sombrero. Todo, mientras las reformas del gobierno siguen rompiendo las expectativos que muchos depositaron en la agenda reformista de la Nueva Mayoría.






Temas relacionados

Política Chile   /   PENTA, SQM, CAVAL   /   Caso Caval

Comentarios

DEJAR COMENTARIO