Juventud

UNIVERSIDAD DE CHILE

Toma de Filosofía y Humanidades: una “ingrata sorpresa” para el Decano Carlos Ruiz

Seis días de toma llevamos en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. Ante la votación que realizamos de toma del espacio, nos hicimos la pregunta de cómo conquistaremos mayores fuerzas para lograr nuestras demandas, en el entendido de que la toma en sí misma no desarrollará la fuerza necesaria para enfrentar a la Vicedecana y al Decano, que mientras muestran disposición al diálogo con mesas de negociación prácticamente infértiles; por otro lado, ganan tiempo sin asegurar ninguna de nuestras demandas. Saben que la forma más fácil de derrotarnos es apostando al desgaste de la movilización.

Nancy López

Estudiante de Educación Básica en Filo y Hdes, y militante de Pan y Rosas y Vencer

Martes 9 de julio | 17:25

Seis días de toma llevamos en la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile. Ante la votación que realizamos de toma del espacio, nos hicimos la pregunta de cómo logramos mayores fuerzas para conquistar nuestras demandas, en el entendido de que la toma en sí misma no desarrollará la fuerza necesaria para enfrentar a la Vicedecana y al Decano, que mientras muestran disposición al diálogo con mesas de negociación prácticamente infértiles; por otro lado ganan tiempo sin asegurar ninguna de nuestras demandas. Saben que la forma más fácil de derrotarnos es apostando al desgaste de la movilización.

El día viernes publicamos una nota en nuestro medio La Izquierda Diario, como compañeras que hemos sido partícipe del proceso de movilización, así como militantes de las organizaciones Vencer y Pan y Rosas. Allí, proponíamos una vía para fortalecer nuestra movilización, a través de la unidad con las y los funcionarios, haciendo una invitación a todes les compañeres que ven que por esa vía podemos conquistar mayor fuerza para vencer, a llevar adelante una instancia concreta de articulación junto a les funcionaries de base, a través de una asamblea biestamental.

Ante aquella nota, Decanato de la Facultad envió a La Izquierda Diario sus descargos, aludiendo a que habríamos incurrido en “falsas interpretaciones sobre los hechos”. Esto, argumentando la serie de instancias en las que se ha discutido el petitorio, las horas de trabajo que ha implicado y las distintas instancias institucionales de la Facultad que estarían trabajando al respecto. En palabras del propio Decanato, “un proceso profundo, aclarador y democrático”.

Lo que no menciona, es que todo aquel proceso de discusión que se ha desarrollado, ha sido precisamente gracias a que las y los estudiantes nos hemos organizado para plantear claramente exigencias que son mínimas para la Facultad. Nuestra movilización ha sido el único empuje que, aunque Carlos Ruiz no lo diga en su carta, le ha obligado a sentarse a considerar la serie de cambios, incluso mínimos, que estamos exigiendo.

El decano Carlos Ruiz señala su compromiso por enfrentar la Universidad Neoliberal, aludiendo a un documento denominado “La Universidad que Queremos”. Pero nosotres sabemos, que en su rol de autoridad dentro de la Facultad, el Decano es un pilar importantísimo justamente para sostener el régimen neoliberal y autoritario al interior de esta.

Aquí, donde les funcionaries así como la mayoría de les académiques bajo el régimen laboral de honorarios y a contrata, tienen condiciones laborales precarias que ya han denunciado; mientras hay carreras como hispánica donde más de la mitad de les estudiantes tienen problemas de salud mental; o donde las decisiones aún pasan por un sector reducido y de elite en la Facultad. Al mismo tiempo que, en la práctica esa “Universidad de Todos” es la misma donde la Vicedecana gana 8 millones de pesos mensuales, y el mismo Decano 6 millones ¿Y les funcionaries? Un sueldo que no alcanza, muchos y muchas de ellas, apenas ganando el sueldo mínimo, y donde solo las autoridades deciden el presupuesto y los salarios.

Lo que las y los estudiantes de Filo y Hdes estamos cuestionando a través de nuestra movilización también es este modelo de universidad elitista, donde tu ingreso económico define tus posibilidades de acceso y permanencia en las carreras. A través de nuestras asambleas, y con discusión democrática al interior de nuestros organismos, es como manifestamos aquel descontento con la estructura neoliberal de esta educación autoritaria y de mercado.

De ahí que nos parezca inaceptable el cinismo con el cual Decanato de Filosofía y Humanidades se refiere a nuestra movilización, según elles “ingratamente sorprendidos por la toma de la Facultad”. Decanato y ninguna autoridad tienen la atribución ni legitimidad para cuestionar nuestra movilización y sus motivaciones de fondo.

Llamamos a fortalecer nuestros espacios de movilización estudiantil, a que las y los estudiantes de la Facultad tomemos estas declaraciones como parte de las acciones de Decanato para golpear nuestra movilización, ya que vemos que de conjunto a pesar de su supuesta “apertura al diálogo”, de fondo hay pura intransigencia. Y también llamamos al Centro de Estudiantes CEFH, a pronunciarse respecto de los dichos emanados por Decanato, a posicionarse claramente respecto de la supuesta posición dialogante de Decanato y, por tanto, de la legitimidad y necesidad de nuestra movilización.Ya que fueron elles mismes quienes en asamblea de facultad denunciaron la actitud prepotente y autoritaria hacia el estamento estudiantil por parte de las autoridades, devaluando nuestras capacidades para pensar la organización de la facultad y por ende de proponer salidas que vallan por la vía de cuestionar la educación de mercado y antidemocrática de la cual filosofía y hdes no está exenta.

Fortalezcamos la unidad con las y los funcionarios, desde la base y apostando a un petitorio único de demandas de estudiantes, funcionaries y también junto a les academiques, principalmente los más precarizados que además, son la mayoría. Con aquella fuerza organizada podremos imponer todas nuestras demandas a este Decanato que se hace falso amigo mientras no quiere entregarnos ni siquiera migajas.






Temas relacionados

Universidad de Chile   /   Movilizaciones   /   Estudiantes   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO