Mundo Obrero Chile

Trabajadores de Subus: El gobierno le miente a usuarios

Casi 700 trabajadores de empresa Subus se encuentran en paro, a pesar de la intransigencia de empresarios y tras mentiras del gobierno.

Ulises Núñez

Trabajador industrial

Sábado 20 de octubre de 2018

Casi a una semana de comenzado el conflicto, trabajadores continúan en la lucha por sus justas demandas, a pesar de que la empresa Subus se niega al petitorio acordado en asamblea.

El gobierno por su parte, utilizando los medios de comunicación tradicionales, trata de poner paños fríos a la movilización, restando importancia, manifestando que el funcionamiento de los recorridos es normal, cuando en calles y paraderos de la zona sur se aprecia claramente lo contrario. Solo en San Bernardo, poco más de 100 son los buses que están en servicio de una dotación de casi 400 buses - según relatos de los mismos trabajadores.

El conflicto parte por la negociación colectiva que el sindicato tiene con la empresa, en el cual se exigen un aumento salarial del 5% y que sean resueltas las problemáticas de servicio y calidad que tanto afectan a trabajadores y usuarios.

Desde la izquierda diario, conversamos en terreno con algunos huelguistas, quienes manifestaron que los problemas técnicos y la falta de mantención de las máquinas, sumado esto a la falta de condiciones laborales son lo que los tiene movilizados principalmente.

Los choferes nos cuentan que “hemos tenido que pagar partes de carabineros desde nuestro sueldo,porque nos mandan a trabajar en buses con notorios daños de estructuras y mecánicos, que por quedar en panne nos han multado y la empresa no se hace responsable” . Por otro lo lado, nos cuentan que “hemos llevado a pasajeros a hospitales y centros de salud porque se les caen las ventanas encima, y aún así el gobierno está empeñado en seguir subiendo el precio de los pasajes a los usuarios”.

Vimos hace unos pocos días,como uno de nuestros colegas fue aplastado entre dos buses mientras hacía sus necesidades escondido detrás la micro por no contar un algo tan básico como un baño.

Mientras el gobierno de Piñera quiere englobar las cifras de buses dañados para criminalizar la movilización y justificar la represión que han recibido trabajadoras y trabajadores, continúan con su línea de defender a los empresarios, advirtiendo que no le renovará contrato a la empresa si no deponen el paro, sin importarle las centenares de familias que dejarán sin sustento laboral en caso de tomar estas medidas.

Por su parte, directores de la empresa siguen llenándose los bolsillos a costa de las y los trabajadores, recibiendo financiamiento del estado para abultar sus riquezas sin importar las condiciones del servicio que deberían entregar.

Aún hace falta un servicio de transporte 100% que atienda las necesidades de trabajadores, uno que financiado por el estado sea administrado por usuarios y trabajadores y no para multiplicar aún más las ganancias de privados.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Opinión

Comentarios

DEJAR COMENTARIO