Deportes

FÚTBOL

¿Transmisión por TV abierta del campeonato nacional de fútbol?

La discusión sobre la privatización de la transmisión televisiva del campeonato nacional de fútbol ha vuelto a aparecer en la palestra luego de que se presentara la propuesta de la transmisión de un partido a la semana por la televisión abierta, además de las finales del mismo campeonato y de otras disciplinas deportivas.

Dauno Tótoro

Candidato a diputado por el distrito X

Sábado 18 de marzo | 23:50

Ahora esta propuesta tendrá que pasar por un largo trámite legislativo, de discusión parlamentaria, para ver efectivamente la luz, y para que, luego de casi dos décadas, pueda verse en Chile por la televisión abierta y gratuitamente, los partidos del campeonato nacional, cuestión que en Argentina ya es una costumbre.

Cabe destacar el hecho de que el fútbol chileno es una actividad que está primordialmente en manos de Sociedades Anónimas y empresas como el Canal de Fútbol (CDF), íntimamente relacionadas ambas instituciones con la Asociación Nacional de Fútbol Profesional, (ANFP), pero que es subsidiada de diversas formas por el Estado o por instituciones públicas, como por ejemplo, en la construcción y préstamo de estadios a diversos equipos nacionales.

Desde hace varios años, particularmente cuando las Sociedades Anónimas comenzaron a consolidarse en el fútbol profesional, desplazando definitivamente a las ya debilitadas figuras de los “clubes sociales y deportivos”, el fútbol en Chile ha vivido un importante y profundo proceso donde el mercado se ha instalado en su seno, desplazando a su vez un rol más “social” que alguna vez jugó.

Al mismo tiempo, se fue alejando progresivamente de la población en general, para convertirse en un modelo empresarial. Ejemplo de esto fue la implementación de la política de “Estadio Seguro”, que bajo el hipócrita lema de “devolver el fútbol a las familias”, significó un proceso generalizado de empadronamiento de los hinchas, quitándole a los estadios elementos de tremenda significancia, como los lienzos y los bombos, cuestión que de a poco se ha revertido, porque es sabido que la presencia de dichos elementos no se relacionan con la violencia al interior de los recintos deportivos.

La privatización de la transmisión televisiva también es parte de este programa neoliberal en el fútbol chileno, impulsado por empresarios y políticos, ya que en definitiva, el sacar la transmisión de los partidos del campeonato nacional, lo único que hace es aumentar las ganancias del Canal de Fútbol, y por otro lado, alejar a la familias del fútbol.

En múltiples ocasiones los empresarios deportivos han argumentado que esa medida se tomó para que los estadios se volvieran a llenar, cosa que no ocurrió. Tomando las cifras de asistencia al estadio en nuestras manos (paupérrima concurrencia de público a los partidos nacionales, a excepción de los duelos de la Universidad de Chile y Colo Colo), debemos buscar las razones de la baja asistencia en otro lugar.
Primero que todo, las entradas cada vez aumentan más y más de precio, convirtiéndose en un privilegio total la posibilidad de asistir a un duelo deportivo.

Luego, los socios son más bien clientes en sus respectivos clubes, lo que los ha alejado considerablemente de sentirse identificados con los mismos, y finalmente, son filas y filas de Fuerzas Especiales y controles realizados violentamente por Carabineros a todos los hinchas (y particularmente a los que cumplen con cierto perfil) lo que hace que, al menos la entrada y salida del estadio, no sea nada grato (no hay sino que recordar la represión abierta vivida contra hinchas de Colo Colo cuando asistieron a San Carlos de Apoquindo, como se puede ver en la fotografía.

Más allá de las problemáticas sociales que efectivamente se expresan en las barras del fútbol chileno y de los hechos de violencia protagonizados por estas, lo que es cierto es que las medidas tomadas por la ANFP, CDF y los dueños de los clubes, no apuntan a acabar con esas problemáticas de raíz, integrando a los hinchas al círculo deportivo, sino que buscan aumentar sus ganancias y llenar sus bolsillos.

Por eso, es necesario que se profundice esta discusión, y que el campeonato nacional, así como las otras ramas deportivas, sean transmitidas abierta y gratuitamente por la televisión nacional. Un debate necesario que se abre.






Temas relacionados

Futbolistas   /   Fútbol Para Todos   /   Capitalismo   /   Libertades Democráticas   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO