Cultura

SERIES

Tres razones para entrar en el mundo de The Witcher

La historia de “The Witcher” se originó en libros, para pasar a juegos de mesa, derivando en videojuegos y ahora finalmente a la plataforma de streaming más masiva

Leandro Napoli

Estudiante de Psicología UBA

Martes 7 de enero | 21:17

The Witcher es la serie mejor valuada en Netflix hasta el día de hoy. Pero, ¿de qué se trata? Son varias las historias que se cruzan. Un cazador profesional de monstruos se ve involucrado en una guerra entre imperios en contra de su voluntad. Una campesina vendida por su familia a una escuela de hechiceras se convierte en una influencia política en todos los reinos. Una princesa ve caer todo su mundo en busca de una profecía que involucra el destino del mundo. En esta nota te doy tres razones por las que, si todavía no la viste, tenés que dejar de perder el tiempo.

1. Es una historia sobre “tu” familia, la que te toque.

Si tuviéramos que sacar todas las capas que conforman la serie, las escenas de pelea, la preparación física de Henry Cavil para el rol, el valor de producción, los vestuarios, los diseños de los monstruos de la tradición eslava, la increíble música y todo lo que se pueda, para dejar solo el núcleo tendríamos una historia con una temática visitada millones de veces. Es la historia de una familia, quizás, en el sentido más tradicional de la palabra. Después de todo, el escritor polaco Andrzej Sapkowski es un católico practicante. Pero también un excelente estudioso de todos los pecados y como entretejen al mundo.

La serie se centra en tres personajes principales. Geralt, Yennefer y Cirilla. Dos de estos personajes están en lados opuestos de lo que sería la formación de una familia. Uno esquivando la responsabilidad de tenerla, la otra buscándolo activamente simplemente porque (razones mágicas) no lo puede tener. El universo de The Witcher parece en estos casos nosotros cada vez que Higuaín agarra la pelota en un partido. Pareciera gritar constantemente “ES POR ACÁ” solo para ver como se va la pelota al corner.

La creadora de la serie, Lauren Schmidt Hissrich, conocida por su trabajo en “Daredevil” y “The Defenders” marco la importancia de que el núcleo de la historia fuera sobre lo que es una familia. Los personajes principales están en busca de eso a pesar de que las reglas del juego claramente indican que no va a poder ser. Este universo ante todo, se guía por reglas específicas. De no seguirlas, el destino puede enderezarte de formas muy severas. Más de esto en la tercer razón.

2. Hay mas de 40 años de historia cultural sobre esta saga y sigue vigente…

Hay una anécdota interesante durante una visita de Obama a Polonia. Es costumbre que entre los mandatarios de cada país se hagan obsequios de parte del anfitrión al visitante. Lo que se llevó el comandante en jefe de USA por su visita al país europeo del este fue una copia de un videojuego. El Witcher 3. Uno de los videojuegos más revolucionarios en tanto a su jugabilidad, formato de historia y comercialización.

¿Por qué introduzco esto ahora? Porque la historia de “The Witcher” se originó en libros, para pasar a juegos de mesa, derivando en videojuegos y ahora finalmente a la plataforma de streaming por excelencia. ¿Introduce algo nuevo a la saga de fantasía en todos estos formatos? Sí y no.

La serie, por lo menos, retuerce los conceptos clásicos hasta hacerlos irreconocibles en la trama. Hay princesas, y caballeros en armadura, hay magos y hechiceras. Todo eso está, pero ninguno cumple el cliché ni es carne para el asado de la trama. Bueno, salvo el bardo (Algo así como un músico freelance) que es exageradamente arquetípico y a la vez innovador.

Permítanme ejemplificar con algo inevitable: la comparación con Game Of Thrones. Las primeras temporadas coqueteaban con el realismo. El héroe tomaba decisiones estúpidas, el héroe moría. Una infección por un corte, te morías de fiebre. En The Witcher los personajes están en un universo que es constantemente amenazante y cambiante y, sin embargo, están estancados. Los reinos del norte y el sur en un empate técnico, nuestro héroe gana dinero cazando monstruos solo para perderlo, y así. Pero lo que hace interesante a la historia es que los personajes se hacen cargo de sus decisiones, los personajes sufren y son miserables por intentar negar lo que deciden hacer. El realismo, en mi opinión, se da cuando las consecuencias son claras por las decisiones de los personajes.

El mundo de Game Of Thrones era realista por la carencia de magia, en The Witcher la magia abunda pero no por eso la hace fantástica. Cada decisión puede ser mortal y lo poco que se tiene es protegido. Las decisiones que los personajes pueden tomar son muy polarizadas y ninguna deja un buen sabor de boca. Algo se gana y algo se pierde. Solo Geralt parece chocar con ese concepto al negarse al mal menor, un caballero de armadura negra y pelo blanco que ve al mundo como es, no como le gustaría, pero entendiendo que puede y debe ser mejor. Solo por esto quizás sería un buen troskista.

3. Es un buen y diferente ensayo sobre el destino y el caos

Es bastante molesto durante la serie cómo los personajes están evangelizando constantemente sobre el destino. "Andá al baño porque es tu destino"; "como Vitel Toné en navidad porque es mi destino"; Y así en cada intercambio hablado. Al principio puede parecer un caso de los guionistas llenando agujeros en la trama con el destino, la buena profecía que nunca falla. Pero… Cuando uno presta más atención, se da cuenta de que el destino no es el final del camino para la gente que habita este universo. El destino se presenta como una serie de decisiones tomadas, de las cuales no se puede escapar. Las promesas tienen un peso real en este mundo. Les dejo este contexto para explorar más mi punto.

El otro concepto que convive en este universo es el caos. Se presenta como una fuerza invisible pero muy real, está en todos lados como algo latente a ser manipulado. Los magos y hechizeras usan el caos para sus proezas mágicas. Geralt el Witcher también. Pero todos los habitantes de este mundo pueden, ya sea de forma premeditada o por azar, acceder a esta fuerza.

Por ejemplo, si tenes un amigo que, además de llegar tarde, nunca pone plata para el fernet pero igual toma, vos con tus pensamientos (tienen que ser fuertes y atados a una emoción profunda) podes maldecirlo. El fruto de tu maldición en palabras o pensamientos pueden tomar forma en este mundo para convertir a ese amigo amarrete en un “monstruo que nunca puede tomar fernet” o “todo lo que toma o come tiene gusto a fernet” además de agregarle garras, dientes y apariencia monstruosa. Porque si tenes un folklore y mitología eslava con más de 8000 monstruos a mano los usás, más vale que los usás.

El destino es lo que moldea el caos y se va a encargar de que sigas hasta el final las consecuencias de tus acciones. Es… confuso de a ratos y en otros momentos uno se queda con grandes momentos gratificantes de comprender como las decisiones de los personajes moldean sus destinos. No es una fuerza caprichosa pero se va a encargar de que no te eches para atrás en tus palabras.

Recomiendo ver la serie a pesar de que tiene sus altibajos entre episodios como lo mejor que podemos ver en fantasía en esta plataforma. ¿Qué les pareció a ustedes?






Temas relacionados

Reseñas   /   Series   /   Netflix   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO