Sociedad

CULTURA

Últimas funciones de la obra Parkour de Compañía Toska

PARKOUR (o un Manual para correr en línea recta),presenta sus últimas funciones este jueves 12, Viernes 13, sábado 14, y domingo 15 de Julio en el teatro Duoc Uc.

Jueves 12 de julio | 12:25

La obra del texto del dramaturgo Eduardo Pavez Goye, y escenificada por la compañía Toska ha dado mucho que hablar en las y los espectadores, los cuales empatizan con el personaje central rápidamente.

Realizamos una entrevista a la co-directora de la obra, Pía Narváez, donde en conjunto con su compañía, respondieron a las siguientes preguntas.

¿Lo que más les gusta de su obra?

Nos gusta el mensaje que entrega, el espacio reducido, y que sean tres actores interpretando el mismo personaje, porque podemos ver las distintas capas discursivas del rol, distintas opiniones, o distintas corporalidades. Es la primera obra de la compañía, y evidentemente hay un cariño distinto. Creemos que es la primera obra que nos dio a conocer.

¿De qué lenguajes escénicos se compone la obra?

Uno de los lenguajes escénicos de la obra es la convención de lugares puntuales que generan este departamento de tres espacios divididos, que es un lenguaje realista. Independiente que no sea un departamento tal cual, el espacio es un lenguaje realista porque los elementos y acciones son realistas. Lo anterior es acompañado con la iluminación y los diferentes elementos que se ocupan dentro de la obra, que también están en un rango de color y que acompañan los estados emocionales de las diferentes escenas. La luz va acorde con los estados emocionales, de textos. También es importante mencionar el vestuario, que está dentro de una misma estética de color donde predomina el azul y el blanco y en combinación con una iluminación cálida que potencia los estados emocionales del personaje.

¿Qué decir del discurso textual de la obra?

Para nosotros es el punto fuerte, porque consideramos que es contingente, y llega a un mayor público, no solo en términos de números de personas, sino que también en diferentes rangos etáreos, y que eso permite que traspase generaciones. También creemos que es un despertar de conciencia, un despertar contra el sistema en el cual estamos. Que es un poco confrontacional, pero también de la parte buena, no solamente a través de la confrontación de forma panfletaria, sino también a través de la forma agradable de ver a este personaje. Eso nos lleva a una reflexión anti sistémica del mundo en qué vivimos, y como este personaje trata de salir, no lográndolo.

¿Qué investigación llevaron a cabo en el proceso?

Se basó principalmente en el texto. A partir de múltiples lecturas, hubo un análisis de texto e incorporamos mucho también las experiencias personales, y en eso nos fuimos centrando para que salieran ideas del texto. También en la investigación teatral nos basamos en referentes como la “Casa de Vidrio”, donde trae mucha referencia de como vemos a una persona expuesta a emociones íntimas diarias. En un espacio muy reducido, de cómo se comporta con el mismo, con no tener otro tipo de relación como persona, más allá de la gente que las ve. Sobre una película que tomamos como referencia también fue “Carne de perro” de Alejandro Goic, en cuanto a personajes que están desolados.

¿Qué los une como Compañía Toska teatro?

Lo que nos une como compañía es las ganas de hacer teatro en un país que es muy difícil hacer teatro. La pachorra que tenemos. Somos conscientes del sistema que estamos inmersos y no por eso tenemos que quedarnos tranquilos y someternos a él, todo lo contrario. Creemos que somos una compañía contestaria, nos une mucho también el sentimiento de familia, creemos que la compañía funciona por esto, por las relaciones humanas que hay dentro de ellas; por el trabajo hecho desde el amor, desde el respeto, desde la disciplina, que por eso creo que ha funcionado mucho. Al decir que somos una familia, queremos decir que todos los que han pasado por la compañía, los que se han ido, los que han vuelto tienen su lugar en la compañía porque si se han ido ha sido para crecer y volver a tener experiencias, y crear a partir de los compañeros que se fueron, de los que están, y básicamente de estar en la misma, creer en la convicción, que se puede hacer teatro en este país. Lo hacemos juntos por la necesidad de expresar algo, por muy complicado que esto sea.






Temas relacionados

Teatro   /   Actividades culturales   /   Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO