Mundo Obrero Chile

DESPIDOS

Un puñado de empresarios decide cerrar planta IANSA de Linares

Ni el plan de mitigación de los despidos del Ministro del Trabajo, ni la rebaja de los impuesto que propuso el Gobierno, fueron una salida para la problemática en Linares. Piñera justificó el cierre de IANSA con la siguiente frase “para que nazca un árbol nuevo, muchas veces tiene que morir un árbol viejo”. Serían cerca de 4000 personas las que se verían afectadas con el cierre.

William Muñoz

Presidente de Sindicato Komatsu Reman

Sábado 28 de julio de 2018 | 08:16

El 26 de julio IANSA comunicó el cierre definitivo de su planta en Linares, un duro golpe para esta comuna de la región del Maule y para miles de trabajadores.

Con un cortejo fúnebre los trabajadores se manifestaron por Linares rumbo la planta industrial, marchaban con un ataúd y pancartas en sus camiones; el impacto del cierre golpearía el sustento de familias completas, padres, hijos y abuelos que por generaciones han fabricado azúcar, todo esto a horas que el directorio de la multinacional decidiera el cierre definitivo.

Los camiones bloquearon el acceso norte de Linares, los trabajadores vertieron toneladas de remolacha en la calle principal, el contra de los 4.000 despidos que viene anunciando la empresa controlada por la multinacional ED&F Man Holdings Limited.

El impacto del cierre dejaría en la calle a 4000 trabajadores, remolacheros en el campo y trabajadores industriales en la ciudad, la fábrica de azúcar tiene una dotación de 500 trabajadores, todos están organizados, pues la empresa utiliza el subcontrato que mantiene la división de los trabajadores.

IANSA se suma al cierres de las plantas Maersk, Cial; los despidos en C13, telefónicas, en el Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia (del grupo Luksic); los anuncios de desvinculación de 1700 trabajadores por la modernización de la planta en Chuquicamata, y 5100 contratistas. A su vez, se pronostican casi 1000 despidos para las regiones de Valparaíso y el Biobio ante la eventual regulación de la pesca de Jibia.

Las manifestaciones en la planta de IANSA con barricadas y carteles demuestran el descontento de miles de trabajadores, que suman estas acciones a las anteriores marchas junto a los agricultores y transportistas de la zona, que de igual forma se verán afectados sus puestos de trabajo.

Ya en Antofagasta, trabajadores del Ferrocarril de FCAB vienen peleando por la reintegración de los 19 despedidos por el multimillonario Luksic con una amplia y organizada campaña de solidaridad y fondo de lucha. Esto muestra que el camino para dar la pelea por la defensa de los puestos de trabajo y en contra de cualquier cierre de fabrica es la autoorganización de los trabahadores.

Es necesario que las grandes centrales sindicales llamen y organicen un plan de movilización nacional en contra de los despidos y los cierre de empresas, dando una señal al gobierno y a los empresarios que los despidos y los cierre ¡No pasarán!

Frente a esto, Lester Calderón, Presidente del Sindicato de Explosivos Orica, sostiene que “hay una posibilidad de organizar a los trabajadores de todos lugares afectados por cierres y despidos, como sucedió con Maersk y los anuncios en Pastas Suazo. En el norte del país, se ha levantado una Coordinadora Contra los Despidos, compuesta por la CONSTRAMET, el Frente de Trabajadores Mineros, Easy, el Colegio de Profesores y fábricas como Orica, el Ferrocarril de Antofagasta a Bolivia (FCAB), entre otros gremios de trabajadores.

Gobierno y empresarios justifican los despidos

Ni el plan de mitigación de los despidos del Ministro del Trabajo, ni la rebaja de los impuestos que propuso el Gobierno, fueron una salida para la problemática en Linares. Piñera justificó el cierre de IANSA con la siguiente frase “para que nazca un árbol nuevo, muchas veces tiene que morir un árbol viejo”. Serían cerca de 4000 personas las que se verían afectadas con el cierre.

Para Dauno Totoro ex candidato a diputado por el distrito 10 dirigente del Partido de Trabajadores Revolucionario, “Piñera puede darse el lujo de filosofar con pésimas frases "poéticas", pero serán miles de familias las que quedarán en la calle”
Buscando seguir privilegiando las ganancias de los gremios empresariales y de agricultura, frente a la “crisis del azúcar”, el gremio empresarial Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), dirigida por Ricardo Ariztía (ex presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio -CPC) plantea “reconvertir” la producción de la remolacha.

No es casual que Piñera y Ariztía unan su opinión para justificar el cierre y el despido de 4000 trabajadores, ya que ambos se encuentran íntimamente vinculados a sectores ultraconservadores y a los principales grupos económicos del país. Desde sus organismos patronales CPC y SNA que organizaron el golpe militar y avalaron la muerte de trabajadores en campos de concentración y hoy quieren garantizar las ganancias privadas.






Temas relacionados

Iansa   /   Mundo Obrero Chile   /   Cierre de fábricas y empresas   /   Sebastián Piñera   /   Despidos

Comentarios

DEJAR COMENTARIO