Internacional

IMPERIALISMO

Una respuesta a Trump desde "un país de mierda"

El presidente estadounidense Donald Trump durante un encuentro con congresistas sobre la reforma migratoria, pregunto: “¿Por qué todas estas personas de países de mierda vienen aquí?” haciendo referencia a ciudadanos de Haití y de países africanos

Viernes 12 de enero

Por otra parte sugirió que Estados Unidos debería recibir a inmigrantes de lugares como Noruega. Con esta frase lo que hace Trump es reafirmar su racismo y dejar en claro para quien gobierna.

¿Chile uno de esos países de "mierda" a los que se refiere Trump?

Claramente no vivimos en un país africano ni de población mayoritariamente negra, pero si somos morenos y ajenos al estereotipo blanco. En este caso ser negro no es un problema de color de piel si no de la condición social.

Chile es un país de gente pobre y endeudada, donde la salud, la educación y los recursos naturales están privatizados; es un país donde las pensiones son de hambre, donde la desigualdad tiene uno de los índices más altos del mundo, pues según el índice Gini, Chile es el país número 16 del ranking de desigualdad luego de Ruanda.

Tampoco es un país de oportunidades, donde por ejemplo los inmigrantes no logran salir de la pobreza, más bien se les recibe con sueldos y trabajos precarios, con hacinamiento y sin ningún derecho.

Esto mientras es EE.UU. y otros países imperialistas quienes se enriquecen, a costa de los países de "mierda". Somos su mano de obra barata, su fuente de recursos naturales, su patio trasero, vivimos un modelo impuesto en dictaduras que se fraguaron entre los grandes empresarios nacionales y el gobierno norteamericano.

El mundo está lleno de países de "mierda" y es EEUU quien se beneficia

Pero no es una particularidad latinoamericana, es la desigualdad del capitalismo extendido en el globo, Oxfam publicó un estudio donde plantean que la economía está al servicio del 1% más rico del mundo, evidenciando que solo 64 personas tienen más riqueza que el 50% más pobre del mundo (3.600 millones de personas), de los cuales EE.UU. concentra un gran porcentaje.

Nada es para siempre

Lo nuevo de todo esto es que las bases que fundaron la actual extensión del capitalismo en el mundo están profundamente cuestionadas, esto se expresa en la crisis económica que se desató el año 2008 y que pese a los vaivenes está lejos de resolver sus causas más estructurales, es también la decadencia de la hegemonía de EE.UU. que parece estar tocando fondo, así lo expresa la posible disminución de compra de bonos norte americanos por parte de China que es el segundo mayor acreedor extranjero de la deuda pública de la potencia imperialista. Según informa Bloomberg.

Pero tras los insultos de Trump hay una frágil estabilidad Latinoamericana, donde han emergido gobiernos de derecha que pre anuncian escenarios más convulsivos, que con distintos ritmos y tiempos van minando la estabilidad en la región.






Temas relacionados

Migración   /   Opinión   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO