Política Chile

DEBATE CONSTITUYENTE

VIDEO: El proceso de la cocina es una trampa: ¡Vamos por una Constituyente Libre y Soberana!

Hay que terminar con la Constitución de Pinochet apoyada por la extrema derecha de Kast que promueve el rechazo, junto a la UDI de Jaime Guzmán. Pero ¿cómo avanzamos a terminar con todas las herencias de la dictadura?

Jueves 27 de febrero

El día de ayer, 26 de febrero, se dio inicio a la campaña por el plebiscito del 26 de abril. El mismo que surgió del "Acuerdo por la Paz y Nueva Constitución", y que decidirá respecto a nueva constitución, y entre convención constitucional o mixta.

Te puede interesar: Comienza campaña por el plebiscito: basta de trampas. Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana

Ante esto somos millones quienes queremos poner fin a esta Constitución de Pinochet, de la dictadura militar, la que mantiene derechos básicos, como salud, educación, pensiones, vivienda, incluso el agua, en manos de grandes monopolios nacionales y extranjeros, haciendo de éstos un negocio, demandas principales por las cuales Chile despertó, al calor de no son 30 pesos sino 30 años.

Pero, ¿cómo lograr efectivamente acabar con la constitución y todas las herencias de la dictadura de Pinochet?

Los distintos partidos políticos, que son parte del Congreso y del régimen, han salido a disputar en la campaña. La derecha, a pesar de sus divisiones y diferencias, en su mayoría está impulsando el rechazo, negándose a cambiar la constitución. Y, por otro lado, desde la ex Concertación, hasta el Partidos Comunista y sectores del Frente Amplio, son en su mayoría impulsores del "apruebo" y la "convención constitucional".

Sin embargo, cientos de jóvenes, trabajadores, mujeres, pobladores y activistas, que vieron de forma crítica el acuerdo firmado el pasado 12 de noviembre, hoy miran con malos ojos, también a la cocina constituyente. No solo porque se levantó sobre la impunidad y las miles de violaciones a DD.HH., abusos sexuales, mutilaciones oculares y asesinatos. Sino también, porque es un proceso que mantiene la fórmula de 2/3, donde la derecha podría vetar cualquier propuesta con un tercio; o donde las y los secundarios, que dieron inicio a la rebelión, no podrán participar.

Otro aspecto tramposo con el que cuenta este proceso constituyente, tiene que ver con que no podrán modificarse ninguno de los tratados internacionales que regulan los recursos naturales del país, como el agua o la tierra. Uno de estos es el TPP11, sobre el cual la convención no podrá decidir.

Te puede interesar: VIDEO: Las 4 trampas del proceso constituyente de la cocina

Una tercera alternativa es la que planteamos desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios, luchar a través de la huelga general por una asamblea realmente libre y soberana, donde realmente el pueblo trabajador y pobre pueda imponerse y decidir sobre su futuro. Así lo explicitamos desde la voz de Dauno Tótoro, dirigente del PTR: "Todas y todos quienes rechazamos esta Constitución, debemos ir hasta el final para terminar con todas sus herencias, su saqueo y explotación. Para ello, una Asamblea Constituyente, realmente libre y soberana, no puede tener restricciones respecto a lo que va a discutir. Menos en materia de tratados internacionales de libre comercio, que son una de las bases del saqueo al país, al medio ambiente y al pueblo trabajador. Luchemos por la renacionalización de los recursos naturales, bajo gestión de las comunidades y sus trabajadores. Para que estos recursos que hoy están en los bolsillos de un puñado de multi-millonarios, se pongan al servicio de resolver las necesidades de las grandes mayorías."






Comentarios

DEJAR COMENTARIO