Política Chile

REGIONES

Valdivia: Los proyectos de los grandes empresarios son miserias para el pueblo trabajador

Diversos son los conflictos entre las grandes empresas y la población y el medioambiente valdiviano. Es que esta región tampoco se salva de la ambición de los empresarios, a quienes no le interesa más que aumentar sus propias ganancias y riquezas.

Dauno Tótoro

Santiago

Martes 23 de enero

Ejemplos hay variados. Entre ellos, el más comentado, ocurrido hace ya 13 años, fue el caso del río Cruces, desastre natural que cobró la vida de miles de ejemplares de diversas especies que habitaban el río, entre ellas una gran cantidad de cisnes de cuello negro.

Ese desastre ambiental fue responsabilidad de la Celulosa Arauco, propiedad del grupo Angelini, una de la familias más poderosas del país, quienes tienen cientos de miles de hectáreas plantadas con pinos y eucaliptus en prácticamente toda la zona sur de Chile, además de tener inversiones en pesqueras y relaciones íntimas con sectores políticos de los partidos tradicionales, particularmente con la Democracia Cristiana.

Pero este, claramente, no fue el único caso que involucra a las empresas de los Angelini. De hecho, la misma planta que fue condenada el año 2014 por el desastre del 2004, se vio nuevamente envuelta en escándalos iniciados por la muerte masiva de peces e incluso por lesiones denunciadas por bañistas. Hay denuncias de que la planta de Celco (Celulosa Arauco y Constitución) produce volúmenes extremadamente altos de contaminación, descargando un metro cúbico de desechos líquidos por segundo.

Aun así, las forestales de Angelini no son las únicas amenazas para el medioambiente, la biodiversidad y los habitantes de Valdivia. Centenares son las denuncias contra los proyectos inmobiliarios que, prácticamente sin control, desarrollan construcciones para generar más ganancias para los empresarios de este rubro.

Ya hubo movilizaciones en diciembre y a comienzos de enero denunciando la destrucción y la contaminación de diversos humedales. Particularmente mediática fue la denuncia realizada sobre la destrucción del humedal Cotapos en Isla Teja, que está convertido en un vertedero, y las empresas del sector efectúan rellenos para el desarrollo inmobiliario, destruyendo el lugar.

E incluso en el centro de la ciudad misma hay un conflicto abierto por la construcción del Mall “Paseo Valdivia”, donde según la web “El NavegHable”, las denuncias contra la empresa son de "...descripción incompleta de suelo, carga ocupacional total del proyecto y daños en el patrimonio arqueológico" (http://www.elnaveghable.cl/noticia/sociedad/tribunal-ambiental-se-prepara-para-fallo-tras-alegatos-por-mall-en-valdivia).

Y claro, el empresariado dice que se trata del crecimiento, lo que no es más que un chantaje y una farsa, porque en estas condiciones estos proyectos inmobiliarios, centros comerciales y empresas forestales sólo significan ganancias para los grandes empresarios, para los dueños de los proyectos.

Es muy poco el dinero que dejan a las propias comunidades (si es que no es nulo el monto), y muchas veces son trabajos tremendamente precarios e inestables los que entregan. Es cosa de recordar como el año 2016 se realizó una masiva denuncia por el despido de 120 trabajadores y trabajadoras de Ripley de Valdivia. Y son estas mismas megaempresas del comercio las que son denunciadas por pequeños comerciantes locales como una competencia totalmente desigual, ya que pagan patentes bajas y les impiden desarrollar sus labores.

Es que a los Angelini, a los dueños de Ripley y de las grandes inmobiliarias, muchos de los cuales tienen cercanos vínculos con los partidos políticos tradicionales de la derecha y la Nueva Mayoría, sólo velan por sus propias ganancias, a costa de las miserias y de la destrucción de la vida del pueblo trabajador.
Estas realidades hemos podido conocerla a fondo ya que durante estas semanas nos encontramos en Valdivia reuniendo firmas para legalizar a nuestra organización, el Partido de Trabajadores Revolucionarios, en la región de Los Ríos. Y son estos algunos de estos, los motivos que nos mueven para avanzar en ese camino.

Creemos que es necesario levantar una alternativa que denuncie y le haga frente claramente estas situaciones. Una alternativa que defienda los intereses de la gente que trabaja, de las comunidades afectadas por la destrucción empresarial, que se haga parte de estas luchas, que sea una herramienta para enfrentarles.

Y al mismo tiempo, en esas batallas, se proponga la conquista de una sociedad totalmente distinta a esta. Una sociedad que no esté regida por la ganancia de un puñado de multimillonarios, sino que sea organizada por las amplias mayorías trabajadoras, en función del bienestar de las comunidades, del medioambiente y de nuestro futuro completo.

¡Por esto te invitamos a apoyarnos con tu firma! Estaremos instalados en Avenida Independencia con Arauco, entre las 09.00 hrs y las 13.30 hrs, y luego entre las 15.00 hrs y las 18.30 hrs. ¡Te esperamos!






Temas relacionados

Política Chile   /   Chile   /   Empresarios

Comentarios

DEJAR COMENTARIO