Internacional

Venezuela: segunda semana de protestas de enfermeras por los bajos salarios

Las enfermeras y enfermeros entran en su segunda semana de paro indefinido reclamando por un salario digno, al tiempo que hacen un llamado a los demás trabajadores y trabajadoras a apoyar esta lucha.

Martes 3 de julio | 17:12

Este lunes y martes los trabajadores del sector salud protestaron por los miserables salarios de apenas 600.000 bolívares (entre 0,27 y 5 dólares, según el cambio oficial) por quincena o de 1.200.000 (entre 0,54 y 12,5 dólares) mensuales, que no alcanzan ni por cerca para medio cartón de huevos. Es por eso que las enfermeras gritaban con rabia: “Señor presidente a usted lo invitamos a que viva un mes con el sueldo que ganamos”.

La lucha de los trabajadores del sector salud, centralmente de las enfermeras, se está transformando en un conflicto emblemático frente a los grandes padecimientos que están sufriendo los trabajadores del país, los salarios pulverizados, una justa lucha que se extiende a nivel nacional; así como también porque pone más al descubierto el descalabro de todo el sistema de salud pública. Una situación insoportable.

Pero esta lucha de las enfermeras, las peor pagadas del sector salud, puede transformarse en una lucha que aglutine a los demás sectores que están peleando por salarios justos, como ya comienza a observarse, por ejemplo, en la unidad que hicieron las enfermeras del Hospital Clínico Universitario con los trabajadores y docentes universitarios de la UCV (Universidad Central de Venezuela) que trancaron los principales accesos de la Ciudad Universitaria este lunes.

Es por esto que la repercusión del conflicto de las enfermeras va en aumento, tal como se ha evidenciado en esta segunda semana de lucha. De acuerdo a los dirigentes sindicales ya son 26 los hospitales de Caracas que se han unido a estas protestas iniciadas el lunes de la semana pasada, así como en el resto los estados del país los centros de salud también se están sumando a esta lucha, tal como se está viendo en Zulia, Táchira, Lara, Mérida, Bolívar, entre otros.

Te puede interesar: Enfermeras y enfermeros continúan con el paro indefinido por un salario al nivel de la canasta familiar

Desde muy temprano de este lunes, enfermeras, obreros y personal administrativo del Hospital Clínico Universitario salieron a protestar tanto en las inmediaciones del hospital como en diversos accesos a la Universidad. Pero esta vez no lo hicieron solos, trabajadores universitarios organizados en el Sinatra-UCV (Sindicato Nacional de Trabajadores de la UCV), quienes también están peleando por un salario justo, se unieron a la protestas. De igual manera, profesores universitarios y personal administrativo de la UCV protestan en la entrada Tamanaco por salarios justos.

Este martes, en el Hospital Clínico Universitario más de 150 enfermeras recorrieron algunas calles internas de la Ciudad Universitaria. Los carteles reivindicando un salario justo se llevaban con energía y rabia de protesta, levantados por mujeres con su uniforme blanco al mismo tiempo que cantaban consignas por su demanda central, la del salario, pero interpelando al gobierno nacional. Aunque fueron las enfermeras las primeras en protestar, hoy trabajadores obreros, administrativos y médicos respaldan las manifestaciones, tal como se evidenció también este día martes.

Pero también, las enfermeras y enfermeros comienzan a unificarse y hacer acciones conjuntas entre los distintos hospitales. Así vimos el lunes cómo las trabajadoras y los trabajadores de los hospitales Pérez Carreño, Periférico de Catia, El Algodonal y el Dr. Jesús Yerena (Lídice) se unieron a los enfermeros de la Maternidad Concepción Palacios, peleando sus demandas. Los enfermeros y demás representantes del sector salud presentes en dicha concentración conjunta hicieron un llamado a los demás trabajadores para que se unan a estas demandas de mejores salarios y una salida a la crisis económica.

Pasados los días de paro vemos cómo las enfermeras dejan de estar solas. Es que, como dice una de las enfermeras dirigiéndose a Maduro: “la tormenta salud amenaza con convertirse en un huracán porque las bases de los trabajadores del sector salud señor Nicolás Maduro nos estamos muriendo de hambre". Se considera que para este miércoles 4 de julio realizarán una asamblea para determinar cómo seguir la lucha. Hasta el momento continúan con el paro indefinido.

Sectores de la oposición derechista buscan pescar en río revuelto en esta lucha y llevar agua para su molino. Haciéndose ver como que respaldan las demandas salariales ponen sus rostros en algunas concentraciones buscando incluso sustituir la lucha con sus declaraciones. En todos los lugares que este sector ha gobernado han mantenido a raya el salario, ellos representan intereses patronales y no los de la clase trabajadora. Las enfermeras y demás sectores en lucha sólo deben confiar en sus propias fuerzas. Así como hay que enfrentar al gobierno de Maduro frente a la situación imperante no debemos caer en la trampa de los sectores de la oposición.

Coordinar las luchas por un salario igual al nivel de la canasta familiar y un plan obrero de emergencia de salida a la crisis

Tal como lo visibilizan las enfermeras con su paro indefinido, los trabajadores y las trabajadoras se encuentran en medio de los peores padecimientos económicos, una situación realmente angustiante donde las condiciones de vida se deterioran día a día. Se trabaja hoy por salarios miserables, completamente pulverizados en las empresas del Estado y en toda la administración pública, así como también en las empresas privadas.

Se expresa el hartazgo con esta condición de miseria que se arrastra por años. Por eso es que los trabajadores de la salud, enfermeras y técnicos, trabajadores universitarios, docentes y otros sectores salen a luchar por salarios dignos al nivel de la canasta familiar. Esto demuestra que hay disposición para luchar. Pero no es posible seguir haciéndolo por separado, se necesita vencer el aislamiento, unir nuestras luchas, hacer visibles los reclamos y las acciones obreras que llevamos a adelante, coordinándonos para golpear juntos.

Coordinar y centralizar las luchas nos pone en mejores condiciones para enfrentar la brutal situación que estamos sufriendo los trabajadores. Pero también es importante para que los distintos sectores en lucha tomen el conflicto en sus propias manos, decidiendo cada paso, y poder avanzar hacia una verdadera unidad de clase. Hay que salir a enfrentar con fuerza el nivel del deterioro de vida que nos impone el gobierno y los empresarios del sector privado, y para esto es imprescindible la unidad, golpeando con un solo puño y conquistar nuestros derechos, levantando un programa obrero de emergencia de salida a la crisis para pelear. Basta de que sea el pueblo trabajador el que siga pagando esta brutal crisis que el gobierno y los empresarios descargan sobre nuestras espaldas.

Te puede interesar: ¿Qué demandas de la clase trabajadora ante la situación actual del salario?






Temas relacionados

Crisis Venezuela   /   Universidad Central de Venezuela (UCV)   /   Venezuela   /   Enfermeras   /   Salario mínimo   /   Salario   /   Huelga   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO