www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario
4 de diciembre de 2020 Twitter Faceboock

IGLESIA CATÓLICA
Iglesia Católica: abusos, corrupción y millonarias ganancias
Karla Peralta Díaz | Ex Presidenta del Centro de Estudiantes de Medicina UA Vocera de Pan y Rosas y Vencer

La institución envuelta en una profunda crisis ostenta entre sus sotanas grandes sumas de dinero, sin embargo, no existe transparencia del destino estos fondos y muchos son otorgados por el Estado.

Link: https://www.laizquierdadiario.cl/Iglesia-Catolica-abusos-corrupcion-y-millonarias-ganancias

Actualmente la Iglesia católica se ha visto inmersa en una ola de acusaciones de abuso y acoso sexual que se han destapado en su contra, lo cual generó una enorme pérdida de confianza de la que no se ha podido recuperar, ya que estos casos lejos de cerrarse siguen saliendo a luz.

Pero no solamente se ve cuestionada por los casos de acoso y abuso, sino que se ha teñido de corrupción, por ejemplo, al verse vinculada con SQM. El cuestionamiento financiero también ha salido a la palestra, ya que esta institución se apropia de grandes sumas de dinero, muchas de ellas entregadas por el Estado, que no son rendidas a nadie y su destino queda encerrado en las paredes de esta institución.

Es así como el año 2016, en un intento de legitimarse, la Conferencia Episcopal firmó un convenio con Chile Transparente para avanzar en la transparencia de sus fondos. Sin embargo, nada de esto ha ocurrido y los avances son mínimos hasta la fecha.

Para tener una idea de la cantidad de dinero que mueven en sus arcas, la Arquidiócesis de Santiago manejó sumas de $10.337.176, monto que se compone en primer lugar de donaciones privadas (41%), seguido de la donación del 1% de sus fieles (33%) y luego por concepto de arriendos (26%).

Para mantener sus sumas exorbitantes de dinero la Iglesia Católica no solo recibe los millonarios aportes de privados o el aporte de las familias trabajadoras que aún confían en esta institución y aportan un porcentaje de sus sueldos mensuales, si no que, también se relacionan directamente con empresas.

Tal como el caso del Arzobispado de Santiago quien hasta septiembre del año pasado era dueño del 15% de la automotora Coseche junto con la Corporación de Beneficencia Cáritas Chile y la Orden de la Madre de Dios, quienes poseían el 30% de la empresa.

¿Estado laico? Vamos por la separación efectiva de la iglesia y el estado ¡ahora!

A pesar de que por definición el Estado es laico, en los hechos, aún existe un sagrado matrimonio entre la Iglesia y el Estado.

Esto se puede evidenciar muy concretamente en la educación, donde vemos cómo éste continúa financiando a la Iglesia Católica. Otorgándoles de esta forma herramientas para poder expandir su influencia en la educación, promulgando su moral conservadora e impidiendo la educación laica, así como también, negando la educación sexual a miles de estudiantes, a lo largo de todo el camino educativo.

Esta ligazón entre la Iglesia y la educación, bajo el alero del Estado, es tan potente que después del área municipal, se ubica como el segundo actor con mayor número de matrículas y fondos públicos recibidos mediante la subvención.

Es más, si miramos datos concretos, vemos que el 2014 la Iglesia Católica recibió $36.981.000 por la subvención estatal de 685 establecimientos, lo que corresponde al 13% de los recursos totales que el Estado dispone.

Sin duda, el Estado debe dejar de financiar y separarse de manera efectiva de la moral conservadora de una institución que se cae a pedazos. Una que se opone y persigue a la diversidad sexual, que ha sido histórica opositora de hasta los más mínimos derechos de las mujeres, como el divorcio o la anticoncepción hormona,l y que hoy en día niega el derecho al aborto legal, libre, seguro y gratuito, así como también, el derecho a la educación sexual laica, no sexista ni heteronormativa en sus instituciones educativas de las cuales obtiene millonarias ganancias.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá