www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario

Lunes 20 de Mayo de 2019

Twitter Faceboock

MUNDO OBRERO
Anuncio de despidos en Correos de Chile

Para la empresa la productividad y modernización es sinónimo de despidos masivos, algo que no solo sucede en este rubro, pues en la división Chuquicamata de Codelco, ya se anunciaron 1.700 despidos para sustentar la transformación a mina subterránea, mientras el gerente general de ella bordea los 60 millones mensuales.

Link: http://www.laizquierdadiario.cl/Anuncio-de-despidos-en-Correos-de-Chile

Escrito por un trabajador de Correos de Chile

A defender nuestros puestos de trabajo con unidad y movilización

La segunda etapa del “Plan Estratégico”, impulsado por la ex Nueva Mayoría y hoy continuado por la derecha, tiene en su seno el despido de hasta 800 trabajadores, en una empresa donde 30 cargos de gerentes y subgerentes equivalen a 356 puestos de trabajo con un sueldo de $450.000, muy superior a lo que hoy gana el grueso de los trabajadores. Esto deja claro una cosa; quieren mantener sus privilegios a costa de los trabajadores, bajo el argumento de “modernización” y con frases como “aquí no sobra nadie”, algo contradictorio cuando de lo que se trata son despidos.

“La empresa está cambiando”

Para ellos, que la empresa sea más productiva y se modernice, es sinónimo de despidos masivos, algo que no solo sucede en esta estatal, pues en la división Chuquicamata de Codelco, ya se anunciaron 1.700 despidos para sustentar la transformación a mina subterránea, mientras el gerente general de ella bordea los 60 millones mensuales.

En este mismo sentido, los despidos en Correos vienen acompañados de la apertura de una nueva planta productiva ubicada en el complejo de ENEA, que absorbería la paquetería que hoy es procesada el corazón de Correos; la planta CTP, junto a la planta CEP y el Aeropuerto, donde hay más de 600 trabajadores y alimentan al conjunto de la empresa, es decir, de las cuales depende el funcionamiento de ésta, y por ende, donde la organización de los trabajadores puede dar una respuesta contundente ante los ataques, como el 2013, en la importante huelga que tuvo su inicio en el CTP.

La verdadera cara del Correo: precarización y flexibilización laboral

La empresa quiere que hagamos nuestro el discurso de los “buenos” y “malos” trabajadores según sus estándares productivos, por ello vienen cuestionando las licencias, atrasos y fallas para dividirnos y así debilitar cualquier respuesta frente al importante ataque, a la vez que con esto preparan el terreno para la próxima negociación colectiva que es a finales de julio de este año. Sin embargo, si dejamos pasar los despidos como si nada y aceptamos las condiciones de la empresa vamos a llegar arrodillados a una negociación colectiva subordinados a lo que gerencia quiera darnos. ¿Podremos conquistar demandas tan sentidas como el aumento de sueldo base si dejamos pasar 800 despidos con el argumento de “no tener plata”? La demanda por el aumento del sueldo, no puede estar desvinculada con no defender nuestros puestos de trabajo, ambas son parte de un estado precario de nuestras condiciones laborales, defender estas de manera conjunta nos fortalecr, si las separamos, no hay ningún cuestionamiento ante las precarias condiciones laborales a las que nos enfrentamos los trabajadores.

El sueldos base están estancados en el mínimo hace más de 8 años, que recién llegó a $288.000, sólo gracias a bonos como la Renta Variable, la gratificación o el Derecho a Conducción (este último costeado por los usuarios y no la empresa), logramos bordear los $380.000, con 6 días de trabajo y sólo uno para descansar, donde en las plantas como el CTP hacemos turnos rotativos, donde la mayoría supera la jornada de 50 hrs. laborales para poder suplir los sueldos de hambre, no tenemos derecho a días administrativos y en las plantas es normal encontrar fecas de ratones en vines, no tener materiales básicos como zapatos de seguridad, trabajar con baños para mujeres que ni siquiera tienen asiento para la taza y sin ventilación, llegando estas a superar los 37° con una dotación de más de 400 trabajadores de los cuales el 60% son mujeres. En carteros sucede lo mismo, a nivel de infraestructura hay comunas con salas en condiciones deplorables, con bicicletas antiguas y en mal estado, manejando grandes cargas de paquetería que en verano se traducen en insolación, descompensación de colegas y hasta casos de cáncer a la piel pues si no somos los trabajadores los que levantan la voz, la empresa no hace trabajar hasta los días donde los rayos UV traspasan la barrera segura y por ende el bloqueador es insuficiente. Trabajamos en cuarteles sobredimensionados con más de 2500 puntos de entrega. A esto se suma una nueva figura de contrato como “asistente operativo” que cumplen funciones de carteros, operadores y hasta jefes, una línea flexibilizadora que pretende abaratar costos, desclazando a quienes adquieran este contrato.

A su vez, anualmente la empresa funciona con cerca de 1.000 compañeros plazos fijo que rotan sistemáticamente, siendo sobreexplotados y tratados como trabajadores de segunda y hasta 3era categoria, principalmente nuestros colegas inmigrantes, haitianos en su gran mayoria. Lo que da cuenta que trabajadores no sobran, y que es más, nos permite cuestionar el por qué no reducir la jornada laboral con reparto de las horas de trabajo entre los desocupados y el paso a planta permanente de nuestros compañeros, sin rebajar nuestros salarios, sino, igualándolos a la canasta básica familiar. Todo esto mientras 167 cargos directivos que han llevado la empresa a enormes pérdidas se reparten millones mensualmente ¿cuánta plata estaría a disposición de aumentar nuestras condiciones laborales si suprimiéramos los sueldos millonarios de las gerencias que sólo se enriquecen saqueando el Correo? Con sus sueldos millonarios por ejemplo la planta CTP y todos sus trabajadores podriamos estar ganando mas de 450 mil pesos mensuales, sin necesidad de reventarnos el cuerpo haciendo horas extras. Y en este mismo sentido, que el Estado se haga cargo, no sólo quedándose con las utilidades de la empresa mientras mantenemos un directorio privado lleno de privilegios, sino la completa estatitación y con esto inversión del Estado en la empresa, con una gestión por parte de nosotros, los mismos trabajadores, para asegurar que el Correo esté al servicio de los trabajadores y los usuarios.

Con unidad, organización y movilización los despidos ¡no pasarán!

La derecha se prepara para atacar a los trabajadores con la reforma laboral, que viene a reponer figuras como los grupos negociadores, flexibilizar el trabajo y mantener y profundizar el código laboral de la dictadura, intacto por todos los gobiernos de la ex Concertación y la Nueva Mayoría, así también, los empresarios se preparan para descargar los costos empresariales y las bajas financieras que generan sus millonarios salarios y ganancias en nuestros hombros. Lo que se quier hacer con nosotros en correos es parte de lo mismo.

Para frenar estos ataques necesitamos levantar una amplia unidad que parta de defender nuestros puestos de trabajo. La CUT anunció plegarse a la movilización del 8 de Marzo por el día de la mujer trabajadora y el anuncio de un paro para el 11 de Abril. Es fundamental que esta unidad nazca de la defensa de nuestros puestos de trabajo, pero que tenga al centro preparar el 8M con un paro efectivo con las mujeres al frente y en unidad con nuestros compañeros, para enfrentar las reformas de la derecha y los empresarios, pero también, para mostrar fuerza ante la negociación colectiva que se nos aproxima, es por esto, que urge en salas y plantas votar esta política impulsando la unidad en la acción, es fundamental que este 8M no sólo hayan declaraciones, necesitamos unidad desde las bases y que la CUT con sus direcciones, todos de la ex Nueva Mayoría, no se contenten testimonialmente, pues hay que organizarnos para enfrentar a los empresarios, ese es el camino que deben seguir los dirigentes agrupados en la FETRACORTEL, quienes son parte de los partidos politicos como el PC y el PS, los mismos que hoy estan en su discurso publico diciendo que hay que defender nuestros trabajos, y ya sabemos, pues si las palabras no se llevan a la practica, « se las lleva el viento», por lo mismo, estar contra los despidos es defendernos del ataque, no queremos que, al igual que los dirigentes del sindicato de ENAP, los dirigentes de nuestros sindicatos busquen “incidir en las listas de despedidos”, sino frenarlos y enfrentarlos. Los despidos ya están comenzando, en profesores con cerca de 500 trabajadores, en ENAP con más de 300, en la minería con más de 100 de planta y aún más subcontratados en Angloamerican, a nosotros en el Correo ya nos comenzaron a colar “uno que otro” por el artículo 161, es necesario levantar una coordinación que nos fortalezca para, siguiendo el ejemplo de los trabajadores de Antofagasta en FCAB, que enfrentaron a Lukcsic, peliemos contra éstos y por la reincorporación con movilizaciones, que es lo que tienen que impulsar las centrales y federaciones sindicales.

Los empresarios quieren seguir ganando millones, y por ello, no les importa jugar con nuestras vidas y las de nuestras familia, es importante decir fuerte ¡Nuestras vidas valen más que sus ganancias!

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá