www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario

Jueves 18 de Julio de 2019

Twitter Faceboock

EDUCACIÓN
Educación de Mercado: una herencia de la dictadura
Corresponsal Rancagua

El movimiento estudiantil ha sido históricamente una punta de lanza para denunciar y proponer cambios de raíz que solucionen las problemáticas sociales que vivimos. Hay que recordar y sacar lecciones de las luchas dadas por este movimiento.

Link: http://www.laizquierdadiario.cl/Educacion-de-Mercado-una-herencia-de-la-dictadura

La dictadura, una pausa en la historia de generaciones de lucha y organización

El golpe de estado llevado a cabo por las fuerzas armadas en septiembre de 1973 marcó un antes y un después en la historia de Chile. No tan solo terminó con la democracia representativa y el gobierno de la unidad popular, sino que también con toda una tradición de organización propia de trabajadores y estudiantes cuya tradición se venía construyendo desde principios del siglo XX.

El nivel de organización mostrado por las organizaciones estudiantiles desde comienzos de siglo XX y las luchas ganadas a través de movilizaciones durante este tiempo en sus históricas demandas como la elección de rectores y autoridades universitarias, el que tuvieran decisión sobre la orientación de las investigaciones y docencias por parte de estudiantes, el paso a planta y tiempo completo de profesores, entre otras, ha demostrado, en términos fenomenológicos, como la consciencia revolucionaria ha ganado espacio en las distintas áreas ya mencionadas.

Junto a la detención política de miles de dirigentes de izquierda, cuya mayoría eran trabajadores, y que no solo quedó en eso, sino que además se suma la tortura, el asesinato y la desaparición de muchos de esos trabajadores, campesinos, mujeres y estudiantes a lo largo y ancho de todo el país. En los años venideros se siguió con la misma política, con más desapariciones y torturas de personas que estuviesen en contra de la dictadura militar, llevando a cabo miles de violaciones a los derechos humanos en manos de la DINA, las fuerzas armadas y carabineros.

Así como hoy vemos la intervención del imperialismo de USA contra el gobierno de Nicolás Maduro y el pueblo venezolano. Como en el Chile del 73 fue ese mismo intervencionismo el que sumado a ladesconfianza del gobierno de la UP hacia la organización independiente de trabajadores la que terminó sepultando a generaciones de lucha y organización.

Instauración del modelo neoliberal

A los pocos años, ya instaurada la dictadura militar, se dio comienzo a la transformación estructural de las organizaciones de trabajadores y estudiantes, como lo señala uno de los principales ideólogos de la dictadura, Jaime Guzmán: <> (cita extraída del documental francés Orden, Trabajo y Obediencia). Una de las medidas pensada por los Chicago Boys y llevadas a cabo es la despolitización dentro de los sindicatos y universidades, con el fin de “desintoxicar” a la sociedad chilena y formar un nuevo país con bases en el neoliberalismo.

Dentro del modelo educacional se dio la misma lógica de despolitización. Además de terminar con la gratuidad en la educación superior se desarticularon los centros de estudiantes y federaciones universitarias, censurando a todo aquel que demostrara un pensamiento crítico o interés en la política, dictaminando que la universidad es solo para ir a estudiar lo que concierne a la carrera y no preocupándose de cuestiones políticas.

Vale decir, que la política que impuso la dictadura produjo que el movimiento estudiantil, que hasta ese momento eran un factor importante dentro del escenario de la política nacional, así como históricamente lo ha sido a nivel mundial, como lo fue durante las jornadas del mayo francés o yéndonos más en el presente con las movilizaciones del 2011 por la demanda de educación gratuita universal, pero que debido a la responsabilidad política que jugaron las direcciones en ese momento desviando la lucha rebajando las demandas, terminó solo con el otorgamiento de becas en el gobierno de Bachelet.

Educación como industria, una herencia de la dictadura

Hoy en día podemos dar cuenta de que las acciones tomadas por parte de las autoridades en contra de profesores y alumnos de colegios, liceos y universidades mantiene las bases del modelo represor y persecutor impuesto por la dictadura. Tal como el caso del despido injustificado de parte del rector de la UOH en contra de las profesoras Vania Figueroa y Karina Bravo, a quienes se les sanciono con su no renovación de contrato tras participar abiertamente en las discusiones que se generaron tras el mayo feminista e interponer una denuncia por acoso laboral contra su jefatura, que es de ejemplo de aleccionamiento para el resto de la comunidad educativa. O el caso de la amenaza de despido de la profesora de teatro Verónica Zapata en San Miguel por hacer una jornada reflexiva, o los más de 500 despidos en la educación. Estas no son medidas que se les haya ocurrido a las actuales autoridades y empleadores, sino que están cimentadas sobre un modelo impuesto en dictadura y que es el resultado del plan pensado por el imperialismo <> en conjunto con la burguesía nacional para terminar con la organización propia de estudiantes y trabajadores, a la cual tanto temen, pero que intentan ocultar bajo esa imponente fachada en realidad reina el pánico.

Actualmente vemos como el gobierno de Piñera intenta reafirmar este modelo, infringiendo una serie de ataques contra estudiantes y profesores como la aprobada ley de “Aula Segura”, que lo único que vienen a hacer es reprimir y censurar a todos quienes se manifiestan y luchan por sus derechos, otorgándole facultades a los pacos para ingresar a los lugares de estudios a golpear y reprimir estudiantes. O la contradictoria ley de "Admisión Justa”, que pretende terminar con la segregación, pero que en realidad solo pretende profundizar el acceso restringido a los liceos y colegios de alta exigencia o que cuenta con proyectos educativos especiales. Además, sumar a esto la precaria realidad de profesores que trabajan “a contrata”, es decir, todos los años en diciembre les avisan si se les renovara el contrato, dejándolos en la incertidumbre si vuelven a trabajar o no en marzo.

Como terminar con la crisis del actual sistema

El movimiento estudiantil ha sido históricamente una punta de lanza para denunciar y proponer cambios de raíz que solucionen las problemáticas sociales que vivimos. Hay que recordar y sacar lecciones de las luchas dadas por este movimiento en la historia, como el mayo Frances del 68´ en donde miles de estudiantes en alianza con trabajadores salieron a las calles a protestar contra el imperialismo yanqui en Vietnam, contra el racismo, apoyando el ascenso obrero y popular contra el stalinismo en Checoslovaquia y que terminó con la huelga general mas grande de la historia de Francia.

Por eso no es tan solo importante, sino que urgentemente necesario recuperar estos espacios para discutir política en las universidades, el plantearse que rol tendrán los estudiantes en cuestiones como la reincorporación de las profesoras despedidas y los cientos de casos en todo el país, o un gobierno universitario bajo sus propios intereses y necesidades. Como enfrentar al gobierno de Piñera y sus ataques a los más precarizados y la avanzada de la derecha en Latinoamérica que viene a poner condiciones aún más miserables a los millones que hoy en día somos la mayoría y estamos pagando los platos rotos de su enfermo sistema. Pues "la universidad es la caja de resonancia de las contradicciones de la sociedad”, desde donde se pueden generar cambios de conciencia hacia el resto de la sociedad.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá