www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario

Domingo 26 de Mayo de 2019

Twitter Faceboock

TRANSANTIAGO
Un insulto: 550 millones costó cambiarle el nombre al Transantiago
Felipe Flores | Egresado de Derecho

Durante la mañana de este martes, el Gobierno presentó la “Red Metropolitana de Movilidad”, nuevo nombre que tendrá el sistema de transporte público capitalino, cuyo costo de licitación fue de 550 millones. ¿Quiénes lo financian?

Link: http://www.laizquierdadiario.cl/Un-insulto-550-millones-costo-cambiarle-el-nombre-al-Transantiago

Esta mañana Piñera hizo la presentación oficial de “Red”, el nuevo nombre que busca “cambiar de raíz y para mejor” el sistema de transporte público “no solo para la capital sino para todas las regiones de Chile”.

Según sus palabras, con este nuevo nombre, se deja gradualmente atrás el nombre del Transantiago, el cual “fue una mala política pública, y eso todos lo sabemos”, y se da la bienvenida a los buses eléctricos y ecológicos Euro VI que cuentan con aire acondicionado, con Wifi, con puertos USB para carga de celulares, con asientos más cómodos y con accesibilidad adecuada.

Según indico, esta modificación se enmarca con la construcción de las futuras líneas 7,8 y 9 del Metro, junto con las extensiones de las líneas 2,3, 4 y 6, además de los proyectos de trenes de cercanías como Melipilla, Batuco y el refuerzo de sistemas como el Biotren de Concepción.

La licitación: negocio redondo y cambios cosméticos

Para llevar a cabo este cambio de imagen, el gobierno contrató a través de Chilecompra, la asesoría comunicacional de la empresa Dittborn y Unzueta, por un total de $ 550 millones para el pago de una “asesoría creativa de alto impacto para campañas comunicacionales de un nuevo estándar de servicio en el transporte público metropolitano”. En este monto, se incluye el gasto anual para informar a los usuarios sobre los cambios. Así mismo, la gestión por el cambio de nombre costó $48 millones.

Además, Piñera explicó que ahora las empresas solo se dedicarán a la gestión de los buses y los territorios que se les han sido concesionados, mientras que el Estado se va a preocupar de dar los estacionamientos y los paraderos. Las empresas tendrán además contratos más cortos, por tanto, si existen problemas con alguna en particular se podrán tomar medidas al respecto y licitar con otra empresa.

Señaló, “Ya tenemos 100 buses eléctricos ya funcionando, pronto tendremos 100 más, y los actuales 450 buses ecológicos… Van a llegar gradualmente más buses eléctricos, y creemos que cuando termine el mandato un 70% de la flota actual va a ser totalmente nueva (…) por tanto este proyecto ya está en marcha”.

Además, indicó que se integrarán nuevos paraderos inteligentes, los que contarán con mejor iluminación e información digital para el usuario, nueva infraestructura con paraderos inteligentes, con mejor iluminación, torniquetes e información digital en línea para el usuario.

En cuanto a los medios de pago, en el segundo trimestre se lanzará la nueva aplicación para teléfonos Red, que integrará las operaciones de todos los medios de trasportes del sistema. Este servicio estará acompañada de una página web, la cual ofrecerá información en línea sobre la llegada de los buses. Además, también ser permitirá pagar con teléfono celular mediante código QR y con tarjetas de crédito, además de tarjetas semanales.

Un cuantioso negocio a costa de un derecho de miles

De la misma forma que el gobierno entrega la administración y explotación de los puertos a empresarios nacionales e internacionales, por ejemplo, también el Transantiago (ahora “Red”) opera a través de licitaciones públicas hacia entidades privadas, lo que lo ubica al Estado en una evidente situación de desmedro contra las empresas en cuanto a la forma de brindar un servicio que podría estar al servicio de miles de trabajadores y estudiantes.

El Estado gasta una fortuna en subsidiar a las empresas privadas del transporte público cada año, más ahora con esta “nueva imagen”. Además, con la última alza de los pasajes, las personas deben costearlo con $800; un claro descaro considerando que el sueldo mínimo de un trabajador o trabajadora alcanza con suerte los $300 mil, por tanto, esta situación se vuelve un completo dolor de cabeza para miles de familias trabajadoras.

Nuestro transporte público es una expresión más del funcionamiento capitalista y neoliberal de la economía chilena, donde el Estado le garantiza a una empresa privada ganancias seguras y sistemáticas. Tanto a través del pago de pasajes, como con el financiamiento de licitaciones a estos. Pagamos doblemente por un servicio que se encuentra en función de los intereses de algunos que a costa de nuestras vidas enriquecen la suya.

El transporte público: un derecho básico que debería ser gratuito y asegurado por el Estado

Esta nueva política de cambio de nombre del sistema público, así como también lo fue la pasada alza del pasaje, es un golpe más a la calidad de vida de los sectores más precarizados, pues además de soportar extensas jornadas de trabajo en donde el sueldo mínimo no alcanza a cubrir los gastos de una vivienda, educación y salud dignas, hacen del transporte público un negocio que no todos pueden costear.

Es por esto que, frente a estos cosméticos cambios y las reiteradas alzas, necesitamos urgentemente acabar con el sistema de contratos o licitaciones entre el Estado y las empresas privadas, para que nuestro derecho al transporte público no dependa de las ganancias de los capitalistas. Muy por el contrario, necesitamos un servicio de transporte público garantizado por el Estado, financiado por los recursos naturales y administrado por las y los trabajadores que transportan de un lugar a otro a sus hermanos de clase.

Para lograr este gran objetivo, se necesita un plan de lucha que abarque estas demandas. Lucha que hoy puede darse, sobre todo en momentos en donde son cada vez más los sectores de la clase obrera - como demostró el pasado 8M en todo el país - que se levantan en pliegos de demanda sin tregua contra las ganancias de empresarios y privados. Un plan de lucha que además una las diferentes peleas y exigencias para golpear unidos la arremetida de este gobierno de derecha que solo se encarga de gestionar la ganancia de los capitalistas en desmedro de los trabajadores.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá