www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
17 de diciembre de 2019 Twitter Faceboock

ZONA SUR DEL CONURBANO BONAERENSE
Revueltas y rebeliones populares, conclusiones y desafíos: charla con Christian Castillo en el club obrero de Monte Grande
Gabriela Boyadjian | @gabyrub_

Fotos: Enfoque Rojo

Como parte de un ciclo de actividades en el club obrero de Monte Grande, trabajadores y jóvenes fueron parte de una charla con el dirigente del PTS-FIT, en el marco la situación convulsionada que viven algunos países de Latinoamérica y de Europa.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Revueltas-y-rebeliones-populares-conclusiones-y-desafios-charla-con-Christian-Castillo-en-el-club

El pasado sábado se inauguró la temporada de verano en el Club Obrero de Monte Grande, un espacio destinado a generar instancias de organización, coordinación y a la vez de recreación para los trabajadores, las mujeres y la juventud de la zona sur de conurbano bonaerense. La jornada que arrancó desde temprano con un espectacular día de pileta, tuvo su momento más alto durante la charla con el excandidato a gobernador bonaerense Christian Castillo, diputado de la PBA (MC) por el PTS-FIT, como parte de un ciclo de actividades iniciado el pasado jueves con un debate con protagonistas de la rebelión chilena sobre las perspectivas de América Latina. Esta vez, la charla estuvo centrada en extraer conclusiones y marcar los desafíos que se presentan, a partir de algunas reflexiones sobre la situación convulsionada que atraviesan distintas regiones del mundo, particularmente en Francia y algunos países de América.

Ante una audiencia compuesta mayormente por trabajadores aeronáuticos, ferroviarios, metalúrgicos, petroleros, docentes junto a estudiantes de las universidades del conurbano, terciarios y secundarios, Christian Castillo, abrió su intervención: "Estamos en un momento en que tienden a darse movilizaciones y protestas, rebeliones populares, con un nivel de generalización comparable en su extensión geográfica, no al grado de intensidad, a lo visto entre fines de los años sesenta y principios de los setenta como el Mayo Francés, las movilizaciones contra la guerra de Vietnam, el Cordobazo en Argentina”. A fines de los ochenta con el inicio del neoliberalismo, se frena de algún modo lo que había sido el último gran desafío de la clase trabajadora al dominio del capital y no vimos un ciclo internacional que haya tenido la extensión geográfica del actual en cuanto a nivel de protestas populares, ”sí tuvimos varios ciclos regionales a comienzos de los noventa, con movilizaciones que llevaron a una caída en dominó de los regímenes estalinistas, llegando incluso hasta la propia Unión Soviética. Pero que, iniciados como protestas populares, terminan siendo canalizadas por las fuerzas que empujaron la restauración capitalista”.

Ahora la extensión de las revueltas y masivas protestas van desde Hong Kong, también el medio oriente, como el centro de África, algunos países de continente americano como Puerto Rico, Honduras, Venezuela, Colombia, Chile, el golpe de estado en Bolivia, además de países imperialistas “como el caso europeo donde por un lado están las luchas que se vienen dando en Cataluña por la autodeterminación nacional, contra el imperialismo monárquico español y en Francia con los Chalecos Amarillos inicialmente, hasta el ciclo actual de la huelga general en curso. Proceso que tiene una peculiaridad, dentro de este ciclo de revueltas y rebeliones populares, centrada en la acción de la clase obrera con muchísima tradición de lucha y la más importante de Europa, en un sentido, con gran capacidad de movilización y carácter explosivo. Además, es uno de los países que históricamente marca el tono de la lucha de clases internacional y una victoria del proletariado francés contra el plan de las pensiones tendría inevitables repercusiones internacionales, además de golpear a un gobierno neoliberal mimado”.

Podés leer: La actualidad de El Estado y la revolución de Lenin

Ahora bien, para entender este escenario de tensiones convulsiones tendencias a rebeliones populares que se dan al mismo tiempo en países con distintas situaciones políticas, hay un aspecto a tener en cuenta y es que, “aunque ya van 11 años de la crisis del año 2008, que puso al borde de la quiebra a toda la economía mundial, dejó tendencias a la crisis muy profunda y tendencias a estancamientos económicos, crecimiento limitado, caídas, y sobre todo incrementó enormemente las disputas entre las potencias que hoy se expresa con más claridad en las guerras comerciales entre Estados Unidos y China y también en las disputas entre Estados Unidos y sus viejos aliados de La Unión Europea”, planteaba Castillo.

Otra de las cuestiones importantes que abordó sobre el ciclo de rebeliones y revueltas actual tiene que ver con las contratendencias, "porque en realidad sería falso ver que toda América Latina va teniendo un crecimiento progresivo hacia la izquierda, sino lo que en realidad hay, es polarización. Hay un golpe de las masas con mayor intervención en la lucha de clases, pero a la vez hay golpes reaccionarios también, como Bolsonaro en Brasil, el país más importante del continente donde ha logrado meter una serie de reformas antiobreras, previsional y laboral, con protestas muy limitadas" Por otro lado, las expectativas del PT de hacer "la gran Alberto Fernández", es decir, esperar que el gobierno de Bolsonaro se desgaste y "después volver para ganarle las elecciones, expectativa que está alimentada por la liberación de Lula pero no se sabe que puede pasar. Por ejemplo, en Argentina hubo un hecho de la lucha de clases, las jornadas de grandes movilizaciones que frenaron el avance de la votación de la Reforma Laboral pero que tuvo una victoria pírrica con la Previsional, que golpeó Macri; sin embargo no hemos visto algo parecido en Brasil". Otro hecho que también tiene final abierto mencionaba el charlista, "es el golpe de Estado en Bolivia dónde es muy probable que la decisión de llevarlo adelante la hayan tomado como contratendencia a las movilizaciones en Ecuador y en Chile".

Conclusiones y desafíos

Teniendo en cuenta que son procesos abiertos, que no tienen una definición en lo inmediato, de los acontecimientos de la lucha de clases en curso se pueden extraer algunas conclusiones generales. En primer lugar, afirmaba Christian Castillo: “la relación de fuerza se define en la lucha de calles, en las acciones de masas en las calles porque define el escenario de los posibles ya que, mediante un proceso electoral se da dentro de cierto consenso burgués. Y, en este sentido, el escenario de los posibles en Chile, en Colombia, en Ecuador, lo está cambiando la lucha de calles”. Por supuesto, también las acciones de fuerza de la derecha cambian el escenario de los posibles, por ejemplo, imponer un golpe.

Como segundo punto, una crítica a las fuerzas reformistas, que se proponen la gestión del capital en lugar de la eliminación del capitalismo (…) Y como tercera cuestión, si algo ha caracterizado a este ciclo de rebeliones con la excepción de lo que estamos viendo en Francia, "es que la clase trabajadora no estado en el centro de esos procesos, no son el núcleo organizador de las protestas. Y eso es una diferencia muy importante con el ciclo de 68 y comienzo de los 70 donde el proletariado estaba en el centro, como en el Cordobazo argentino, el Mayo francés, el ciclo del otoño caliente italiano con los estudiantes y el movimiento obrero como grandes protagonistas. Incluso, el proceso revolucionario abierto de Portugal en el año 74 con el surgimiento de algo parecido a consejos obreros, los consejos de vecinos que surgían asambleas populares, en 1974".

Otra lección a la que se refirió "es que la burguesía aprendió, en parte, de la crisis de fin de siglo y comienzo de este que hay que sostener lo más que se pueda a sus gobiernos, como lo han sostenido Piñera, a Lenin Moreno, a Duque, así tengan poco apoyo de las masas. Tratan de ver cómo contenerlas, largar lo menos que pueden de concesiones". En este aspecto retomó la importancia del "poder social que tiene la clase obrera que con la ocupación de posiciones estratégicas que afecten el poder del capital en su núcleo, puede jugar un rol decisivo para quebrar el dominio capitalista y quebrar a los gobiernos y su voluntad de resistencia o de resistir".

La importancia de la centralidad de la clase obrera en estos momentos de lucha de clases agudos está ligada a otro punto muy importante que es el internacionalismo “estos vasos comunicantes muestran la importancia de actuar internacionalmente, de tener una misma estrategia internacional. Y esto es así porque la burguesía actúa internacionalmente, el reformismo actúa internacionalmente, entonces los revolucionarios también tenemos que actuar internacionalmente tanto en la solidaridad práctica como los debates sobre con qué estrategia triunfar”.

Por otro lado, hay un necesario debate de estrategia, no sólo con el reformismo sino también "con la ilusión de que tirando piedras se puede derrotar a un gobierno o al régimen. Desde los procesos que se dieron en el año 1979 en Nicaragua, cuando cae Somoza o en Irán cuando tiran al Sha y queda el poder en manos de los Ayatolás (aclaremos que no fueron revoluciones socialistas), desde entonces no hemos visto que el poder de un estado sea quebrado por la acción de masas". En este sentido, es importante pensar si en este ciclo abierto de rebeliones, puedan transformarse en revolución, y no en cualquier revolución, sino en una que pueda a barrer al capitalismo, porque otra de las conclusiones a tener muy en cuenta es que la transformación social quebrando el poder de fuego del propio estado burgués e imponer otra forma de estado que surja en la lucha en la auto-organización, en la coordinación y organización de las masas y en su propia autodefensa". 

Se necesita una organización política revolucionaria que pueda ganar el liderazgo del movimiento de masas, allí ponemos nuestros esfuerzos junto con apoyar las luchas, enfrentar las represiones, campañas de solidaridad internacional. Si no logramos construir una dirección revolucionaria no vamos a triunfar.

Por último, Christian Castillo, recalcó el enorme peso que ganaron todos los sitios de la Red Internacional de La Izquierda Diario en estos conflictos: "como vocera de los movimientos, La Izquierda Diario en Chile y en Bolivia, Revolución Permanente en Francia se han convertido en verdaderos medios alternativos. Nosotros tenemos el desafío también transformarlo en un gran multimedio de la izquierda internacional en nuestro país y a nivel mundial donde podamos enfrentar a los medios de prensa burguesa y también como forma de construcción que favorezca el desarrollo de una fuerza revolucionaria. Tenemos, entonces, un enorme desafío".

Como parte de la Red de Internacional de La Izquierda Diario, exigimos el desprocesamiento del dirigente de izquierda chileno Dauno Tótoro y de Carlos Cornejo, corresponsal de este diario en Bolivia

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
contacto@laizquierdadiario.com
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá