Mundo Obrero

A 4 AÑOS DE LA MUERTE DE JP JIMÉNEZ

2017: el año de la unidad entre estudiantes, mujeres y trabajadores

En unos días se cumplen 4 años del asesinato de Juan Pablo Jiménez. ¿Cuál es el desafío que tenemos planteado las y los estudiantes?

Yamila Martínez Urrutia

Estudiante de Básica en el Pedagógico y militante de Pan y Rosas.

Sábado 18 de febrero de 2017 | 09:20

Estamos en el segundo mes del año 2017, y los trabajadores de distintos sectores se vienen movilizando. En la región de Antofagasta, la huelga minera Escondida ha generado solidaridad internacional de parte de otros trabajadores, siendo esta la mina a tajo abierto más grande del mundo; mientras tanto, las y los trabajadores de las empresas Molyb y Molynor llevan una semana y 31 días en huelga, respectivamente, enfrentándose a la intransigencia de sus patrones.

Luego de un 2016 que estuvo marcado por las movilizaciones de mujeres, trabajadores y estudiantes. Fueron miles las trabajadoras y los trabajadores, y sus familias, quienes salieron a las calles a exigir un nuevo sistema de pensiones. Así también, el grito de Ni Una Menos que movilizó a mujeres en todo Chile por acabar con la violencia machista.

Este 21 de febrero se cumplen 4 años del asesinato de Juan Pablo Jiménez, dirigente sindical de Azeta, empresa subcontratada por Chilectra, a manos de una supuesta "bala loca". Coincidentemente, luego de la batalla que Juan Pablo venía dando por mejores condiciones laborales y en contra del subcontrato.

Ad portas de esta conmemoración, las y los estudiantes tenemos mucho que decir. La reforma laboral de Bachelet no pretende cambiar el sistema de subcontratación, principal método de precarización a las y los trabajadores que se mantiene desde la dictadura. La lucha de Juan Pablo sigue en pie.

El movimiento estudiantil ha sacado una clara lección estos últimos años: para conquistar nuestras demandas, debemos hacerlo de la manos de los trabajadores y los demás sectores oprimidos, como las mujeres.

Así como el 2016 estuvimos codo a codo junto a los funcionarios de nuestras universidades que se movilizaron por un reajuste digno, este año la unidad debe ser lo principal, apoyando y tomando en nuestras manos las demandas de otros sectores.

Tenemos planteada la tarea histórica de acabar con toda la herencia de la dictadura.

Conquistar una educación que sea gratuita pata todas y todos; acabar con la violencia machista el sistema de AFPs; terminar de una vez con el subcontrato y la precarización laboral. Por eso necesitamos construir una alternativa anticapitalista, que sea de las mujeres, la juventud y los trabajadores, y que se plantee transformar este sistema que nos explota y oprime.






Temas relacionados

Mujer trabajadora   /   Unidad obrero estudiantil   /   Mujeres   /   Educación   /   Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO